EE.UU. redobla presión al régimen de Maduro

Washington presiona a Caracas congelando todos los fondos de la petrolera PDVSA en Estados Unidos. Después de estos anuncios el Fiscal General de Venezuela prohibió a Juan Guaidó salir del país.
El Tesoro de los Estados Unidos Steven Mnuchin (d) junto al asesor de seguridad nacional de Estados Unidos John Bolton.
FOTO: EFE

Las sanciones dirigidas a la estatal Petróleos de Venezuela, PDVSA, que anunció el lunes Estados Unidos, comprimirán severamente el flujo de caja del país suramericano y terminarán por poner contra las cuerdas al gobernante Nicolás Maduro, quien en la arena local ya enfrenta una dura prueba política.

Las medidas tienen como fin impedir que Maduro, a quien Estados Unidos no reconoce y ha pedido en varias oportunidades que se separe del poder, controle los activos de la filial de PDVSA en ese país, Citgo, justo en medio de la severa crisis económica y de gobernabilidad que atraviesa Venezuela.

“Recuerdo que ocho de cada 10 dólares que producen caja vienen de Estados Unidos”, alertó al respecto el director de la firma Ecoanalítica, Alejandro Grisanti, en la red social Twitter, una declaración que ofrece un vistazo a la magnitud del desafío económico que le espera al Gobierno de Maduro.

Represalia
Después de la sanción a PDVSA, ayer el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, presentó una solicitud al Tribunal Supremo de Justicia para que, como parte de una investigación preliminar, impida la salida del país al diputado Juan Guaidó, que el 23 de enero se proclamó presidente interino del país.

Por otra parte, el diputado venezolano Julio Borges y el dirigente Carlos Vecchio, nombrado encargado de negocios de Venezuela en Estados Unidos por Guaidó, iniciaron ayer en Washington una gira para buscar “la transición en Venezuela”. (I)

EE.UU. redobla presión al régimen de Maduro

El Tesoro de los Estados Unidos Steven Mnuchin (d) junto al asesor de seguridad nacional de Estados Unidos John Bolton.
FOTO: EFE

Las sanciones dirigidas a la estatal Petróleos de Venezuela, PDVSA, que anunció el lunes Estados Unidos, comprimirán severamente el flujo de caja del país suramericano y terminarán por poner contra las cuerdas al gobernante Nicolás Maduro, quien en la arena local ya enfrenta una dura prueba política.

Las medidas tienen como fin impedir que Maduro, a quien Estados Unidos no reconoce y ha pedido en varias oportunidades que se separe del poder, controle los activos de la filial de PDVSA en ese país, Citgo, justo en medio de la severa crisis económica y de gobernabilidad que atraviesa Venezuela.

“Recuerdo que ocho de cada 10 dólares que producen caja vienen de Estados Unidos”, alertó al respecto el director de la firma Ecoanalítica, Alejandro Grisanti, en la red social Twitter, una declaración que ofrece un vistazo a la magnitud del desafío económico que le espera al Gobierno de Maduro.

Represalia
Después de la sanción a PDVSA, ayer el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, presentó una solicitud al Tribunal Supremo de Justicia para que, como parte de una investigación preliminar, impida la salida del país al diputado Juan Guaidó, que el 23 de enero se proclamó presidente interino del país.

Por otra parte, el diputado venezolano Julio Borges y el dirigente Carlos Vecchio, nombrado encargado de negocios de Venezuela en Estados Unidos por Guaidó, iniciaron ayer en Washington una gira para buscar “la transición en Venezuela”. (I)

Botón