La Escuela de Cadetes atacada es el alma mater de la Policía colombiana

FOTO: EFE

El atentado terrorista del jueves en Bogotá contra la Escuela de Cadetes de la Policía General Francisco de Paula Santander golpeó a una institución considerada emblemática en América Latina como centro académico para la formación de oficiales.

La escuela donde fue detonado un carro bomba con 80 kilos de pentolita que mató a 21 personas, incluido el atacante y dejó 68 heridos, ocupa un área de 715.335 metros cuadrados en Muzú, un populoso sector residencial y comercial en el sur de Bogotá.

La sede de la Escuela de Cadetes es un campus similar a los universitarios y de hecho el presidente de Colombia, Iván Duque, la definió como "un centro de estudios donde los jóvenes aprenden a proteger la vida, la honra y los bienes de todos".

La institución atacada, que lleva el nombre del prócer Francisco de Paula Santander, llamado "El hombre de las leyes" fue creada en 1938 durante el Gobierno del entonces presidente Alfonso López Pumarejo.

atentado colombia bogotá policía

Al crearla, el Gobierno quería contar con una institución educativa "para la formación y perfeccionamiento del personal de oficiales".

En la actualidad, la Escuela de Cadetes ofrece más de diez programas de pregrado y posgrado en nueve facultades que integran la formación académica con la policial.

Desde su fundación, más de 9.700 oficiales de Policía han culminado sus estudios en esta institución, entre ellos centenares procedentes de otros países latinoamericanos, como Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá y Perú.

De hecho, entre los fallecidos en el ataque de ayer está la cadete ecuatoriana Erika Chico Vallejo, mientras que Carolina Sanango y el panameño Kevin Madrid resultaron heridos pero están fuera de peligro, según las autoridades.

colombia atentado bogotá policía

En mayo de 2000, el Consejo Nacional de Acreditación y el Ministerio de Educación otorgaron a la Escuela de Cadetes el sello de "máxima calidad", con lo cual se convirtió en la primera institución educativa de la Policía en alcanzar ese nivel.

Por su prestigio y calidad ha recibido múltiples distinciones internacionales como la "Orden del Mérito de la Guardia Civil de la República del Perú" en 1978, la "Medalla al Mérito I Clase de las Fuerzas Armadas de Honduras" en 1992 y la "Condecoración Cordón al Mérito Policial de la Policía Nacional de Bolivia" en 1999, entre otras. (I)

La Escuela de Cadetes atacada es el alma mater de la Policía colombiana

FOTO: EFE

El atentado terrorista del jueves en Bogotá contra la Escuela de Cadetes de la Policía General Francisco de Paula Santander golpeó a una institución considerada emblemática en América Latina como centro académico para la formación de oficiales.

La escuela donde fue detonado un carro bomba con 80 kilos de pentolita que mató a 21 personas, incluido el atacante y dejó 68 heridos, ocupa un área de 715.335 metros cuadrados en Muzú, un populoso sector residencial y comercial en el sur de Bogotá.

La sede de la Escuela de Cadetes es un campus similar a los universitarios y de hecho el presidente de Colombia, Iván Duque, la definió como "un centro de estudios donde los jóvenes aprenden a proteger la vida, la honra y los bienes de todos".

La institución atacada, que lleva el nombre del prócer Francisco de Paula Santander, llamado "El hombre de las leyes" fue creada en 1938 durante el Gobierno del entonces presidente Alfonso López Pumarejo.

atentado colombia bogotá policía

Al crearla, el Gobierno quería contar con una institución educativa "para la formación y perfeccionamiento del personal de oficiales".

En la actualidad, la Escuela de Cadetes ofrece más de diez programas de pregrado y posgrado en nueve facultades que integran la formación académica con la policial.

Desde su fundación, más de 9.700 oficiales de Policía han culminado sus estudios en esta institución, entre ellos centenares procedentes de otros países latinoamericanos, como Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá y Perú.

De hecho, entre los fallecidos en el ataque de ayer está la cadete ecuatoriana Erika Chico Vallejo, mientras que Carolina Sanango y el panameño Kevin Madrid resultaron heridos pero están fuera de peligro, según las autoridades.

colombia atentado bogotá policía

En mayo de 2000, el Consejo Nacional de Acreditación y el Ministerio de Educación otorgaron a la Escuela de Cadetes el sello de "máxima calidad", con lo cual se convirtió en la primera institución educativa de la Policía en alcanzar ese nivel.

Por su prestigio y calidad ha recibido múltiples distinciones internacionales como la "Orden del Mérito de la Guardia Civil de la República del Perú" en 1978, la "Medalla al Mérito I Clase de las Fuerzas Armadas de Honduras" en 1992 y la "Condecoración Cordón al Mérito Policial de la Policía Nacional de Bolivia" en 1999, entre otras. (I)

Botón