Siguen protestas contra Gobierno en Nicaragua

La tensión sigue en Nicaragua, con enfrentamientos entre estudiantes y la Policía por sexto día consecutivo, que dejan al menos 27 muertos, centenares de heridos, así como saqueos a comercios y daños a la propiedad pública.
Un símbolo del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional es incendiado por manifestantes en Managua.
FOTO: Jorge Torres efe

El presidente Daniel Ortega anunció la derogación de la reforma a la seguridad social, que planteaba elevar el aporte de los trabajadores y empleadores y reducir las futuras pensiones, pero ello no calmó los ánimos, pues se mantienen las barricadas, llantas quemadas y desolación.

Estudiantes y sectores de la oposición dijeron que “la seguridad social ya no es el tema, sino la libertad de expresión, la corrupción y tantos otros”, como afirmó la presidenta del Frente Amplio por la Democracia, FDA, Violeta Granera.

“No queremos la política sandinista orteguista”, aseguró un universitario bajo el anonimato, mientras caminaba deprisa para apoyar a sus compañeros que pedían refuerzos para ahuyentar a agentes antidisturbios que se acercaban.

Los estudiantes han sido los protagonistas de las mayores protestas contra el presidente Ortega en los 11 años que lleva al frente del poder, en medio de denuncias de autoritarismo.

Ortega advirtió que su Gobierno no va a “permitir que se imponga el caos y el saqueo” y que con el respaldo de la ley y las instituciones actuará “con firmeza”.

En la capital se desarrolló la gran marcha “por la paz y el diálogo”, convocada por los empresarios.

En Managua, el comercio ha colapsado, debido a los saqueos y a que avalanchas de personas han acudido a los establecimientos para comprar alimentos. (I)

Siguen protestas contra Gobierno en Nicaragua

Un símbolo del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional es incendiado por manifestantes en Managua.
FOTO: Jorge Torres efe

El presidente Daniel Ortega anunció la derogación de la reforma a la seguridad social, que planteaba elevar el aporte de los trabajadores y empleadores y reducir las futuras pensiones, pero ello no calmó los ánimos, pues se mantienen las barricadas, llantas quemadas y desolación.

Estudiantes y sectores de la oposición dijeron que “la seguridad social ya no es el tema, sino la libertad de expresión, la corrupción y tantos otros”, como afirmó la presidenta del Frente Amplio por la Democracia, FDA, Violeta Granera.

“No queremos la política sandinista orteguista”, aseguró un universitario bajo el anonimato, mientras caminaba deprisa para apoyar a sus compañeros que pedían refuerzos para ahuyentar a agentes antidisturbios que se acercaban.

Los estudiantes han sido los protagonistas de las mayores protestas contra el presidente Ortega en los 11 años que lleva al frente del poder, en medio de denuncias de autoritarismo.

Ortega advirtió que su Gobierno no va a “permitir que se imponga el caos y el saqueo” y que con el respaldo de la ley y las instituciones actuará “con firmeza”.

En la capital se desarrolló la gran marcha “por la paz y el diálogo”, convocada por los empresarios.

En Managua, el comercio ha colapsado, debido a los saqueos y a que avalanchas de personas han acudido a los establecimientos para comprar alimentos. (I)