La bicicleta eléctrica, una alternativa de movilidad en la Capital

La bicicleta eléctrica ingresó en el mercado ecuatoriano a finales de octubre e intenta ser una alternativa de movilidad para quienes desean ir de un lugar a otro con facilidad, hacer ejercicio y cuidar el ambiente en Quito.

El crecimiento acelerado del parque automotor en la capital ecuatoriana ha hecho que las personas busquen nuevas opciones de transporte, por lo que la bicicleta eléctrica se proyecta como una opción innovadora.

La empresa Electrobike es la que impulsa la utilización de este medio de transporte. “La compañía tiene como objetivo crear soluciones de movilidad basados en una bicicleta, apalancados en uso de la tecnología a través de un motor que es alimentado por una batería”, dijo Andrés Mecías vocero de la marca.

De acuerdo con la Secretaría de Movilidad del Municipio de Quito cada año ingresan entre 15.000 y 35.000 nuevos vehículos al parque automotor, por lo que el uso de la bicicleta se ha vuelto algo cotidiano entre los ciudadanos de la capital.

La batería se carga en cuatro o cinco horas, como un celular, y eso nos da una autonomía para andar entre 35 y 40 kilómetros solo en modo eléctrico. Además de la ayuda que significa el motor, también tenemos el modo asistido en el que se complementa la fuerza del motor con la del motor”, añadió Mecías.

Desde abril pasado el Municipio de Quito implementó dentro del sistema de bicicletas públicas BiciQuito el uso de aproximadamente 300 bicicletas eléctricas, las mismas que facilitan la movilización de los ciudadanos, el ejercicio físico en cualquier momento del día y, además, cuida el ambiente.

“En comparación a un vehículo no necesita gasolina, el tema de la contaminación ahí se ve sumamente precautelado y en el tema de costos también tenemos cuidado por ejemplo para cargar la batería necesitamos cinco horas y sí asumimos que el valor del kilovatio hora en Ecuador está en promedio en 10 centavos no nos costará más de 50 centavos una carga y con eso podemos rodar de dos a tres días sin ningún problema”, agregó el vocero.

Los precios de la bicicleta eléctrica varían de entre 790 dólares la más económica a 1.500 dólares y dependen de los componentes y el modelo seleccionado por la persona interesada. Los caballitos de acero son ensamblados en Quito.

La bicicleta eléctrica, una alternativa de movilidad en la Capital

El crecimiento acelerado del parque automotor en la capital ecuatoriana ha hecho que las personas busquen nuevas opciones de transporte, por lo que la bicicleta eléctrica se proyecta como una opción innovadora.

La empresa Electrobike es la que impulsa la utilización de este medio de transporte. “La compañía tiene como objetivo crear soluciones de movilidad basados en una bicicleta, apalancados en uso de la tecnología a través de un motor que es alimentado por una batería”, dijo Andrés Mecías vocero de la marca.

De acuerdo con la Secretaría de Movilidad del Municipio de Quito cada año ingresan entre 15.000 y 35.000 nuevos vehículos al parque automotor, por lo que el uso de la bicicleta se ha vuelto algo cotidiano entre los ciudadanos de la capital.

La batería se carga en cuatro o cinco horas, como un celular, y eso nos da una autonomía para andar entre 35 y 40 kilómetros solo en modo eléctrico. Además de la ayuda que significa el motor, también tenemos el modo asistido en el que se complementa la fuerza del motor con la del motor”, añadió Mecías.

Desde abril pasado el Municipio de Quito implementó dentro del sistema de bicicletas públicas BiciQuito el uso de aproximadamente 300 bicicletas eléctricas, las mismas que facilitan la movilización de los ciudadanos, el ejercicio físico en cualquier momento del día y, además, cuida el ambiente.

“En comparación a un vehículo no necesita gasolina, el tema de la contaminación ahí se ve sumamente precautelado y en el tema de costos también tenemos cuidado por ejemplo para cargar la batería necesitamos cinco horas y sí asumimos que el valor del kilovatio hora en Ecuador está en promedio en 10 centavos no nos costará más de 50 centavos una carga y con eso podemos rodar de dos a tres días sin ningún problema”, agregó el vocero.

Los precios de la bicicleta eléctrica varían de entre 790 dólares la más económica a 1.500 dólares y dependen de los componentes y el modelo seleccionado por la persona interesada. Los caballitos de acero son ensamblados en Quito.