Mujeres de todo el mundo en el ‘Atlas de la Belleza’

Mihaela Noroc es una fotógrafa rumana, de 32 años, que renunció a su trabajo para emprender un proyecto que le llevó recorrer el mundo para mostrar la belleza de la mujer. Ella, entre agosto 2013 y noviembre de 2014 fotografió a más de cien de mujeres para plasmar su realidad en el 'Atlas de la belleza'.

“En 2013, insatisfecha con mi trabajo y mi vida, decidí dejar mi monótona vida y poner todos mis esfuerzos en mis más grandes pasiones: fotografía y viaje. Comencé un viaje alrededor del mundo con unos pequeños ahorros. Estaba viajando con un presupuesto bajo, fotografiando a mujeres de entornos muy diversos y compartiendo sus retratos en Facebook”, revela la fotógrafa y asegura que en todos los lugares del mundo hay belleza.


Su proyecto, 'The Atlas of Beauty', (el Atlas de la Belleza), tiene varios millones de seguidores en Facebook y ahora ha reunido sus impresionantes fotos en un libro. “A través de mi fotografía, trato de mostrar que la belleza está en nuestras diferencias, y no se trata de tendencias, dinero o culturas, sino más sobre ser tú misma, natural y auténtica. Creo que deberíamos aprender a ser nosotras mismas, pero también deberíamos aprender a dejar que los demás sean ellos mismos”, recuerda Noroc.

Ecuador
La fotógrafa recorrió durante 15 meses más de 60 países para inmortalizar retratos auténticos e interesantes de mujeres. “He estado en casi 60 países, cientos de ciudades y pueblos y, aunque no sé el número exacto, he fotografiado a más de mil mujeres”, estima, “mi sueño es visitar todos las naciones del mundo”.


La rumana comenta que para sus fotos es esencial la ausencia de maquillaje. En cada una de las entrevistas que ha concedido defiende que la naturalidad es el cosmético más efectivo: “Cuando más guapa está una mujer es cuando es ella misma, no necesita nada más, excepto unas condiciones de vida seguras y comida”.


Por Ecuador pasó hace tres años. En su atlas incluyó a mujeres de Otavalo, Cuenca y de la Amazonía ecuatoriana. “En un pueblo kichwa, con costumbres milenarias, me encontré con una joven muy expresiva”, detalla Noroc y añade que se sorprendió con las casas patrimoniales de Cuenca.


Después de recorrer los cinco continentes, la fotógrafa rumana Mihaela Noroc demuestra que la belleza se expresa en diversas formas y es mucho más que un concepto fijo impuesto. (RET) (I)

Cuenca.