Super Mario Bros. 3 cumple 30 años de historia

Foto cortesía.

Super Mario Bros. 3, uno de los mejores juegos de plataformas en la historia de las consolas cumple 30 años desde su lanzamiento en 1990.

El juego se estrenó el 12 de febrero de 1990 en Estados Unidos, en dos días llegó a vender 250 mil copias, para que en un mes supera las 700 mil.

El fontanero nuevamente tenía que rescatar a la princesa Peach de las garras de Bowser y a través de un escenario de teatro, tenía que pasar 8 niveles para completar su misión.

El juego incorporaba además nuevos power ups para Mario, como el traje de una rana para nadar mejor, o un mapache cuya habilidad era convertirse en una estatua (monje) de piedra para pasar desapercibido por los enemigos.

La estética del juego era diferente a lo visto en algunos juegos de Nintendo. Los escenarios, el menú principal y algunas interacciones de Mario con los elementos del nivel (esconderse detrás de las plataformas blancas) daban la sensación de una obra teatral y, de hecho, el juego comienza cuando se levanta un telón.

Todos los personajes recibieron un cambio de estética que fuera más acorde al juego, además de la inclusión de muchos como el Chain Chomp.

La música del juego también estuvo a cargo del legendario Koji Kondo, especializando cada mapa del mundo con una canción representativa, además de retocar las clásicas.

El juego desarrollado por Shigeru Miyamoto y Takashi Tezuka, cumplía más con las expectativas del público, partiendo siempre de las nuevas tecnologías incorporadas en el cartucho.

Super Mario Bros. 3 para gran parte de la comunidad, representa el mejor juego clásico de Mario, por todas las revoluciones que ofreció en su momento, así como el primer videojuego que se convirtió en toda una sensación.  > elsoldeacapulco

Super Mario Bros. 3 cumple 30 años de historia

Foto cortesía.

Super Mario Bros. 3, uno de los mejores juegos de plataformas en la historia de las consolas cumple 30 años desde su lanzamiento en 1990.

El juego se estrenó el 12 de febrero de 1990 en Estados Unidos, en dos días llegó a vender 250 mil copias, para que en un mes supera las 700 mil.

El fontanero nuevamente tenía que rescatar a la princesa Peach de las garras de Bowser y a través de un escenario de teatro, tenía que pasar 8 niveles para completar su misión.

El juego incorporaba además nuevos power ups para Mario, como el traje de una rana para nadar mejor, o un mapache cuya habilidad era convertirse en una estatua (monje) de piedra para pasar desapercibido por los enemigos.

La estética del juego era diferente a lo visto en algunos juegos de Nintendo. Los escenarios, el menú principal y algunas interacciones de Mario con los elementos del nivel (esconderse detrás de las plataformas blancas) daban la sensación de una obra teatral y, de hecho, el juego comienza cuando se levanta un telón.

Todos los personajes recibieron un cambio de estética que fuera más acorde al juego, además de la inclusión de muchos como el Chain Chomp.

La música del juego también estuvo a cargo del legendario Koji Kondo, especializando cada mapa del mundo con una canción representativa, además de retocar las clásicas.

El juego desarrollado por Shigeru Miyamoto y Takashi Tezuka, cumplía más con las expectativas del público, partiendo siempre de las nuevas tecnologías incorporadas en el cartucho.

Super Mario Bros. 3 para gran parte de la comunidad, representa el mejor juego clásico de Mario, por todas las revoluciones que ofreció en su momento, así como el primer videojuego que se convirtió en toda una sensación.  > elsoldeacapulco