Pobreza en América se mantiene

Un informe de la Cepal publicado ayer reveló que 62 millones de latinoamericanos viven en pobreza extrema y que pocos países han logrado disminuir estas cifras en dos años.

La pobreza afecta a 184 millones de latinoamericanos, de los cuales 62 millones, equivalentes al 10,2 por ciento de la población, están en pobreza extrema, informó ayer en Santiago de Chile la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal.


En su informe “Panorama Social de América Latina 2018”, con datos de diciembre del año anterior, la Cepal dijo que la proporción de pobres, 30,2 por ciento, se mantuvo estable en 2017, pero que las personas en extrema pobreza continuaron aumentando, prolongándose una tendencia desde 2015.


El 10,2 por ciento de latinoamericanos viviendo en pobreza extrema es el porcentaje más alto registrado desde 2008, advirtió el organismo de Naciones Unidas, que en un informe publicado en febrero de 2018 estimó en 632 millones de habitantes la población de América Latina y en 645,5 millones con la inclusión del Caribe.


La Cepal proyecta que la pobreza bajó al 29,6 por ciento de la población, equivalente a 182 millones de personas, a fines de 2018, aunque la pobreza extrema se mantiene en el 10,2 por ciento de la población, pero con un total de 63 millones de personas, un millón más que en 2017.


“La región logró importantes avances entre la década pasada y mediados de la presente, desde 2015 se registran retrocesos en materia de pobreza extrema”, advirtió durante la presentación del informe Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.


Aseguró que los países que más redujeron la pobreza entre 2015 y 2017 fueron Chile, desde el 13,7 al 10,7 por ciEnto; Argentina, del 21,5 al 18,7 por ceinto, El Salvador, desde el 42,6 al 37,8 por ciento, y Paraguay, desde el 23,4 al 21,6 por ciento.


Aumentó en Brasil, del 18,8 al 19,9 por ciento, según el informe.
Según el texto, las mayores reducciones de la pobreza van en paralelo con un aumento de los ingresos laborales de los hogares de menores recursos en Chile, El Salvador y República Dominicana, mientras en Costa Rica, Panamá y Uruguay el principal factor fueron las pensiones y transferencias recibidas por los hogares de menores recursos económicos. (I)

Pobreza en América se mantiene

Un informe de la Cepal publicado ayer reveló que 62 millones de latinoamericanos viven en pobreza extrema y que pocos países han logrado disminuir estas cifras en dos años.

La pobreza afecta a 184 millones de latinoamericanos, de los cuales 62 millones, equivalentes al 10,2 por ciento de la población, están en pobreza extrema, informó ayer en Santiago de Chile la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal.


En su informe “Panorama Social de América Latina 2018”, con datos de diciembre del año anterior, la Cepal dijo que la proporción de pobres, 30,2 por ciento, se mantuvo estable en 2017, pero que las personas en extrema pobreza continuaron aumentando, prolongándose una tendencia desde 2015.


El 10,2 por ciento de latinoamericanos viviendo en pobreza extrema es el porcentaje más alto registrado desde 2008, advirtió el organismo de Naciones Unidas, que en un informe publicado en febrero de 2018 estimó en 632 millones de habitantes la población de América Latina y en 645,5 millones con la inclusión del Caribe.


La Cepal proyecta que la pobreza bajó al 29,6 por ciento de la población, equivalente a 182 millones de personas, a fines de 2018, aunque la pobreza extrema se mantiene en el 10,2 por ciento de la población, pero con un total de 63 millones de personas, un millón más que en 2017.


“La región logró importantes avances entre la década pasada y mediados de la presente, desde 2015 se registran retrocesos en materia de pobreza extrema”, advirtió durante la presentación del informe Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.


Aseguró que los países que más redujeron la pobreza entre 2015 y 2017 fueron Chile, desde el 13,7 al 10,7 por ciEnto; Argentina, del 21,5 al 18,7 por ceinto, El Salvador, desde el 42,6 al 37,8 por ciento, y Paraguay, desde el 23,4 al 21,6 por ciento.


Aumentó en Brasil, del 18,8 al 19,9 por ciento, según el informe.
Según el texto, las mayores reducciones de la pobreza van en paralelo con un aumento de los ingresos laborales de los hogares de menores recursos en Chile, El Salvador y República Dominicana, mientras en Costa Rica, Panamá y Uruguay el principal factor fueron las pensiones y transferencias recibidas por los hogares de menores recursos económicos. (I)

Botón