Ofensiva en Siria obliga a retrasar entrega de ayuda

La ofensiva de las tropas del presidente de Siria, Bachar al Asad, contra las facciones rebeldes islamistas en el bastión opositor de Guta Oriental, en la periferia de Damasco, ha obligado a las ONG internacionales a suspender el envío de un convoy de ayuda.
Un vehículo militar sirio participa de la ofensiva terrestre, contra organizaciones terroristas en Guta. EFE


El Observatorio Sirio de Derechos Humanos registró ayer la muerte de 13 civiles a causa de bombardeos, mientras las tropas gubernamentales han continuado sus intentos de ganar más terreno frente a las milicias islamistas.
Con esos decesos, la cifra de víctimas mortales desde el comienzo de la escalada de violencia en Guta Oriental aumenta a 915 civiles, entre ellos 188 menores y 116 mujeres.

Incursión terrestre
El Ejército sirio y sus aliados comenzaron una incursión terrestre en Guta Oriental el pasado 25 de febrero, una semana después de que intensificaran los bombardeos y disparos de artillería contra la zona.
Como consecuencia, las agencias humanitarias han tenido que retrasar "por razones de seguridad", el envío de ayuda.
El nuevo convoy tenía previsto entrar ayer en esa zona, después de que, el pasado lunes, los equipos de la ONU y sus socios fueran forzados a salir de la región por los bombardeos, que no cesaron a pesar de la presencia de los trabajadores humanitarios.


El lunes, los equipos permanecieron en Guta nueve horas y dejaron 10 camiones enteros y otros cuatro a mitad de carga, lo que supone la mitad de los alimentos que iban a entregar a 27.500 personas. En esa localidad, se estima que hay cerca de 400.000 civiles. (I)

El Cairo, EFE.