Fans de Maluma apuestan todo por ver su show

María Eugenia Solíz y Thaís Espinoza son fans del cantante colombiano Maluma quien dará su show hoy en Guayaquil.
FOTO: Fernando Machado EL TIEMPO

Endeudarse, faltar al trabajo, hacer fila y otras razones son las que priman cuando un artista favorito llega al país. Estas conductas se definen como idolatría hacia una persona.

La llegada del cantante colombiano Maluma a Ecuador, para dar un concierto hoy en Guayaquil, seduce a los fans cuencanos que hacen de todo por seguir sus pasos y estar presentes en uno de sus conciertos.

No solo se trata de hacer filas durante largas horas, preparar carteles, gorras o camisetas con su imagen y volver a ver espectáculos siempre que se pueda, “seguir a un artista no es novelería, es una pasión”.

Así lo define Tahís Espinosa, una joven de 20 años que hizo lo imposible para conseguir las entradas al concierto de Maluma en Guayaquil, de quien es fan desde los 15 años.

“Esta pasión va más allá de conocer todas las canciones de un artista y puede llegar a casos extremos, hasta endeudarse y faltar al trabajo”, indica.

Para la psicóloga Alejandra Arévalo, estos comportamientos de los fans están cargados de sensaciones placenteras y a veces incontrolables: “A nadie se le hace extraño ver a grupos de adolescentes durmiendo en las puertas de un espacio donde es el concierto, endeudarse para viajar y ver a su ídolo”.

Lo cierto es que los jóvenes toman ese fanatismo como una forma de expresión reprimida, “idolatran a su artista porque tal vez quisieron ser como él”.

María Eugenia Soliz, de 20 años, también irá al concierto. Desde sus 15, Maluma ha sido su artista favorito, lo único que quiere es verlo y escuchar sus canciones para bailar: “Cuando Maluma vino por primera vez, madrugué para hacer fila e ingresar, ahora haré lo mismo, no importa lo que tenga que pasar”. (E)

Sandra Altafulla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fans de Maluma apuestan todo por ver su show

María Eugenia Solíz y Thaís Espinoza son fans del cantante colombiano Maluma quien dará su show hoy en Guayaquil.
FOTO: Fernando Machado EL TIEMPO

Endeudarse, faltar al trabajo, hacer fila y otras razones son las que priman cuando un artista favorito llega al país. Estas conductas se definen como idolatría hacia una persona.

La llegada del cantante colombiano Maluma a Ecuador, para dar un concierto hoy en Guayaquil, seduce a los fans cuencanos que hacen de todo por seguir sus pasos y estar presentes en uno de sus conciertos.

No solo se trata de hacer filas durante largas horas, preparar carteles, gorras o camisetas con su imagen y volver a ver espectáculos siempre que se pueda, “seguir a un artista no es novelería, es una pasión”.

Así lo define Tahís Espinosa, una joven de 20 años que hizo lo imposible para conseguir las entradas al concierto de Maluma en Guayaquil, de quien es fan desde los 15 años.

“Esta pasión va más allá de conocer todas las canciones de un artista y puede llegar a casos extremos, hasta endeudarse y faltar al trabajo”, indica.

Para la psicóloga Alejandra Arévalo, estos comportamientos de los fans están cargados de sensaciones placenteras y a veces incontrolables: “A nadie se le hace extraño ver a grupos de adolescentes durmiendo en las puertas de un espacio donde es el concierto, endeudarse para viajar y ver a su ídolo”.

Lo cierto es que los jóvenes toman ese fanatismo como una forma de expresión reprimida, “idolatran a su artista porque tal vez quisieron ser como él”.

María Eugenia Soliz, de 20 años, también irá al concierto. Desde sus 15, Maluma ha sido su artista favorito, lo único que quiere es verlo y escuchar sus canciones para bailar: “Cuando Maluma vino por primera vez, madrugué para hacer fila e ingresar, ahora haré lo mismo, no importa lo que tenga que pasar”. (E)

Sandra Altafulla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.