Argentina asume la presidencia del Mercosur

Argentina asumió ayer la presidencia semestral del Mercosur en un momento marcado por el polémico cese de Venezuela como miembro del bloque y con unas prioridades que pasan por relanzar el organismo y avanzar en las negociaciones de un tratado comercial con la Unión Europea.

Los cancilleres de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay -países fundadores del bloque- celebraron hoy en Buenos Aires la XI Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común, CMC, en una rocambolesca jornada marcada por la insistencia de la ministra de Exteriores venezolana, Delcy Rodríguez, de asistir al encuentro, al que se le prohibió entrar.
“Si insisten en que no participe en la reunión nos meteremos por la ventana, porque vinimos a defender los derechos de Venezuela”, subrayó por la mañana la Canciller en declaraciones a la prensa y luego de reunirse con su par argentina, Susana Malcorra, quien le pidió que se abstuviera de presentarse en la cita.
Después de la reunión de los cancilleres, la ministra de Argentina reconoció que “efectivamente” Venezuela no había sido invitada a la cita tras haber sido cesada en el bloque a principios de mes, y añadió que el diálogo con Rodríguez había sido “franco” a partir de las “enormes diferencias”.
Esta fue la primera reunión ministerial después de que, el pasado 2 de diciembre, el Mercosur comunicara a Venezuela que cesaba de ejercer sus “derechos inherentes” como Estado parte, por haber incumplido el Protocolo de Adhesión, aún pese a estar ejerciendo la presidencia rotativa en ese momento.
Venezuela, que se adhirió oficialmente al bloque en 2012, reitera que esta situación es ilegal ya que según el Gobierno de Nicolás Maduro el país se ha incorporado a un 95 por ciento de la legislación que los Estados deben cumplir para su adhesión al organismo.
Malcorra compareció luego del encuentro junto a sus pares de Brasil, José Serra; Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, y Paraguay, Eladio Loizaga, en el que trataron la agenda de trabajo para el próximo semestre.
La cita, además de materializar la asunción presidencial de Argentina, sirvió para estrechar “aún más” los lazos en lo relacionado a las negociaciones comerciales internacionales, por lo que los jerarcas acordaron integrar equipos para afrontar “de manera más coordinada y consolidada” la “rica” y “sumamente ambiciosa” agenda que tiene prevista para los próximos seis meses.
“Definitivamente la negociación del Mercosur y la Unión Europea es prioritaria”, al igual que el acuerdo con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por su sigla en inglés) y trabajar en el avance de los acuerdos con Japón, India o Canadá” y también China, añadió Malcorra.
El objetivo es que estos grupos de trabajo coordinados puedan negociar más directamente para lograr, si no un acuerdo cerrado completo, pequeñas metas que ayuden a agilizar los acuerdos de libre comercio con otras regiones.
La Canciller argentina hizo hincapié en que se buscará reforzar el libre comercio intrarregional. (I)

Buenos Aires, EFE. 

Argentina asume la presidencia del Mercosur

Los cancilleres de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay -países fundadores del bloque- celebraron hoy en Buenos Aires la XI Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común, CMC, en una rocambolesca jornada marcada por la insistencia de la ministra de Exteriores venezolana, Delcy Rodríguez, de asistir al encuentro, al que se le prohibió entrar.
“Si insisten en que no participe en la reunión nos meteremos por la ventana, porque vinimos a defender los derechos de Venezuela”, subrayó por la mañana la Canciller en declaraciones a la prensa y luego de reunirse con su par argentina, Susana Malcorra, quien le pidió que se abstuviera de presentarse en la cita.
Después de la reunión de los cancilleres, la ministra de Argentina reconoció que “efectivamente” Venezuela no había sido invitada a la cita tras haber sido cesada en el bloque a principios de mes, y añadió que el diálogo con Rodríguez había sido “franco” a partir de las “enormes diferencias”.
Esta fue la primera reunión ministerial después de que, el pasado 2 de diciembre, el Mercosur comunicara a Venezuela que cesaba de ejercer sus “derechos inherentes” como Estado parte, por haber incumplido el Protocolo de Adhesión, aún pese a estar ejerciendo la presidencia rotativa en ese momento.
Venezuela, que se adhirió oficialmente al bloque en 2012, reitera que esta situación es ilegal ya que según el Gobierno de Nicolás Maduro el país se ha incorporado a un 95 por ciento de la legislación que los Estados deben cumplir para su adhesión al organismo.
Malcorra compareció luego del encuentro junto a sus pares de Brasil, José Serra; Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, y Paraguay, Eladio Loizaga, en el que trataron la agenda de trabajo para el próximo semestre.
La cita, además de materializar la asunción presidencial de Argentina, sirvió para estrechar “aún más” los lazos en lo relacionado a las negociaciones comerciales internacionales, por lo que los jerarcas acordaron integrar equipos para afrontar “de manera más coordinada y consolidada” la “rica” y “sumamente ambiciosa” agenda que tiene prevista para los próximos seis meses.
“Definitivamente la negociación del Mercosur y la Unión Europea es prioritaria”, al igual que el acuerdo con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por su sigla en inglés) y trabajar en el avance de los acuerdos con Japón, India o Canadá” y también China, añadió Malcorra.
El objetivo es que estos grupos de trabajo coordinados puedan negociar más directamente para lograr, si no un acuerdo cerrado completo, pequeñas metas que ayuden a agilizar los acuerdos de libre comercio con otras regiones.
La Canciller argentina hizo hincapié en que se buscará reforzar el libre comercio intrarregional. (I)

Buenos Aires, EFE.