Lucha por la gasolina en México provoca explosión de ducto

Expertos forenses trabajan en el sitio donde 67 personas han muerto al estallar una toma clandestina de gasolina de Petróleos Mexicanos, Pemex.
FOTO: EFE

La explosión de una toma clandestina en México ya suma 67 muertos y 75 heridos siendo una de las peores tragedias en décadas y reflejando el problema del robo de hidrocarburos, que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha prometido seguir combatiendo.

Aunque duela mucho, tenemos que seguir con el plan de acabar con el robo de combustible y con estás prácticas. No vamos a detenernos”, dijo el mandatario en una rueda de prensa.

El viernes, un grupo de pobladores del municipio de Tlahuelilpan reventó un ducto de hidrocarburo y empezó a sustraer, de una forma muy rudimentaria, la gasolina.

Tras unas dos horas y pese a la presencia del Ejército que poco pudo hacer para controlar la tunda de centenares de personas que se acercaron a recoger gasolina, la explosión arrebató la vida de varias personas. El fuego tardó varias horas en extinguirse por completo y las imágenes del momento eran desgarradoras; gente con graves quemaduras pidiendo ayuda o deambulando sin apenas ropa, consumida por las llamadas. (I)

DESTACADO
Esta tragedia acontece en medio de la lucha contra el robo de gasolina, que muchos tildan como la “gran crisis de López Obrador”.

Lucha por la gasolina en México provoca explosión de ducto

Expertos forenses trabajan en el sitio donde 67 personas han muerto al estallar una toma clandestina de gasolina de Petróleos Mexicanos, Pemex.
FOTO: EFE

La explosión de una toma clandestina en México ya suma 67 muertos y 75 heridos siendo una de las peores tragedias en décadas y reflejando el problema del robo de hidrocarburos, que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha prometido seguir combatiendo.

Aunque duela mucho, tenemos que seguir con el plan de acabar con el robo de combustible y con estás prácticas. No vamos a detenernos”, dijo el mandatario en una rueda de prensa.

El viernes, un grupo de pobladores del municipio de Tlahuelilpan reventó un ducto de hidrocarburo y empezó a sustraer, de una forma muy rudimentaria, la gasolina.

Tras unas dos horas y pese a la presencia del Ejército que poco pudo hacer para controlar la tunda de centenares de personas que se acercaron a recoger gasolina, la explosión arrebató la vida de varias personas. El fuego tardó varias horas en extinguirse por completo y las imágenes del momento eran desgarradoras; gente con graves quemaduras pidiendo ayuda o deambulando sin apenas ropa, consumida por las llamadas. (I)

DESTACADO
Esta tragedia acontece en medio de la lucha contra el robo de gasolina, que muchos tildan como la “gran crisis de López Obrador”.

Botón