Cultivar quinua, acto heróico en zonas rurales

La siembra y el cultivo de la quinua en comunidades rurales de Azuay se mantiene pero muy poco se fortalece. Este alimento originario de los Andes y que se consumió en épocas ancestrales, lucha por no perderse en medio de su boom comercial.
Carmelina Flores, agricultora de la comunidad de Tomebamba, perteneciente al cantón Paute, quien aún cultiva quinua.

Este alimento tradicional, llegó hace pocos años a la vida del agricultor Miguel Rivera, quien vive en la comunidad de Tomebamba, perteneciente al cantón Paute. “Todo comenzó cuando escuché a canción, Ojitos de ajonjolí. Me pregunté ¿qué fruto es? ¿qué grano es?” Entonces acudió a un almacén agropecuario en el que no solo conoció esta semilla, también la de amaranto y la de quinua.


Sin conocer su proceso agrícola, sembró la quinua en la misma época en la que sembró el trigo y la cebada. “Solo nació un poco, solo era una prueba” dijo con una sonrisa que revelaba su desconocimiento incial.
Pero se dio bien. Ahora sabe que la planta demora cinco meses en crecer y que es preferible que se siembre entre julio y septiembre para conseguir una buena cosecha. Explica que es necesario que la planta este de color verde para cosecharla, y que no se debe dejar madurar, “pues si cae el agua, nace un retonño en la misma planta”. Esto daña la cosecha.


Si se la cosecha a tiempo, se procede trillar rama por rama. Si es buena la rama, puede dar hasta una libra de la semilla. Trillar es un proceso que se puede hacer manualmente, pero tomaría mucho tiempo, por ello se requiere maquinaria especializada. Es decir, una trilladora y una escarificadora.


Cuando la cosecha es buena, Rivera dijo que un quintal de quinua se vende hasta en 250 dólares, “y es bueno” pero ahora la competencia ha provocado que el costo decaiga.
Si no se vende, Rivera explicó que la semilla se tuesta o cocina para consumirla y se preparan tortillas o se mezcla para conseguir barras de chocolate, su especialidad.
Además, preparan sopas, chicha, buñuelos, pan, keyes y otros alimentos.

Asociación
Conseguir el equipo adecuado abastecería a más de 10 agricultores, pero rodea los 20.000 dólares, cantidad que no es posible conseguir. Por ello, tienen que alquilar estas herramientas, indicó Carmelina Flores, integrante de la Asociación de agricultores San Vicente de Ferrer.


Ella mantiene el cultivo de este producto que es similar al cereal, pero reconoce que el proceso es costoso, porque se requiere maquinaria especializada.
Ángel Flores, detalló que tanto la siembra como el cultivo son costosos y no representan una ganancia al momento de vender el producto.
Explica que para una cosecha de 50 quintales, se requiere sembrar en un espacio de media hectárea.


Cuidar el cultivo representa un gasto de 1.300 dólares, algo que puede perderse de no ser buena la semilla y no contar con el adecuado cuidado.

Tierra
Los agricultores revelaron que en un terreno de 20 metros cuadrados, se puede obtener un quintal del producto. Pero eso requiere proteger el terreno, la hierba y abonar “para que cargue bastante producto”. Con un buen riego se puede producir dos veces al año, pero carecen de éste. (FCS) (F)

Cuenca. 

Cultivar quinua, acto heróico en zonas rurales

Carmelina Flores, agricultora de la comunidad de Tomebamba, perteneciente al cantón Paute, quien aún cultiva quinua.

Este alimento tradicional, llegó hace pocos años a la vida del agricultor Miguel Rivera, quien vive en la comunidad de Tomebamba, perteneciente al cantón Paute. “Todo comenzó cuando escuché a canción, Ojitos de ajonjolí. Me pregunté ¿qué fruto es? ¿qué grano es?” Entonces acudió a un almacén agropecuario en el que no solo conoció esta semilla, también la de amaranto y la de quinua.


Sin conocer su proceso agrícola, sembró la quinua en la misma época en la que sembró el trigo y la cebada. “Solo nació un poco, solo era una prueba” dijo con una sonrisa que revelaba su desconocimiento incial.
Pero se dio bien. Ahora sabe que la planta demora cinco meses en crecer y que es preferible que se siembre entre julio y septiembre para conseguir una buena cosecha. Explica que es necesario que la planta este de color verde para cosecharla, y que no se debe dejar madurar, “pues si cae el agua, nace un retonño en la misma planta”. Esto daña la cosecha.


Si se la cosecha a tiempo, se procede trillar rama por rama. Si es buena la rama, puede dar hasta una libra de la semilla. Trillar es un proceso que se puede hacer manualmente, pero tomaría mucho tiempo, por ello se requiere maquinaria especializada. Es decir, una trilladora y una escarificadora.


Cuando la cosecha es buena, Rivera dijo que un quintal de quinua se vende hasta en 250 dólares, “y es bueno” pero ahora la competencia ha provocado que el costo decaiga.
Si no se vende, Rivera explicó que la semilla se tuesta o cocina para consumirla y se preparan tortillas o se mezcla para conseguir barras de chocolate, su especialidad.
Además, preparan sopas, chicha, buñuelos, pan, keyes y otros alimentos.

Asociación
Conseguir el equipo adecuado abastecería a más de 10 agricultores, pero rodea los 20.000 dólares, cantidad que no es posible conseguir. Por ello, tienen que alquilar estas herramientas, indicó Carmelina Flores, integrante de la Asociación de agricultores San Vicente de Ferrer.


Ella mantiene el cultivo de este producto que es similar al cereal, pero reconoce que el proceso es costoso, porque se requiere maquinaria especializada.
Ángel Flores, detalló que tanto la siembra como el cultivo son costosos y no representan una ganancia al momento de vender el producto.
Explica que para una cosecha de 50 quintales, se requiere sembrar en un espacio de media hectárea.


Cuidar el cultivo representa un gasto de 1.300 dólares, algo que puede perderse de no ser buena la semilla y no contar con el adecuado cuidado.

Tierra
Los agricultores revelaron que en un terreno de 20 metros cuadrados, se puede obtener un quintal del producto. Pero eso requiere proteger el terreno, la hierba y abonar “para que cargue bastante producto”. Con un buen riego se puede producir dos veces al año, pero carecen de éste. (FCS) (F)

Cuenca.