Santos: El desarme de las FARC es irreversible

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que mañana recibe en Oslo el Premio Nobel de la Paz, consideró ayer que el proceso de desarme de las FARC es “irreversible” y solo podría verse frenado por algo “extraordinario”.
Guerrilleros de las FARC en un campamento ubicado en las estribaciones de la Serranía del Perijá, en el corregimiento de Conejo, departamento de La Guajira. EFE

Santos admitió que temía que la incertidumbre sobre ese proceso pudiera prolongarse, pero destacó que desde el “Día D”, el 2 de diciembre que marcó el inicio del plazo, el desarme y la llegada de los guerrilleros a las zonas de concentración es “irreversible”.
El Presidente reconoció que el alto el fuego es “frágil”, porque hay unas “6.000 o 7.000 personas armadas por todo el país”, pero se mostró confiado en la implementación de lo acordado.
El acuerdo definitivo de paz entre el Gobierno y las FARC se firmó el pasado 24 de noviembre al término de cuatro años de negociaciones en La Habana y después de que un primer texto alcanzado el 26 de septiembre fuera rechazado en el plebiscito el 2 de octubre.
Santos confió en que la Corte Institucional defina el “fast track”, una fórmula para aprobar con celeridad en el Congreso el pacto entre el Gobierno y las FARC.
Si esta fórmula no resultase, el Congreso lo puede implementar de todas formas, “aunque vaya a tardar más”.
El Gobernante apuntó que la ley de amnistía a guerrilleros de las FARC “es la primera que pudiera aprobarse tras el visto bueno del Tribunal Constitucional”, y admitió, entre otros puntos, que todavía debe cerrarse la discusión sobre la elegibilidad política de los combatientes.
“Todo el proceso está orientado a darles la oportunidad de deponer las armas y de seguir luchando por sus ideas políticas en un marco legal constitucional. Si no les permitimos ser elegidos, el proceso carece de sentido. Todos los procesos de paz permiten a los que entregan las armas participar”, señaló.
Santos precisó que “los responsables de crímenes contra la humanidad serán investigados, juzgados y condenados”.
Con la paz, dijo Santos, “habrá más crecimiento e inversión”, y los beneficios se verán en el país y en el extranjero, por lo que pidió “apoyo a la comunidad internacional”. (I)

París, EFE. 

Santos: El desarme de las FARC es irreversible

Guerrilleros de las FARC en un campamento ubicado en las estribaciones de la Serranía del Perijá, en el corregimiento de Conejo, departamento de La Guajira. EFE

Santos admitió que temía que la incertidumbre sobre ese proceso pudiera prolongarse, pero destacó que desde el “Día D”, el 2 de diciembre que marcó el inicio del plazo, el desarme y la llegada de los guerrilleros a las zonas de concentración es “irreversible”.
El Presidente reconoció que el alto el fuego es “frágil”, porque hay unas “6.000 o 7.000 personas armadas por todo el país”, pero se mostró confiado en la implementación de lo acordado.
El acuerdo definitivo de paz entre el Gobierno y las FARC se firmó el pasado 24 de noviembre al término de cuatro años de negociaciones en La Habana y después de que un primer texto alcanzado el 26 de septiembre fuera rechazado en el plebiscito el 2 de octubre.
Santos confió en que la Corte Institucional defina el “fast track”, una fórmula para aprobar con celeridad en el Congreso el pacto entre el Gobierno y las FARC.
Si esta fórmula no resultase, el Congreso lo puede implementar de todas formas, “aunque vaya a tardar más”.
El Gobernante apuntó que la ley de amnistía a guerrilleros de las FARC “es la primera que pudiera aprobarse tras el visto bueno del Tribunal Constitucional”, y admitió, entre otros puntos, que todavía debe cerrarse la discusión sobre la elegibilidad política de los combatientes.
“Todo el proceso está orientado a darles la oportunidad de deponer las armas y de seguir luchando por sus ideas políticas en un marco legal constitucional. Si no les permitimos ser elegidos, el proceso carece de sentido. Todos los procesos de paz permiten a los que entregan las armas participar”, señaló.
Santos precisó que “los responsables de crímenes contra la humanidad serán investigados, juzgados y condenados”.
Con la paz, dijo Santos, “habrá más crecimiento e inversión”, y los beneficios se verán en el país y en el extranjero, por lo que pidió “apoyo a la comunidad internacional”. (I)

París, EFE.