Agasajo al Centro del Muchacho Trabajador

Entre risas y curiosidad, alrededor de 100 niños y jóvenes del Centro del Muchacho Trabajador disfrutaron una mañana de esparcimiento con una función de cine que Correos del Ecuador ofreció.
Un momento del agasajo a los menores del Centro del Muchacho Trabajador.


Los estudiantes llegaron con la ilusión de ver una buena película. Para muchos sería su primera vez en una sala de cine. La función estaba por empezar y el brillo en su mirada podía distinguirse desde lejos, se indica.


Karlita, de 12 años de edad, aseguró que pese a cualquier circunstancia, este tipo de actividades les permite dejar de lado los momentos difíciles.
Por este motivo, Correos del Ecuador, como parte de sus políticas de gestión social, decidió llenar de alegría a 100 pequeños que con sus risas inundaron la sala de cine y de esta manera aportar a su desarrollo con actividades que les permita reflexionar sobre sus oportunidades, se indicó. (I)

Quito.

Agasajo al Centro del Muchacho Trabajador

Un momento del agasajo a los menores del Centro del Muchacho Trabajador.


Los estudiantes llegaron con la ilusión de ver una buena película. Para muchos sería su primera vez en una sala de cine. La función estaba por empezar y el brillo en su mirada podía distinguirse desde lejos, se indica.


Karlita, de 12 años de edad, aseguró que pese a cualquier circunstancia, este tipo de actividades les permite dejar de lado los momentos difíciles.
Por este motivo, Correos del Ecuador, como parte de sus políticas de gestión social, decidió llenar de alegría a 100 pequeños que con sus risas inundaron la sala de cine y de esta manera aportar a su desarrollo con actividades que les permita reflexionar sobre sus oportunidades, se indicó. (I)

Quito.