El clásico dulce de higo

Redacción Intereses. Los higos pasados o dulce de higos son uno de esos postres que representan la esencia de nuestros postres: deliciosos y sencillos, justamente lo ideal para darle ese toque final a una buena comida.
GASTRONOMÍA Este postre es característico del Carnaval



Los higos se cocinan en miel de panela o piloncillo con especias como canela y clavo de olor, bueno estas últimas son opcionales y depende de su gusto personal si los agrega o no. El proceso de preparar los higos es un poco largo, casi tres días: el primer día se remojan los higos en agua, al siguiente día se los cocina y se los deja remojar nuevamente durante todo el día, y finalmente al tercer día se los cocina con la miel de panela.

20 higos, maduros pero firmes, lavados
Una pizca de bicarbonato
1 ¾ lb de panela o piloncillo
Canela, clavo de olor y otras especias – opcional
Agua
Para acompañar: Quesillo o queso fresco.

Haga una incisión o corte en forma de cruz en la parte superior, la parte angosta, de cada higo.
Ponga los higos en un recipiente y cúbralos con agua, déjelos remojar durante un día entero.
Cierna los higos y póngalos en una olla, cúbralos con agua, aproximadamente ocho tazas de agua.
Añada la pizca de bicarbonato y haga hervir el agua con los higos, cocínelos durante 15 a 20 minutos o hasta que estén suaves.
Deje los higos en el agua en el que se cocinaron durante otro día entero.
Al día siguiente cierna el agua y escurra cada higo, con delicadeza, hasta sacarle la mayor cantidad de agua.
Ponga la panela o piloncillo y las especias en una olla de buen tamaño, agregue seis tazas de agua y cocínela a fuego lento hasta que la panela este completamente disuelta y se empiece a convertir en miel.
Añada los higos y siga cocinando a fuego lento hasta que la miel este espesa, aproximadamente unas dos a tres horas.
Sirva los higos, calientes o fríos, acompañados con rodajas o tajadas de quesillo o queso. (E)

El clásico dulce de higo

GASTRONOMÍA Este postre es característico del Carnaval



Los higos se cocinan en miel de panela o piloncillo con especias como canela y clavo de olor, bueno estas últimas son opcionales y depende de su gusto personal si los agrega o no. El proceso de preparar los higos es un poco largo, casi tres días: el primer día se remojan los higos en agua, al siguiente día se los cocina y se los deja remojar nuevamente durante todo el día, y finalmente al tercer día se los cocina con la miel de panela.

20 higos, maduros pero firmes, lavados
Una pizca de bicarbonato
1 ¾ lb de panela o piloncillo
Canela, clavo de olor y otras especias – opcional
Agua
Para acompañar: Quesillo o queso fresco.

Haga una incisión o corte en forma de cruz en la parte superior, la parte angosta, de cada higo.
Ponga los higos en un recipiente y cúbralos con agua, déjelos remojar durante un día entero.
Cierna los higos y póngalos en una olla, cúbralos con agua, aproximadamente ocho tazas de agua.
Añada la pizca de bicarbonato y haga hervir el agua con los higos, cocínelos durante 15 a 20 minutos o hasta que estén suaves.
Deje los higos en el agua en el que se cocinaron durante otro día entero.
Al día siguiente cierna el agua y escurra cada higo, con delicadeza, hasta sacarle la mayor cantidad de agua.
Ponga la panela o piloncillo y las especias en una olla de buen tamaño, agregue seis tazas de agua y cocínela a fuego lento hasta que la panela este completamente disuelta y se empiece a convertir en miel.
Añada los higos y siga cocinando a fuego lento hasta que la miel este espesa, aproximadamente unas dos a tres horas.
Sirva los higos, calientes o fríos, acompañados con rodajas o tajadas de quesillo o queso. (E)