Yachay cuenta con nuevo sistema de computación de alta tecnología

Con el objetivo de avanzar en la investigación, la Empresa Pública Yachay adquirió a International Business Machines Corporation (IBM) del Ecuador, un sistema de computación de alta tecnología, para así aportar a la Ciudad del Conocimiento en procesos de investigación en las áreas de petróleo, clima y genómica alimentaria.

Héctor Rodríguez, gerente de Yachay, señaló que era fundamental la consolidación de un sistema cada vez más fuerte para la innovación, el emprendimiento y el desarrollo tecnológico en el Ecuador. Recalcó que este supercomputador es el primero en el país y que su capacidad de procesamiento equivale al funcionamiento de más de 500 mil computadoras trabajando al mismo tiempo. “Sin duda este hito es de gran orgullo para el país y ubica no solo a Yachay sino al Ecuador como un polo de desarrollo que emerge con fuerza”, enfatizó Rodríguez.

El sistema adquirido permite utilizar aplicaciones de alto desarrollo en tiempo real, con grandes volúmenes de datos para ampliar las capacidades de los científicos para realizar predicciones cuantitativas. Los sistemas de IBM utilizan una visión centrada en los datos, integrándolos y vinculándolos con técnicas de simulación predictiva que expanden los límites del conocimiento científico.

Al utilizar la potencia de la computación de alto desempeño en estos análisis, permitirá a las organizaciones o empresas de distinta índole maximizar sus operaciones y minimizar el tiempo de respuesta de sus sistemas, permitiéndoles obtener hallazgos de mayor profundidad en sus investigaciones.

Yachay se beneficiará en la búsqueda y mejora de la producción de exportaciones no tradicionales basadas en la rica biodiversidad ecuatoriana. Podrá utilizar investigación genómica para mejorar la calidad de los productos y ser más competitivos en el mercado global. Hasta el momento el campo genómico había avanzado lentamente por la cantidad de datos, creando un obstáculo para la investigación.

Por último, con el nuevo sistema se tendrá una mejor visión del cambio climático a través del estudio de los vientos, el agua, biodiversidad y la generación de energía para reducir la dependencia del petróleo.

Yachay cuenta con nuevo sistema de computación de alta tecnología

Héctor Rodríguez, gerente de Yachay, señaló que era fundamental la consolidación de un sistema cada vez más fuerte para la innovación, el emprendimiento y el desarrollo tecnológico en el Ecuador. Recalcó que este supercomputador es el primero en el país y que su capacidad de procesamiento equivale al funcionamiento de más de 500 mil computadoras trabajando al mismo tiempo. “Sin duda este hito es de gran orgullo para el país y ubica no solo a Yachay sino al Ecuador como un polo de desarrollo que emerge con fuerza”, enfatizó Rodríguez.

El sistema adquirido permite utilizar aplicaciones de alto desarrollo en tiempo real, con grandes volúmenes de datos para ampliar las capacidades de los científicos para realizar predicciones cuantitativas. Los sistemas de IBM utilizan una visión centrada en los datos, integrándolos y vinculándolos con técnicas de simulación predictiva que expanden los límites del conocimiento científico.

Al utilizar la potencia de la computación de alto desempeño en estos análisis, permitirá a las organizaciones o empresas de distinta índole maximizar sus operaciones y minimizar el tiempo de respuesta de sus sistemas, permitiéndoles obtener hallazgos de mayor profundidad en sus investigaciones.

Yachay se beneficiará en la búsqueda y mejora de la producción de exportaciones no tradicionales basadas en la rica biodiversidad ecuatoriana. Podrá utilizar investigación genómica para mejorar la calidad de los productos y ser más competitivos en el mercado global. Hasta el momento el campo genómico había avanzado lentamente por la cantidad de datos, creando un obstáculo para la investigación.

Por último, con el nuevo sistema se tendrá una mejor visión del cambio climático a través del estudio de los vientos, el agua, biodiversidad y la generación de energía para reducir la dependencia del petróleo.