La alta joyería se engasta de imperio

Si los desfiles son la cara visible de la Semana de la Alta Costura de París, el lujo se manifiesta también a través de las exclusivas piezas de alta joyería que emularon el imperio napoleónico con Chaumet y se protegieron con los talismanes de Chanel.
Fotografía promocional de Chaumet.

La clientela internacional a la que se dirigen estas joyas, que pueden superar un precio de venta de 2,2 millones de dólares, se congrega estos días en la capital francesa y, por ello, las firmas la invitan a conocer sus últimas colecciones durante una visita privada.


Chaumet, histórica casa cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XVIII, presume de haber vendido cerca del 80 por ciento de los 45 diseños de su colección inspirada en la primera mujer de Napoleón Bonaparte, Josefina de Beauharnais. A partir de la tiara que el joyero le confeccionó durante el periodo imperial, se han desarrollado piezas construidas en torno a diamantes tallados en forma de pera, con el pico hacia abajo, o de cojín, en alusión a la famosa piedra “Regent” de la espada del emperador. (E)

París, EFE.

La alta joyería se engasta de imperio

Fotografía promocional de Chaumet.

La clientela internacional a la que se dirigen estas joyas, que pueden superar un precio de venta de 2,2 millones de dólares, se congrega estos días en la capital francesa y, por ello, las firmas la invitan a conocer sus últimas colecciones durante una visita privada.


Chaumet, histórica casa cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XVIII, presume de haber vendido cerca del 80 por ciento de los 45 diseños de su colección inspirada en la primera mujer de Napoleón Bonaparte, Josefina de Beauharnais. A partir de la tiara que el joyero le confeccionó durante el periodo imperial, se han desarrollado piezas construidas en torno a diamantes tallados en forma de pera, con el pico hacia abajo, o de cojín, en alusión a la famosa piedra “Regent” de la espada del emperador. (E)

París, EFE.