Joyeros, bicampeón del Mundialito

Ciudadela del Joyero demostró de qué está hecho y siendo muy superior a su rival, El Vecino, se proclamó campeón del Mundialilto de los Pobres. Tercera final entre ellos; segunda victoria para los rojos.


Y, el momento más esperado por todos los amantes del índor interbarrial llegó: La final.

El partido que nadie quiso perderse y por eso, el coliseo Jefferson Pérez quedó pequeño, ya que estuvo lleno hasta las goteras. No había espacio para nadie más.

El mantel estuvo servido y los invitados de honor ingresaron a la duela del coliseo Mayor. Los Joyeros y El Vecino pisaron la cancha y esperaron el puntapié inicial.
Se vino una batalla de 50 minutos y tras el inicio, en medio del bullicio, los equipos buscaron adueñarse del balón. El cuadro rojo estuvo mejor ordenado; los amarillos quisieron ablandar con choque y juego brusco.

Joyeros movía el balón, rotaba y avisaba en el arco de Boris Ávila, quién respondía de excelente manera.

La pelota pasaba por los pies de Edison Serrano, el motor de Joyeros. En contra, René Ruiz, quien de entrada debía haber sido amonestado por falta brusca sobre Paulo Falcones, era el que manejaba los hijos del cuadro más popular del Mundialito.

 Infortunio

Sin embargo, a los 18 minutos, tras una jugada larga, pues salió un centro desde propia puerta de Joyeros, Falcones esquivando a Juan Pintado cabeceó el esférico en la raya, desafortunadamente, “Chico Mula” conocido así a René Ruíz golpeó el balón con su cabeza e infló las redes de su propia puerta.  

Cuesta arriba para El Vecino, pues estuvo obligado a quitar el balón a Joyeros y romper el sistema planteado por Santiago Valladares.

Pese a eso, Joyeros dio una segunda estocada. Falcones, a la tercera marcó su gol dejando helado la banca amarilla y a la mitad del coliseo. Así se terminó el primer tiempo.

Para la segunda parte, El Vecino ingresó con la batería recargada y presionó al rival; ahí apareció Juan Guamán, arquero de los rojos que brilló bajo los tres palos. En el conjunto amarillo, el técnico, René Ruíz ordenó dos cambios, Juan Cedillo e Iván Govea dieron otro tipo de juego y arrinconaron al rival.

A los 12 minutos encontró el premio, César Gutiérrez, tras una jugada personal remató el esférico y al rebote marcó el tanto del descuento. Se vinieron 15 minutos de alto voltaje.
Joyeros esperaba y buscaba al contragolpe. El Vecino corría por todos los espacios, pero el ansiado tanto del empate no llegó; dos disparos se impactaron en los travesaños.

El árbitro Juan Carlos Guanga dio tres minutos de adición y, Serrano sacó un disparo rasante, el portero Ávila evitó el gol, pero dentro del área apareció Falcones para empujarla y anotar la tercera diana.

Joyeros levantaba las manos, el título ya era suyo, faltaba el pitazo final, el mismo se dio y el cuadro rojo grito ¡Campeones!  ¡Campeones! El marcador final fue 3-1 y con ello se bajó el telón de la edición 43 del Mundialito.

 Premiación

De inmediato se vino la premiación, primero de manera individual, al mejor arquero, Diego Cando; al mejor jugador y goleador, César Gutiérrez, de El Vecino y, después, a  la Calderón, cuarto en el torneo; a Perezpata, medalla de bronce; a El Vecino, con de plata y a Los Joyeros con de oro, elenco que inició el festejo en la cancha del coliseo Jefferson Pérez y culminó en el barrio con un baile popular.  (MRO) (D)

GUTIERRESOTRA

César Gutiérrez, de El Vecino fue el goleador del Mundialito al marcar 28 tantos.   Miguel Arévalo | EL TIEMPO

B1CALDERON

El Vecino fue subcampeón del índor interbarrial de Cuenca.  EL TIEMPO

PEREZPATA

Perezpata derrotó a Ciudadela Calderón y terminó tercero en el certamen.

VECINO

Ciudadela Calderón es el cuarto mejor equipo del Mundialito de los Pobres.

Cuenca.

LA CIFRA

2 títulos ha conseguido Ciudadela del Joyero. Ha disputado tres finales y en dos ocasiones ha sido eliminado en semifinales; en el 2016 fue tercero en el Mundialito de los Pobres. 

Datos

Goleador
Paulo Falcones es el referente de Los Joyeros, ha levantados las dos copas.

Concentrados
Los Joyeros previo a la final del torneo se concentraron en un hotel de la ciudad.

Joyeros, bicampeón del Mundialito


Y, el momento más esperado por todos los amantes del índor interbarrial llegó: La final.

El partido que nadie quiso perderse y por eso, el coliseo Jefferson Pérez quedó pequeño, ya que estuvo lleno hasta las goteras. No había espacio para nadie más.

El mantel estuvo servido y los invitados de honor ingresaron a la duela del coliseo Mayor. Los Joyeros y El Vecino pisaron la cancha y esperaron el puntapié inicial.
Se vino una batalla de 50 minutos y tras el inicio, en medio del bullicio, los equipos buscaron adueñarse del balón. El cuadro rojo estuvo mejor ordenado; los amarillos quisieron ablandar con choque y juego brusco.

Joyeros movía el balón, rotaba y avisaba en el arco de Boris Ávila, quién respondía de excelente manera.

La pelota pasaba por los pies de Edison Serrano, el motor de Joyeros. En contra, René Ruiz, quien de entrada debía haber sido amonestado por falta brusca sobre Paulo Falcones, era el que manejaba los hijos del cuadro más popular del Mundialito.

 Infortunio

Sin embargo, a los 18 minutos, tras una jugada larga, pues salió un centro desde propia puerta de Joyeros, Falcones esquivando a Juan Pintado cabeceó el esférico en la raya, desafortunadamente, “Chico Mula” conocido así a René Ruíz golpeó el balón con su cabeza e infló las redes de su propia puerta.  

Cuesta arriba para El Vecino, pues estuvo obligado a quitar el balón a Joyeros y romper el sistema planteado por Santiago Valladares.

Pese a eso, Joyeros dio una segunda estocada. Falcones, a la tercera marcó su gol dejando helado la banca amarilla y a la mitad del coliseo. Así se terminó el primer tiempo.

Para la segunda parte, El Vecino ingresó con la batería recargada y presionó al rival; ahí apareció Juan Guamán, arquero de los rojos que brilló bajo los tres palos. En el conjunto amarillo, el técnico, René Ruíz ordenó dos cambios, Juan Cedillo e Iván Govea dieron otro tipo de juego y arrinconaron al rival.

A los 12 minutos encontró el premio, César Gutiérrez, tras una jugada personal remató el esférico y al rebote marcó el tanto del descuento. Se vinieron 15 minutos de alto voltaje.
Joyeros esperaba y buscaba al contragolpe. El Vecino corría por todos los espacios, pero el ansiado tanto del empate no llegó; dos disparos se impactaron en los travesaños.

El árbitro Juan Carlos Guanga dio tres minutos de adición y, Serrano sacó un disparo rasante, el portero Ávila evitó el gol, pero dentro del área apareció Falcones para empujarla y anotar la tercera diana.

Joyeros levantaba las manos, el título ya era suyo, faltaba el pitazo final, el mismo se dio y el cuadro rojo grito ¡Campeones!  ¡Campeones! El marcador final fue 3-1 y con ello se bajó el telón de la edición 43 del Mundialito.

 Premiación

De inmediato se vino la premiación, primero de manera individual, al mejor arquero, Diego Cando; al mejor jugador y goleador, César Gutiérrez, de El Vecino y, después, a  la Calderón, cuarto en el torneo; a Perezpata, medalla de bronce; a El Vecino, con de plata y a Los Joyeros con de oro, elenco que inició el festejo en la cancha del coliseo Jefferson Pérez y culminó en el barrio con un baile popular.  (MRO) (D)

GUTIERRESOTRA

César Gutiérrez, de El Vecino fue el goleador del Mundialito al marcar 28 tantos.   Miguel Arévalo | EL TIEMPO

B1CALDERON

El Vecino fue subcampeón del índor interbarrial de Cuenca.  EL TIEMPO

PEREZPATA

Perezpata derrotó a Ciudadela Calderón y terminó tercero en el certamen.

VECINO

Ciudadela Calderón es el cuarto mejor equipo del Mundialito de los Pobres.

Cuenca.

LA CIFRA

2 títulos ha conseguido Ciudadela del Joyero. Ha disputado tres finales y en dos ocasiones ha sido eliminado en semifinales; en el 2016 fue tercero en el Mundialito de los Pobres. 

Datos

Goleador
Paulo Falcones es el referente de Los Joyeros, ha levantados las dos copas.

Concentrados
Los Joyeros previo a la final del torneo se concentraron en un hotel de la ciudad.