Iluminación y ahorro, todo en uno

Cuando se incorporaron como nuevas luminarias, las bombillas LED parecían dejar a un lado la estética para concentrarse en el ahorro. Ahora demuestran que la situación ha cambiado.
El uso de las lámparas LED ayuda a ahorrar energía y a decorar los ambientes.

Ahorrar en el consumo de la luz era el atractivo dominante de los LED en detrimento de las bombillas tradicionales.
El sucesivo incremento del precio de la energía, unido al aumento del consumo de electricidad en los hogares por los hábitos de vida, hace que sea fundamental encontrar una forma sencilla de ahorrar en la factura de la luz, sin renunciar al confort.


Teniendo en cuenta este escenario, los expertos de la sección de iluminación de Leroy Merlin, empresa especializada en accesorios, materiales y decoración del hogar, ha calculado qué pasaría si cambiásemos todas las bombillas tradicionales de una casa por bombillas LED.
Para ello, han comparado el coste anual en electricidad para iluminar un piso medio con 20 bombillas tradicionales (225 dólares) con el coste iluminándolo con LED (35 dólares).


Según su cálculo, el resultado de cambiar este número de bombillas supone un ahorro de 190 dólares, que si se multiplica por la vida útil de un LED, 15.000 horas, el equivalente a 14 años, el ahorro asciende casi a 2.700 dólares a lo largo de estos años.
La vivienda base para ese cálculo dispone de salón, baño, dos dormitorios y una cocina.


Aunque el coste de cada LED es algo más elevado (el precio medio es de 20 dólares), el cambio merece la pena, porque la inversión en este tipo de bombillas queda amortizada en dos años.
Además, los LED alcanzan el 100 por cien de su rendimiento desde el mismo momento en que el que se encienden y transforman cerca del 98 por ciento de su energía en luz y solo un dos por ciento en calor, por lo que resultan más eficientes a largo plazo.
Toshiba Lighting Systems se manifiesta en el mismo sentido: la iluminación LED supone un enorme ahorro energético y añaden como beneficio su fácil instalación y su durabilidad.

  Consejos
Leroy Merlin propone además algunos consejos prácticos sobre iluminación que contribuyen a reducir consumo de electricidad en casa como: Aprovechar la luz natural; aprovechar la luz en las paredes para iluminar los espacios. Los colores claros son una pieza clave para sacar más partido a la luz solar, reduciendo las necesidades de iluminación.


Determinar qué espacios de la casa necesitan ser iluminados y con qué intensidad, además de tener en cuenta el hecho de que hay que apagar las luces si no se están utilizando.


Colocar detectores de presencia en zonas de mucho paso, evitando que las luces estén siempre encendidas es una buena idea. Utilizar reguladores de intensidad luminosa electrónicos, ya que solo emplean la energía que la lámpara consume en cada situación; en el exterior, recomiendan utilizar usar lámparas solares.

 Idea

El diseñador Paul Cocksedge ha utilizado un LED multichip con el que su lámpara Shade ilumina, suspendida en la nada.
El sistema de iluminación nació, según su autor para solucionar un problema práctico: para deshacerse del desorden que, generalmente, va ligado a los aparatos de iluminación.


La energía se obtiene de una bombilla LED de suelo alojada dentro de una pequeña caja de aluminio negro. Este elemento proyecta la luz dentro de la pantalla de papel japonés, que, a su vez, cuelga de forma invisible del techo mediante alambres de nilón extremadamente finos.

Redacción Intereses.

Iluminación y ahorro, todo en uno

El uso de las lámparas LED ayuda a ahorrar energía y a decorar los ambientes.

Ahorrar en el consumo de la luz era el atractivo dominante de los LED en detrimento de las bombillas tradicionales.
El sucesivo incremento del precio de la energía, unido al aumento del consumo de electricidad en los hogares por los hábitos de vida, hace que sea fundamental encontrar una forma sencilla de ahorrar en la factura de la luz, sin renunciar al confort.


Teniendo en cuenta este escenario, los expertos de la sección de iluminación de Leroy Merlin, empresa especializada en accesorios, materiales y decoración del hogar, ha calculado qué pasaría si cambiásemos todas las bombillas tradicionales de una casa por bombillas LED.
Para ello, han comparado el coste anual en electricidad para iluminar un piso medio con 20 bombillas tradicionales (225 dólares) con el coste iluminándolo con LED (35 dólares).


Según su cálculo, el resultado de cambiar este número de bombillas supone un ahorro de 190 dólares, que si se multiplica por la vida útil de un LED, 15.000 horas, el equivalente a 14 años, el ahorro asciende casi a 2.700 dólares a lo largo de estos años.
La vivienda base para ese cálculo dispone de salón, baño, dos dormitorios y una cocina.


Aunque el coste de cada LED es algo más elevado (el precio medio es de 20 dólares), el cambio merece la pena, porque la inversión en este tipo de bombillas queda amortizada en dos años.
Además, los LED alcanzan el 100 por cien de su rendimiento desde el mismo momento en que el que se encienden y transforman cerca del 98 por ciento de su energía en luz y solo un dos por ciento en calor, por lo que resultan más eficientes a largo plazo.
Toshiba Lighting Systems se manifiesta en el mismo sentido: la iluminación LED supone un enorme ahorro energético y añaden como beneficio su fácil instalación y su durabilidad.

  Consejos
Leroy Merlin propone además algunos consejos prácticos sobre iluminación que contribuyen a reducir consumo de electricidad en casa como: Aprovechar la luz natural; aprovechar la luz en las paredes para iluminar los espacios. Los colores claros son una pieza clave para sacar más partido a la luz solar, reduciendo las necesidades de iluminación.


Determinar qué espacios de la casa necesitan ser iluminados y con qué intensidad, además de tener en cuenta el hecho de que hay que apagar las luces si no se están utilizando.


Colocar detectores de presencia en zonas de mucho paso, evitando que las luces estén siempre encendidas es una buena idea. Utilizar reguladores de intensidad luminosa electrónicos, ya que solo emplean la energía que la lámpara consume en cada situación; en el exterior, recomiendan utilizar usar lámparas solares.

 Idea

El diseñador Paul Cocksedge ha utilizado un LED multichip con el que su lámpara Shade ilumina, suspendida en la nada.
El sistema de iluminación nació, según su autor para solucionar un problema práctico: para deshacerse del desorden que, generalmente, va ligado a los aparatos de iluminación.


La energía se obtiene de una bombilla LED de suelo alojada dentro de una pequeña caja de aluminio negro. Este elemento proyecta la luz dentro de la pantalla de papel japonés, que, a su vez, cuelga de forma invisible del techo mediante alambres de nilón extremadamente finos.

Redacción Intereses.