John Wick es una joya del cine para los amantes de la acción

La tercera película de John Wick vuelve a elevar la acción a unos extremos que promete hacer soltar más de una exclamación de felicidad. El actor regresa para la tercera película de la saga, ‘Parabellum’, que llegará a los cines mañana.


La cinta ‘John Wick 3: Parabellum’ es una sublimación del cine de acción que hará disfrutar como chiquillos a los amantes de un género de acción.
Ahora, prófugo de sus antiguos protectores el personaje interpretado por Keanu Reeves tendrá que enfrentar enemigos más poderosos y escapar de Nueva York.


De acuerdo con la sinopsis oficial, ‘John Wick’ está huyendo por dos razones: lo persiguen por una recompensa global de 14 millones de dólares por su cabeza y por romper una regla central, la de asesinar a alguien en los dominios del Hotel Continental. La víctima era un miembro de la Mesa Suprema que ordenó el asesinato del protagonista.


Dirigida por Chad Stahelski, a esta nueva entrega de la saga de acción se une Halle Berry en el papel de Sofía, amiga de John Wick y asesina, igual que él. En tanto, actores como Ian McShane y Laurence Fishburne repiten los papeles interpretados en las películas anteriores: Winston y The Bowery King. .
Según contó Chad Stahelski, director de la saga de acción, la producción de ‘John Wick Chapter 3: Parabellum’ se enfrentó a a un inconveniente grupal: los gatos de Marruecos, una de las locaciones de la cinta.


“Los marroquíes no son muy fans de los perros pero les encantan los gatos . Había miles. Fuimos a buscar locaciones en invierno y no había muchos; pensamos: ‘bueno, hay unos pocos gatos, creamos un departamento para que se ocupe de ellos y les movemos a otro lado para que no molesten’. Pero cuando aparecimos para rodar había miles de gatos, literalmente. Y lo malo es que los gatos no tienen miedo a nada”, relató.


En tanto la coprotagonista, Halle Berry, dijo que durante la filmación de una de las escenas de la cinta,  el set era caótico: “Era un caos, y entonces aparecían los gatos correteando por todo el set. Y claro, se debía tener a los perros vigilados porque, cuando veían un gato, iban tras él, arruinando escenas continuamente”. (E)

John Wick es una joya del cine para los amantes de la acción

La tercera película de John Wick vuelve a elevar la acción a unos extremos que promete hacer soltar más de una exclamación de felicidad. El actor regresa para la tercera película de la saga, ‘Parabellum’, que llegará a los cines mañana.


La cinta ‘John Wick 3: Parabellum’ es una sublimación del cine de acción que hará disfrutar como chiquillos a los amantes de un género de acción.
Ahora, prófugo de sus antiguos protectores el personaje interpretado por Keanu Reeves tendrá que enfrentar enemigos más poderosos y escapar de Nueva York.


De acuerdo con la sinopsis oficial, ‘John Wick’ está huyendo por dos razones: lo persiguen por una recompensa global de 14 millones de dólares por su cabeza y por romper una regla central, la de asesinar a alguien en los dominios del Hotel Continental. La víctima era un miembro de la Mesa Suprema que ordenó el asesinato del protagonista.


Dirigida por Chad Stahelski, a esta nueva entrega de la saga de acción se une Halle Berry en el papel de Sofía, amiga de John Wick y asesina, igual que él. En tanto, actores como Ian McShane y Laurence Fishburne repiten los papeles interpretados en las películas anteriores: Winston y The Bowery King. .
Según contó Chad Stahelski, director de la saga de acción, la producción de ‘John Wick Chapter 3: Parabellum’ se enfrentó a a un inconveniente grupal: los gatos de Marruecos, una de las locaciones de la cinta.


“Los marroquíes no son muy fans de los perros pero les encantan los gatos . Había miles. Fuimos a buscar locaciones en invierno y no había muchos; pensamos: ‘bueno, hay unos pocos gatos, creamos un departamento para que se ocupe de ellos y les movemos a otro lado para que no molesten’. Pero cuando aparecimos para rodar había miles de gatos, literalmente. Y lo malo es que los gatos no tienen miedo a nada”, relató.


En tanto la coprotagonista, Halle Berry, dijo que durante la filmación de una de las escenas de la cinta,  el set era caótico: “Era un caos, y entonces aparecían los gatos correteando por todo el set. Y claro, se debía tener a los perros vigilados porque, cuando veían un gato, iban tras él, arruinando escenas continuamente”. (E)