Frío cobra más víctimas en Europa

La cifra de muertos por la ola de frío que azota a Europa desde el fin de semana aumentó ayer a 82, tras la muerte de 44 personas más en las últimas horas, sobre todo en Polonia, Rumanía y Serbia, donde los inmigrantes son los más vulnerables.
Un hombre retira la nieve de una carretera en Bucarest, Rumanía, país afectado por la ola de frío polar. EFE

En Polonia, otras seis personas fallecieron ayer a consecuencia de las temperaturas gélidas, elevando a 16 las víctimas mortales desde el fin de semana y a 71 desde el 1 de noviembre, según un balance del Centro de Seguridad Nacional. La Policía exhortó a la población a ayudar a los más vulnerables, especialmente los sin techo, debido a las temperaturas de 20 grados Celsius bajo cero en algunas regiones.


El frío polar también ha causado decesos en otros países, entre ellos, 24 en Ucrania, 10 en Bielorrusia, nueve en Italia, seis en la República Checa, cuatro en Bulgaria, tres en Albania, dos en Rusia, dos en Grecia, uno en Serbia, uno en Croacia y otro en Macedonia.

Refugiados
Grecia, con más de 60.000 refugiados principalmente sirios en su territorio, ha trasladado a muchos de ellos a casas prefabricadas y tiendas de campaña.
Además, el Gobierno griego anunció ayer que la Armada enviará un buque desde la base naval de Salamina rumbo a la isla de Lesbos para dar refugio a 500 migrantes del campo de Moria que afrontan en condiciones precarias la ola de frío que azota el país.


El barco, que se estima podría llegar hoy después del mediodía, dependiendo de las condiciones meteorológicas, lleva a bordo estufas y colchones suficientes para acoger a esa cantidad de refugiados.
La Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja han recomendado a los ciudadanos protegerse. Sin embargo, lo que más preocupa a esas organizaciones son los refugiados e inmigrantes.


“La cínica negligencia de las políticas de los países comunitarios, unida al frío siberiano y la falta de preparación ante el invierno, han empeorado una situación ya de por sí insoportable para miles de hombres, mujeres y niños que buscan protección en Europa”, declaró MSF en un comunicado divulgado ayer. (I)

Redacción Internacional. 

Frío cobra más víctimas en Europa

Un hombre retira la nieve de una carretera en Bucarest, Rumanía, país afectado por la ola de frío polar. EFE

En Polonia, otras seis personas fallecieron ayer a consecuencia de las temperaturas gélidas, elevando a 16 las víctimas mortales desde el fin de semana y a 71 desde el 1 de noviembre, según un balance del Centro de Seguridad Nacional. La Policía exhortó a la población a ayudar a los más vulnerables, especialmente los sin techo, debido a las temperaturas de 20 grados Celsius bajo cero en algunas regiones.


El frío polar también ha causado decesos en otros países, entre ellos, 24 en Ucrania, 10 en Bielorrusia, nueve en Italia, seis en la República Checa, cuatro en Bulgaria, tres en Albania, dos en Rusia, dos en Grecia, uno en Serbia, uno en Croacia y otro en Macedonia.

Refugiados
Grecia, con más de 60.000 refugiados principalmente sirios en su territorio, ha trasladado a muchos de ellos a casas prefabricadas y tiendas de campaña.
Además, el Gobierno griego anunció ayer que la Armada enviará un buque desde la base naval de Salamina rumbo a la isla de Lesbos para dar refugio a 500 migrantes del campo de Moria que afrontan en condiciones precarias la ola de frío que azota el país.


El barco, que se estima podría llegar hoy después del mediodía, dependiendo de las condiciones meteorológicas, lleva a bordo estufas y colchones suficientes para acoger a esa cantidad de refugiados.
La Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja han recomendado a los ciudadanos protegerse. Sin embargo, lo que más preocupa a esas organizaciones son los refugiados e inmigrantes.


“La cínica negligencia de las políticas de los países comunitarios, unida al frío siberiano y la falta de preparación ante el invierno, han empeorado una situación ya de por sí insoportable para miles de hombres, mujeres y niños que buscan protección en Europa”, declaró MSF en un comunicado divulgado ayer. (I)

Redacción Internacional.