Fujimori hospitalizado y bajo custodia policial

Alberto Fujimori publicó ayer un video en Twitter pidiendo que no le regresen a la cárcel ya que su corazón no resistirá
FOTO: cortesía Redacción El Telégrafo / EFE [email protected]

Los hijos del exmandatario anunciaron que recurrirán a la vía judicial para restituir el indulto, al considerar que un juez no puede anular una decisión presidencial.  A su padre le queda por cumplir 14 años de pena.


El expresidente peruano Alberto Fujimori quedó ayer bajo custodia policial en una clínica de Lima donde fue ingresado por una “descompensación” tras la anulación de su indulto la noche del pasado miércoles, informó el ministro del Interior, Mauro Medina.


“Ya está en condición de detenido”, dijo el ministro  sobre la situación legal de Fujimori, de 80 años, quien había sido indultado en diciembre pasado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski y liberado de prisión, donde cumplía una sentencia de 25 años por crímenes contra la humanidad y corrupción. Kuczynski afirmó ayer que no se arrepiente de haber entregado el indulto en diciembre del año pasado, acción que le permitió a Fujimori estar en libertad durante 10 meses.


El ministro señaló que “sólo se espera su alta de la clínica para ser conducido al establecimiento que disponga el Instituto Nacional Penitenciario”.
Un Fujimori demacrado y con la voz entrecortada, publicó un video en Twitter para señalar que si regresa a prisión su corazón “no lo va a soportar”.
“Quiero pedirle al presidente de la República y a los miembros del Poder Judicial una sola cosa: por favor, no me maten. Si regreso a prisión mi corazón no lo va a soportar. Está demasiado débil para volver a pasar por lo mismo”, expresó.


Keiko y Kenji, hijos y herederos políticos de Fujimori, visitaron a su padre en la Clínica Centenario Peruano Japonesa y coincidieron en recurrir por la vía judicial el fallo para restituir el indulto al considerar que un juez no puede anular una decisión presidencial.
A Alberto Fujimori le queda por cumplir en prisión 14 años de pena, por lo que la terminaría su sentencia a los 94 años de edad. (I)

Fujimori hospitalizado y bajo custodia policial

Alberto Fujimori publicó ayer un video en Twitter pidiendo que no le regresen a la cárcel ya que su corazón no resistirá
FOTO: cortesía Redacción El Telégrafo / EFE [email protected]

Los hijos del exmandatario anunciaron que recurrirán a la vía judicial para restituir el indulto, al considerar que un juez no puede anular una decisión presidencial.  A su padre le queda por cumplir 14 años de pena.


El expresidente peruano Alberto Fujimori quedó ayer bajo custodia policial en una clínica de Lima donde fue ingresado por una “descompensación” tras la anulación de su indulto la noche del pasado miércoles, informó el ministro del Interior, Mauro Medina.


“Ya está en condición de detenido”, dijo el ministro  sobre la situación legal de Fujimori, de 80 años, quien había sido indultado en diciembre pasado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski y liberado de prisión, donde cumplía una sentencia de 25 años por crímenes contra la humanidad y corrupción. Kuczynski afirmó ayer que no se arrepiente de haber entregado el indulto en diciembre del año pasado, acción que le permitió a Fujimori estar en libertad durante 10 meses.


El ministro señaló que “sólo se espera su alta de la clínica para ser conducido al establecimiento que disponga el Instituto Nacional Penitenciario”.
Un Fujimori demacrado y con la voz entrecortada, publicó un video en Twitter para señalar que si regresa a prisión su corazón “no lo va a soportar”.
“Quiero pedirle al presidente de la República y a los miembros del Poder Judicial una sola cosa: por favor, no me maten. Si regreso a prisión mi corazón no lo va a soportar. Está demasiado débil para volver a pasar por lo mismo”, expresó.


Keiko y Kenji, hijos y herederos políticos de Fujimori, visitaron a su padre en la Clínica Centenario Peruano Japonesa y coincidieron en recurrir por la vía judicial el fallo para restituir el indulto al considerar que un juez no puede anular una decisión presidencial.
A Alberto Fujimori le queda por cumplir en prisión 14 años de pena, por lo que la terminaría su sentencia a los 94 años de edad. (I)

Botón