Unos 300 millones de niños respiran aire tóxico a nivel mundial, según Unicef

Alrededor de 300 millones de niños viven en áreas con contaminación severa del aire, al menos seis veces más que los límites internacionales, informó hoy el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La contaminación del aire, tanto en interiores como en exteriores, es uno de los factores principales que contribuyen anualmente a la muerte de alrededor de 600.000 niños menores a los cinco años y amenaza la salud, vida y futuro de millones más, señaló Unicef en un informe.

"Los niños son excepcionalmente vulnerables a la contaminación del aire, puesto que en promedio respiran más rápido que los adultos y toman más aire en relación con su peso corporal", indicó Unicef.

De acuerdo con la agencia, los pulmones, cerebro y sistemas inmunes de los niños todavía están desarrollándose, por lo que son más susceptibles al aire contaminado que puede causar un daño para toda la vida.

En el sur de Asia viven 620 millones de niños, la mayor cifra a nivel mundial, que viven en áreas donde la contaminación en el exterior supera el mínimo de calidad de aire establecido por la Organización Mundial de la Salud, informó Unicef.

La agencia señala en el informe que todos los países deben adoptar medidas para monitorizar y reducir la contaminación del aire, minimizar la exposición de los niños a la contaminación del aire e incrementar su acceso a la atención médica.

El informe titulado "Limpiar el aire para los niños" fue publicado antes de la próxima XXII Conferencia de las Partes ante la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (COP 22), que está programada para realizarse del 7 al 18 de noviembre en Marrakesh, Marruecos.

Unos 300 millones de niños respiran aire tóxico a nivel mundial, según Unicef

La contaminación del aire, tanto en interiores como en exteriores, es uno de los factores principales que contribuyen anualmente a la muerte de alrededor de 600.000 niños menores a los cinco años y amenaza la salud, vida y futuro de millones más, señaló Unicef en un informe.

"Los niños son excepcionalmente vulnerables a la contaminación del aire, puesto que en promedio respiran más rápido que los adultos y toman más aire en relación con su peso corporal", indicó Unicef.

De acuerdo con la agencia, los pulmones, cerebro y sistemas inmunes de los niños todavía están desarrollándose, por lo que son más susceptibles al aire contaminado que puede causar un daño para toda la vida.

En el sur de Asia viven 620 millones de niños, la mayor cifra a nivel mundial, que viven en áreas donde la contaminación en el exterior supera el mínimo de calidad de aire establecido por la Organización Mundial de la Salud, informó Unicef.

La agencia señala en el informe que todos los países deben adoptar medidas para monitorizar y reducir la contaminación del aire, minimizar la exposición de los niños a la contaminación del aire e incrementar su acceso a la atención médica.

El informe titulado "Limpiar el aire para los niños" fue publicado antes de la próxima XXII Conferencia de las Partes ante la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (COP 22), que está programada para realizarse del 7 al 18 de noviembre en Marrakesh, Marruecos.