Estudiantes rechazan políticas de Temer

Río de Janeiro, EFE. Alumnos de todo Brasil ocuparon ayer cerca de 1.000 escuelas y universidades en oposición a una reforma educativa y una enmienda constitucional para limitar los gastos públicos, ambas impulsadas por el presidente Michel Temer.
Protesta contra el proyecto de enmienda para limitar los gastos públicos impulsada por el presidente Michel Temer. EFE


"Las ocupaciones comenzaron a principios de octubre en Paraná, región donde el sistema educativo estaba abandonado por el Estado", dijo la presidenta de la Unión Brasileña de Estudiantes de Secundaria, UBES, Camila Lanes, pero se han extendido y han paralizado las clases por todo el país.


El Gobierno está presionando a los alumnos para que acaben las movilizaciones y la Policía ha realizado desalojos de decenas de escuelas en los últimos días.
Ultimátum


El ministro de Educación, José Mendonça Bezerra, ha dado un ultimátum a los estudiantes para que desocupen las escuelas el lunes como fecha límite bajo la amenaza de cancelar los exámenes que sirven para el acceso a la universidad, conocidos como ENEM, programados para inicios de noviembre.


La principal reivindicación de los estudiantes es que se archive la propuesta de enmienda a la Constitución que pretende restringir los gastos públicos en los próximos 20 años.
La medida, que según sus detractores implicará una “congelación” de inversiones en la educación, fue aprobada el martes en la Cámara de los Diputados y va a ser discutida en el Senado, antes de entrar en vigor. (I)

Estudiantes rechazan políticas de Temer

Protesta contra el proyecto de enmienda para limitar los gastos públicos impulsada por el presidente Michel Temer. EFE


"Las ocupaciones comenzaron a principios de octubre en Paraná, región donde el sistema educativo estaba abandonado por el Estado", dijo la presidenta de la Unión Brasileña de Estudiantes de Secundaria, UBES, Camila Lanes, pero se han extendido y han paralizado las clases por todo el país.


El Gobierno está presionando a los alumnos para que acaben las movilizaciones y la Policía ha realizado desalojos de decenas de escuelas en los últimos días.
Ultimátum


El ministro de Educación, José Mendonça Bezerra, ha dado un ultimátum a los estudiantes para que desocupen las escuelas el lunes como fecha límite bajo la amenaza de cancelar los exámenes que sirven para el acceso a la universidad, conocidos como ENEM, programados para inicios de noviembre.


La principal reivindicación de los estudiantes es que se archive la propuesta de enmienda a la Constitución que pretende restringir los gastos públicos en los próximos 20 años.
La medida, que según sus detractores implicará una “congelación” de inversiones en la educación, fue aprobada el martes en la Cámara de los Diputados y va a ser discutida en el Senado, antes de entrar en vigor. (I)