Corte Constitucional de Colombia ordena a programa de tv y canal Caracol a rectificar información que vulnera derechos de indígenas

La Corte Constitucional de Colombia falló en contra del Programa Séptimo Día y del Canal Caracol por tres emisiones a mediados del 2015 al considerar que violaron el derecho de los pueblos indígenas y de los ciudadanos a recibir una información veraz.
Foto: Cortesía

La magistrada Gloria Ortiz indicó en la sentencia “que se utilizaron las creencias ancestrales indígenas para justificar la opinión personal de los periodistas en torno a la justicia indígena, con lo que se vulneró el derecho a la imparcialidad”.

Por ello, dispuso al medio de comunicación rectificar la información en un episodio completo del programa en el que la Organización Indígena de Colombia (Onic) tenga al menos dos terceras partes para expresar sus puntos de vista.

“Si el medio pretende elevar alguna acusación contra las autoridades, líderes, o miembros de los pueblos indígenas, deberá identificar adecuadamente el pueblo al que pertenecen, el resguardo o parcialidad de la que hacen parte, sin elevar acusaciones genéricas contra un pueblo o comunidad, o hacer afirmaciones más allá de lo que las fuentes debidamente corroboradas efectivamente les permitan confirmar”, indica la sentencia.

Onic interpuso la demanda por el contenidos de los programas difundidos el 2 de agosto bajo el titular ‘¿La corrupción llegó a los cabildos indígenas?’, el 26 de julio sobre ‘Abusos sexuales, prostitución, drogadicción: ¿es suficiente la justicia indígena?’, y el 10 de agosto, el tema: ‘El dilema jurídico de la ‘recuperación’ de tierras por parte de indígenas’, publica este miércoles el portal colombiano Semana.

El programa del 26 de julio, según el fallo de la Corte, habría sacado de contexto las declaraciones dadas por el Consejero Mayor de Consejo Indígena del Cauca (CRIC), señala la publicación de Semana.

En la rectificación, según la Corte, el presentador y director Manuel Teodoro deberá reconocer que el programa carecía de la evidencia para sustentar afirmaciones como que en ciertas partes del Cauca “la distinción entre ser indígena y ser guerrillero no es tan clara”, según lo afirmó en la emisión del 2 de agosto.

La Corte también dispone al medio de comunicación que adopten un manual de ética escrito que incluya reglas mínimas para abordar temas relacionados con grupos étnicos, minorías sexuales y demás sujetos tradicionalmente estigmatizados dentro del contexto social colombiano.

“El medio y el programa deberán adoptar el manual como parámetro de evaluación continua de sus propios contenidos. Este debe ser público, e incorporar, como mínimo, los principios, reglas y parámetros establecidos por la Constitución, la jurisprudencia constitucional y la ley, así como en los instrumentos internacionales sobre la materia”, señala la sentencia de la Corte.

El medio de comunicación también deberá adoptar un mecanismo para ponderar los eventuales riesgos que implique la difusión de la información o de las opiniones transmitidas por el mismo sobre el grupo social, en particular en cuanto tiene que ver con el conflicto armado interno.

Consultado por Semana, Teodoro aseguró que defiende el contenido de cada palabra de cada programa que transmitieron. “Respondió a una contundente investigación en la que se consolidaron pruebas técnicas, testimonios de víctimas de estos grupos de indígenas, entre ellos propietarios de fincas que han sido invadidos por ellos”, sostuvo.

Corte Constitucional de Colombia ordena a programa de tv y canal Caracol a rectificar información que vulnera derechos de indígenas

Foto: Cortesía

La magistrada Gloria Ortiz indicó en la sentencia “que se utilizaron las creencias ancestrales indígenas para justificar la opinión personal de los periodistas en torno a la justicia indígena, con lo que se vulneró el derecho a la imparcialidad”.

Por ello, dispuso al medio de comunicación rectificar la información en un episodio completo del programa en el que la Organización Indígena de Colombia (Onic) tenga al menos dos terceras partes para expresar sus puntos de vista.

“Si el medio pretende elevar alguna acusación contra las autoridades, líderes, o miembros de los pueblos indígenas, deberá identificar adecuadamente el pueblo al que pertenecen, el resguardo o parcialidad de la que hacen parte, sin elevar acusaciones genéricas contra un pueblo o comunidad, o hacer afirmaciones más allá de lo que las fuentes debidamente corroboradas efectivamente les permitan confirmar”, indica la sentencia.

Onic interpuso la demanda por el contenidos de los programas difundidos el 2 de agosto bajo el titular ‘¿La corrupción llegó a los cabildos indígenas?’, el 26 de julio sobre ‘Abusos sexuales, prostitución, drogadicción: ¿es suficiente la justicia indígena?’, y el 10 de agosto, el tema: ‘El dilema jurídico de la ‘recuperación’ de tierras por parte de indígenas’, publica este miércoles el portal colombiano Semana.

El programa del 26 de julio, según el fallo de la Corte, habría sacado de contexto las declaraciones dadas por el Consejero Mayor de Consejo Indígena del Cauca (CRIC), señala la publicación de Semana.

En la rectificación, según la Corte, el presentador y director Manuel Teodoro deberá reconocer que el programa carecía de la evidencia para sustentar afirmaciones como que en ciertas partes del Cauca “la distinción entre ser indígena y ser guerrillero no es tan clara”, según lo afirmó en la emisión del 2 de agosto.

La Corte también dispone al medio de comunicación que adopten un manual de ética escrito que incluya reglas mínimas para abordar temas relacionados con grupos étnicos, minorías sexuales y demás sujetos tradicionalmente estigmatizados dentro del contexto social colombiano.

“El medio y el programa deberán adoptar el manual como parámetro de evaluación continua de sus propios contenidos. Este debe ser público, e incorporar, como mínimo, los principios, reglas y parámetros establecidos por la Constitución, la jurisprudencia constitucional y la ley, así como en los instrumentos internacionales sobre la materia”, señala la sentencia de la Corte.

El medio de comunicación también deberá adoptar un mecanismo para ponderar los eventuales riesgos que implique la difusión de la información o de las opiniones transmitidas por el mismo sobre el grupo social, en particular en cuanto tiene que ver con el conflicto armado interno.

Consultado por Semana, Teodoro aseguró que defiende el contenido de cada palabra de cada programa que transmitieron. “Respondió a una contundente investigación en la que se consolidaron pruebas técnicas, testimonios de víctimas de estos grupos de indígenas, entre ellos propietarios de fincas que han sido invadidos por ellos”, sostuvo.