Estado de excepción por el Cotopaxi

El presidente Rafael Correa, decretó ayer el estado de excepción por la actividad inusual del volcán Cotopaxi que ha emanado ceniza y flujos piroclásticos, por lo que se evacuaron de forma momentánea y preventiva zonas cercanas al coloso.
Habitantes evacúan la población de Santa Rita, en la provincia de Cotopaxi, al sector El Chasqui. EFE

"Declárese el estado de excepción en todo el territorio nacional para enfrentar el proceso eruptivo del volcán Cotopaxi", señala el decreto que dispone también "el empleo de la totalidad de los miembros de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional".


Ello para que, "a las órdenes del Ministerio de Defensa y del Ministerio Coordinador de Seguridad, utilicen todos los medios a su alcance para enfrentar esta emergencia", dice el decreto.


Agrega que se dispone al Ministerio de Finanzas "que pueda utilizar todos los fondos públicos destinados a otros fines para enfrentar la emergencia, con excepción de los correspondientes a salud y educación".


En el informe semanal de labores, Correa subrayó que el decreto le permitirá "sacar recursos de donde sea, excepto educación y salud, para atender una potencial emergencia, movilizar los recursos que sean necesarios, incluso privados: tomar un carro, un camión y llevarlo a Cotopaxi de ser necesario, transportar gente, etcétera".


El decreto añade que "se declara la movilización nacional en todo el territorio nacional, de conformidad con las órdenes que establezca el gabinete sectorial de seguridad, pudiendo suspender los derechos constitucionales a la inviolabilidad de domicilio, de tránsito, de reunión y de correspondencia".


Aclara que ello "exclusivamente en la medida y proporción necesarias para enfrentar la emergencia. Se prohíbe la suspensión de estos derechos para otros fines que no sean los aquí establecidos", recalcó el secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, al leer el decreto.

  Flujos piroclásticos


“La presencia de flujos piroclásticos en la zona occidental del volcán, pueden traer consigo la presencia de lahares y el derretimiento de la zona alta del glaciar del volcán”, dijo Mera.


En el documento se apunta que a "efectos de garantizar la seguridad ciudadana", se decreta "la censura previa en la información que respecto al proceso eruptivo del volcán Cotopaxi emitan los medios de comunicación social".


"La ciudadanía solo podrá informarse por los boletines oficiales que, al respecto, emita el Ministerio Coordinador de Seguridad quedando prohibida la difusión de información no autorizada", añade.


El estado de excepción "durará todo el tiempo que sea necesario para enfrentar el proceso eruptivo del volcán Cotopaxi, pero no podrá extenderse por más de 60 días", señala el decreto.


El Presidente pidió a la ciudadanía unidad y colaboración ante este "nuevo desafío, en este caso, por la fuerza de la naturaleza", dijo.


El ministro coordinador de Seguridad, César Navas, quien llamó a mantener la calma, indicó en su cuenta de Twitter que se mantiene la alerta amarilla. (I)
 

Quito, EFE.

Estado de excepción por el Cotopaxi

Habitantes evacúan la población de Santa Rita, en la provincia de Cotopaxi, al sector El Chasqui. EFE

"Declárese el estado de excepción en todo el territorio nacional para enfrentar el proceso eruptivo del volcán Cotopaxi", señala el decreto que dispone también "el empleo de la totalidad de los miembros de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional".


Ello para que, "a las órdenes del Ministerio de Defensa y del Ministerio Coordinador de Seguridad, utilicen todos los medios a su alcance para enfrentar esta emergencia", dice el decreto.


Agrega que se dispone al Ministerio de Finanzas "que pueda utilizar todos los fondos públicos destinados a otros fines para enfrentar la emergencia, con excepción de los correspondientes a salud y educación".


En el informe semanal de labores, Correa subrayó que el decreto le permitirá "sacar recursos de donde sea, excepto educación y salud, para atender una potencial emergencia, movilizar los recursos que sean necesarios, incluso privados: tomar un carro, un camión y llevarlo a Cotopaxi de ser necesario, transportar gente, etcétera".


El decreto añade que "se declara la movilización nacional en todo el territorio nacional, de conformidad con las órdenes que establezca el gabinete sectorial de seguridad, pudiendo suspender los derechos constitucionales a la inviolabilidad de domicilio, de tránsito, de reunión y de correspondencia".


Aclara que ello "exclusivamente en la medida y proporción necesarias para enfrentar la emergencia. Se prohíbe la suspensión de estos derechos para otros fines que no sean los aquí establecidos", recalcó el secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, al leer el decreto.

  Flujos piroclásticos


“La presencia de flujos piroclásticos en la zona occidental del volcán, pueden traer consigo la presencia de lahares y el derretimiento de la zona alta del glaciar del volcán”, dijo Mera.


En el documento se apunta que a "efectos de garantizar la seguridad ciudadana", se decreta "la censura previa en la información que respecto al proceso eruptivo del volcán Cotopaxi emitan los medios de comunicación social".


"La ciudadanía solo podrá informarse por los boletines oficiales que, al respecto, emita el Ministerio Coordinador de Seguridad quedando prohibida la difusión de información no autorizada", añade.


El estado de excepción "durará todo el tiempo que sea necesario para enfrentar el proceso eruptivo del volcán Cotopaxi, pero no podrá extenderse por más de 60 días", señala el decreto.


El Presidente pidió a la ciudadanía unidad y colaboración ante este "nuevo desafío, en este caso, por la fuerza de la naturaleza", dijo.


El ministro coordinador de Seguridad, César Navas, quien llamó a mantener la calma, indicó en su cuenta de Twitter que se mantiene la alerta amarilla. (I)
 

Quito, EFE.