La operación para quitar las amígdalas

Aparentemente, dos “pelotas” de tejidos inherentes las tiene todo ser humano.
Se deben hacer estudios médicos para retirar las amígdalas.

Estas “pelotas” son las amígdalas, esas protuberancias en nuestra garganta que originalmente están ahí como parte del sistema linfático, pero que cuando se enferman pueden inhabilitarnos completamente por un par de días y si el problema persiste, es necesario cortar por lo sano, literalmente, y extraerlas.


La principal razón para extirpar las amígdalas en adultos es lo que los médicos llaman la “amigdalitis bacteriana recurrente” o crónica.
Si se decide acceder a la extirpación, los médicos mencionan que al paciente se le recomienda reposo entre 10 y 20 días después de la operación.


Además los especialistas advierten que la operación no es para todos.


“Somos cautelosos a la hora de no precipitarnos en sacarle las amígdalas a todos desde el primer momento, porque sí hay riesgos. Y, ocasionalmente, aunque es raro, existen riesgos serios”, advierte Alasdair Mace, especialista de Reino Unido. 

Redacción Intereses.

La operación para quitar las amígdalas

Se deben hacer estudios médicos para retirar las amígdalas.

Estas “pelotas” son las amígdalas, esas protuberancias en nuestra garganta que originalmente están ahí como parte del sistema linfático, pero que cuando se enferman pueden inhabilitarnos completamente por un par de días y si el problema persiste, es necesario cortar por lo sano, literalmente, y extraerlas.


La principal razón para extirpar las amígdalas en adultos es lo que los médicos llaman la “amigdalitis bacteriana recurrente” o crónica.
Si se decide acceder a la extirpación, los médicos mencionan que al paciente se le recomienda reposo entre 10 y 20 días después de la operación.


Además los especialistas advierten que la operación no es para todos.


“Somos cautelosos a la hora de no precipitarnos en sacarle las amígdalas a todos desde el primer momento, porque sí hay riesgos. Y, ocasionalmente, aunque es raro, existen riesgos serios”, advierte Alasdair Mace, especialista de Reino Unido. 

Redacción Intereses.