Michel Temer reafirma su plan económico liberal

El presidente brasileño, Michel Temer, reafirmó ayer el duro ajuste que ha propuesto para sanear las cuentas del Estado y su apuesta en el sector privado, todo lo cual sostuvo que ya ha comenzado a generar “confianza” entre los inversores.
Funcionarios de la administración de Río de Janeiro se manifestaron ayer contra el plan de ajuste del Gobierno. EFE

“El clima de confianza está creciendo y repercute positivamente” en la economía, declaró Temer en un seminario sobre las políticas económicas del Gobierno organizado por la Confederación Nacional de la Industria, CNI, y el diario Valor Económico.
Ante un público compuesto por empresarios y banqueros, Temer hizo una fuerte defensa de una de sus propuestas más polémicas, que apunta a limitar el aumento del gasto público anual a la inflación registrada en el ejercicio anterior durante los próximos 20 años.
“Al asumir el Gobierno, recibimos un país con una deuda creciente y constatamos que el nivel de gasto que se consolidó en los últimos años es insostenible”, dijo Temer.
El Mandatario calificó ese aumento “desmesurado” del gasto de “ciclo perverso” que el país “debe cerrar”, pues ya ha llevado “casi a la quiebra” al propio Estado y a regiones como Río de Janeiro.

Rechazo
La propuesta, que ya fue aprobada en la Cámara de Diputados y pasó a discusión en el Senado, ha generado una ola de protestas que tiene su mayor expresión entre movimientos estudiantiles, que han ocupado cientos de escuelas y universidades en contra de esa iniciativa.
Los estudiantes y otros sectores que se oponen a esa iniciativa afirman que, de ese modo, el gasto público no tendrá un crecimiento real, lo que limitará la inversión en sectores sociales degradados que demandan mayores recursos, como la educación y la salud.
Temer reconoció que la recuperación del crecimiento económico “será lenta y paulatina”.
De otra parte, expertos del Senado Federal brasileño han planteado interrumpir la tramitación del severo plan de ajuste fiscal propuesto por Temer y que ayer fue abordado por dos comisiones.
La recomendación fue hecha por miembros del Centro de Estudios e Investigaciones de Asesoramiento Legislativo de la Cámara Alta, en un análisis sobre la inconstitucionalidad de la propuesta que limita por 20 años los gastos públicos.
El Centro considera que si la medida fuera aprobada, existen los requisitos constitucionales necesarios para demandar su inconstitucionalidad ante el Supremo Tribunal Federal. (I)

Brasilia, EFE. 

Michel Temer reafirma su plan económico liberal

Funcionarios de la administración de Río de Janeiro se manifestaron ayer contra el plan de ajuste del Gobierno. EFE

“El clima de confianza está creciendo y repercute positivamente” en la economía, declaró Temer en un seminario sobre las políticas económicas del Gobierno organizado por la Confederación Nacional de la Industria, CNI, y el diario Valor Económico.
Ante un público compuesto por empresarios y banqueros, Temer hizo una fuerte defensa de una de sus propuestas más polémicas, que apunta a limitar el aumento del gasto público anual a la inflación registrada en el ejercicio anterior durante los próximos 20 años.
“Al asumir el Gobierno, recibimos un país con una deuda creciente y constatamos que el nivel de gasto que se consolidó en los últimos años es insostenible”, dijo Temer.
El Mandatario calificó ese aumento “desmesurado” del gasto de “ciclo perverso” que el país “debe cerrar”, pues ya ha llevado “casi a la quiebra” al propio Estado y a regiones como Río de Janeiro.

Rechazo
La propuesta, que ya fue aprobada en la Cámara de Diputados y pasó a discusión en el Senado, ha generado una ola de protestas que tiene su mayor expresión entre movimientos estudiantiles, que han ocupado cientos de escuelas y universidades en contra de esa iniciativa.
Los estudiantes y otros sectores que se oponen a esa iniciativa afirman que, de ese modo, el gasto público no tendrá un crecimiento real, lo que limitará la inversión en sectores sociales degradados que demandan mayores recursos, como la educación y la salud.
Temer reconoció que la recuperación del crecimiento económico “será lenta y paulatina”.
De otra parte, expertos del Senado Federal brasileño han planteado interrumpir la tramitación del severo plan de ajuste fiscal propuesto por Temer y que ayer fue abordado por dos comisiones.
La recomendación fue hecha por miembros del Centro de Estudios e Investigaciones de Asesoramiento Legislativo de la Cámara Alta, en un análisis sobre la inconstitucionalidad de la propuesta que limita por 20 años los gastos públicos.
El Centro considera que si la medida fuera aprobada, existen los requisitos constitucionales necesarios para demandar su inconstitucionalidad ante el Supremo Tribunal Federal. (I)

Brasilia, EFE.