Marchas contra Gobierno de Macri

Cientos de trabajadores estatales argentinos marcharon ayer en el centro de Buenos Aires dentro de una jornada de huelga nacional, la séptima del sector este año, en protesta contra los despidos en el sector público y para reclamar al Gobierno una nueva negociación de las subidas salariales.
Un grupo de personas participa en una marcha en Buenos Aires para pedir mejoras salariales. EFE


Convocada por el principal gremio de funcionarios, la Asociación de Trabajadores del Estado, ATE, y por la Central de Trabajadores de Argentina, CTA, la huelga afectó a los principales organismos públicos.
La adhesión fue “contundente” en todo el país, indicó Hugo Godoy, secretario general de la ATE y uno de los encargados de liderar la marcha que discurrió por la Avenida de Mayo.
El líder gremial apuntó que este es el “séptimo paro” de los trabajadores estatales contra el Gobierno de Mauricio Macri desde su asunción el pasado diciembre, debido a la merma de puestos de trabajo en el sector público, uno de los más golpeados por la transformación económica y política impulsada por el oficialismo tras el fin del kirchnerismo, y la pérdida de poder adquisitivo.

Ajustes
“La protesta es en contra del ajuste de este Gobierno hacia la clase trabajadora y nuestro pueblo, que se traduce en más desocupación, más precarización, más flexibilidad laboral”, dijo Ricardo Peidro, secretario adjunto de la CTA.
Los sindicalistas hablan de la destrucción de 150.000 puestos de trabajo en el aparato público.
Los sindicatos reclaman también una reapertura de las negociaciones paritarias de actualización salarial, ya que estiman que la inflación cerrará el año en torno al 42 por ciento. (I)

Buenos Aires, EFE. 

Marchas contra Gobierno de Macri

Un grupo de personas participa en una marcha en Buenos Aires para pedir mejoras salariales. EFE


Convocada por el principal gremio de funcionarios, la Asociación de Trabajadores del Estado, ATE, y por la Central de Trabajadores de Argentina, CTA, la huelga afectó a los principales organismos públicos.
La adhesión fue “contundente” en todo el país, indicó Hugo Godoy, secretario general de la ATE y uno de los encargados de liderar la marcha que discurrió por la Avenida de Mayo.
El líder gremial apuntó que este es el “séptimo paro” de los trabajadores estatales contra el Gobierno de Mauricio Macri desde su asunción el pasado diciembre, debido a la merma de puestos de trabajo en el sector público, uno de los más golpeados por la transformación económica y política impulsada por el oficialismo tras el fin del kirchnerismo, y la pérdida de poder adquisitivo.

Ajustes
“La protesta es en contra del ajuste de este Gobierno hacia la clase trabajadora y nuestro pueblo, que se traduce en más desocupación, más precarización, más flexibilidad laboral”, dijo Ricardo Peidro, secretario adjunto de la CTA.
Los sindicalistas hablan de la destrucción de 150.000 puestos de trabajo en el aparato público.
Los sindicatos reclaman también una reapertura de las negociaciones paritarias de actualización salarial, ya que estiman que la inflación cerrará el año en torno al 42 por ciento. (I)

Buenos Aires, EFE.