Así es el Samsung Z Flip, el primer móvil plegable de la compañía

Foto cortesía.

Samsung mostró su nueva línea de teléfonos móviles y la gran atracción es el Z Flip. Un teléfono plegable al que presentan como “elegante y simétrico” y que “cerrado cabe en la palma de la mano”.

Tamaño y peso

De acuerdo a los datos proporcionados por la empresa, el Galaxy Z Flip mide 73.6 milímetros de largo, 87.4 de alto y 17.3 de ancho cuando está cerrado. Una vez abierto, sus medidas pasarán a 73.6 x 167.3 x 7.2mm. Su peso es de 183 gramos.

Pantalla

El Galaxy Z Flip, pese a no igualar la calidad de los paneles de la familia S20, integra una pantalla plegable Dynamic AMOLED de 6,7 pulgadas con resolución Full HD+ (2636 x 1080), 425ppp y formato 21.9:9 —cuando está abierto—; desafortunadamente la tasa de refresco no será de 120 Hz como en los S20. En la parte superior se observan la perforación central que da espacio a la cámara frontal. Esta última la detallaremos más adelante.

Presume, además, un recubrimiento de cristal (UTG) delgado, flexible y resistente para aumentar la durabilidad; fue patentado por Samsung. A priori, esto debería hacer olvidar los problemas en el Galaxy Fold, cuya capa de plástico resultó ser un completo dolor de cabeza para el fabricante. Uno de sus principales atractivos, y en los que Google ha colaborado directamente, será el "Modo Flex", mismo que permitirá tener el teléfono abierto en un ángulo ligeramente superior a los 90 grados; la mitad de la pantalla mostrará la vista principal de una aplicación, mientras que la otra ofrecerá acceso a funciones adicionales de la misma.

Adicionalmente, en la cubierta se ubica una pequeña pantalla de 1.1“ Super AMOLED con resolución de 300 x 112 píxeles y 303ppp. Será aprovechada por el sistema operativo para mostrar información básica como la hora, el clima e incluso las llamadas entrantes y otras notificaciones.

Una de las mayores incógnitas era la bisagra. Samsung la ha bautizado como Hideaway, y la describe como "una obra de arte de ingeniería que garantiza que cada pliegue y despliegue sea suave y estable. El sistema de bisagras Hideaway también integra la nueva tecnología de barrido de Samsung, que utiliza fibras de nylon para repeler la suciedad y el polvo", agregan.

Procesador, memoria RAM y almacenamiento

En el interior del dispositivo se encuentra un procesador Snapdragon 855+, una de las últimas propuestas de Qualcomm para la gama alta. Por su parte, la memoria RAM alcanza los 8 GB, mientras que el almacenamiento interno se queda en los nada despreciables 256 GB. Este abrazará el estándar UFS 3.0, lo cual se verá reflejado en una mayor velocidad de lectura y escritura.

Cámaras

El apartado fotográfico del Z Flip, aunque no es su principal fuerte, integra los sensores suficientes para realizar capturas de buena calidad. En la región frontal se incorpora un sensor de 10 megapíxeles (f/2.4) para las selfies y videoconferencias. La parte trasera se queda en una configuración de dos cámaras con sensores principal y gran angular de 12 megapíxeles (aperturas f/1,89 y f/2,2, respectivamente).

Batería, biometría y conectividad

El Galaxy Z Flip tiene una batería de 3.300 mAh —dividida en cada costado del móvil— con capacidad de carga rápida de hasta 15 W y, como casi toda la industria, ofrece soporte para carga inalámbrica mediante el estándar Qi.

Cabe señalar que, debido al diseño del terminal, Samsung se vio obligado a colocar el sensor de huellas dactilares en la parte lateral. Además, por el momento no ha sido posible ofrecer el lector de huellas ultrasónico en un panel plegable.

En cuanto a conectividad, el teléfono presume Bluetooth 5.0, 4G LTE, NFC, Wi-Fi 6 y aun puerto USB Tipo C. Eso sí, siguió los pasos de los Galaxy S20 al prescindir del puerto Jack de 3,5 milímetros para conectar auriculares.

Así es el Samsung Z Flip, el primer móvil plegable de la compañía

Foto cortesía.

Samsung mostró su nueva línea de teléfonos móviles y la gran atracción es el Z Flip. Un teléfono plegable al que presentan como “elegante y simétrico” y que “cerrado cabe en la palma de la mano”.

Tamaño y peso

De acuerdo a los datos proporcionados por la empresa, el Galaxy Z Flip mide 73.6 milímetros de largo, 87.4 de alto y 17.3 de ancho cuando está cerrado. Una vez abierto, sus medidas pasarán a 73.6 x 167.3 x 7.2mm. Su peso es de 183 gramos.

Pantalla

El Galaxy Z Flip, pese a no igualar la calidad de los paneles de la familia S20, integra una pantalla plegable Dynamic AMOLED de 6,7 pulgadas con resolución Full HD+ (2636 x 1080), 425ppp y formato 21.9:9 —cuando está abierto—; desafortunadamente la tasa de refresco no será de 120 Hz como en los S20. En la parte superior se observan la perforación central que da espacio a la cámara frontal. Esta última la detallaremos más adelante.

Presume, además, un recubrimiento de cristal (UTG) delgado, flexible y resistente para aumentar la durabilidad; fue patentado por Samsung. A priori, esto debería hacer olvidar los problemas en el Galaxy Fold, cuya capa de plástico resultó ser un completo dolor de cabeza para el fabricante. Uno de sus principales atractivos, y en los que Google ha colaborado directamente, será el "Modo Flex", mismo que permitirá tener el teléfono abierto en un ángulo ligeramente superior a los 90 grados; la mitad de la pantalla mostrará la vista principal de una aplicación, mientras que la otra ofrecerá acceso a funciones adicionales de la misma.

Adicionalmente, en la cubierta se ubica una pequeña pantalla de 1.1“ Super AMOLED con resolución de 300 x 112 píxeles y 303ppp. Será aprovechada por el sistema operativo para mostrar información básica como la hora, el clima e incluso las llamadas entrantes y otras notificaciones.

Una de las mayores incógnitas era la bisagra. Samsung la ha bautizado como Hideaway, y la describe como "una obra de arte de ingeniería que garantiza que cada pliegue y despliegue sea suave y estable. El sistema de bisagras Hideaway también integra la nueva tecnología de barrido de Samsung, que utiliza fibras de nylon para repeler la suciedad y el polvo", agregan.

Procesador, memoria RAM y almacenamiento

En el interior del dispositivo se encuentra un procesador Snapdragon 855+, una de las últimas propuestas de Qualcomm para la gama alta. Por su parte, la memoria RAM alcanza los 8 GB, mientras que el almacenamiento interno se queda en los nada despreciables 256 GB. Este abrazará el estándar UFS 3.0, lo cual se verá reflejado en una mayor velocidad de lectura y escritura.

Cámaras

El apartado fotográfico del Z Flip, aunque no es su principal fuerte, integra los sensores suficientes para realizar capturas de buena calidad. En la región frontal se incorpora un sensor de 10 megapíxeles (f/2.4) para las selfies y videoconferencias. La parte trasera se queda en una configuración de dos cámaras con sensores principal y gran angular de 12 megapíxeles (aperturas f/1,89 y f/2,2, respectivamente).

Batería, biometría y conectividad

El Galaxy Z Flip tiene una batería de 3.300 mAh —dividida en cada costado del móvil— con capacidad de carga rápida de hasta 15 W y, como casi toda la industria, ofrece soporte para carga inalámbrica mediante el estándar Qi.

Cabe señalar que, debido al diseño del terminal, Samsung se vio obligado a colocar el sensor de huellas dactilares en la parte lateral. Además, por el momento no ha sido posible ofrecer el lector de huellas ultrasónico en un panel plegable.

En cuanto a conectividad, el teléfono presume Bluetooth 5.0, 4G LTE, NFC, Wi-Fi 6 y aun puerto USB Tipo C. Eso sí, siguió los pasos de los Galaxy S20 al prescindir del puerto Jack de 3,5 milímetros para conectar auriculares.