El éxito de los ‘paper bag’ está en cómo usarlos

Su característico corte holgado en la parte inferior, talle alto y ajuste amarrado en la cintura, los ha convertido en los favoritos para cualquier época del año. Además son cómodos y fáciles de combinar.  

La tendencia de principios de siglo se mantiene en el imaginario, ‘crop tops’, gafas redondas, jeans en forma de campana, los pañuelos en el cuello, los zapatos tipo sueco o las minifaldas, se observan en las tiendas de las marcas de ropa u accesiorios, como una forma de culto a lo que representó la transición en aquella época.


En la actualidad, la diversidad de formas en el universo de los pantalones, da lugar a un sinfín de conceptos para nombrarlos, tales como los ‘boyfriend’ (de tu novio), ‘mon’ jeans (denim de mamá), los flare (acampanados en el tobillo), o los tubo (pitillo). Pero el más importante para los días frescos, de sol y calor son los ‘paper bag’.


Llamados así en honor a su estrecha cintura, su cualidad es tener un tiro alto y ajustarse debajo del pecho, como lo hacen las bolsas de papel marrón del almuerzo americano cuando se agarran por la parte superior. Es cómodo, fresco, ligero, no se ciñe al cuerpo y se adapta muy bien a cualquier figura, en especial a las de reloj de arena y triangular. Llegan en modelos como el palazzo (acampanados), culotte (anchos), o hasta el tobillo, y en diferentes texturas como diseños.     


Si desea conseguir un efecto visual que estilice su silueta lo mejor es optar por un conjunto en un solo color; entre ellos los tonos pasteles (palo rosa, verde oliva, celeste, beige, melón) y que su textura sea lisa. También puede elegir una camisa con mangas tres cuartos y colocarla dentro del pantalón o un ‘crop top’ en tonalidad llana, siempre será un acierto. Puede incluirle un blazer o un suéter.
Lo importante es que sea del largo adecuado para su estatura, sin arrastrar la tela al piso y combinarlo con zapatos bajos o botines cortos, el secreto es que se vea un poco del piel para que haya armonía. Ahora, si le queda un poco grande, debe usar tacones altos. La ventaja de estos pantalones son las prendas complementarias adecuadas, de esta manera obtendrá un look casual, elegante y chic.
Tipo ejecutiva
Para ir a trabajar apueste por unos pantalones ‘bolsa de papel’ en tono oscuro, puede ser negro, morado o verde musgo con una camisa blanca, azul, de rayas o blusa lencera (de tiras con encajes), botines y un saco en paleta intensa (rojo, azul, fucsia, naranja). Si es temporada de lluvia un ‘trench’ (gabardina), también quedará perfecto.
En mezclilla o lino
Para un ‘outfit’ más informal y en temporada de calor, escoja unos en tela ‘denim’ liviana o lino de rayas (están ‘in’), mezclé con camisetas de algodón, tops o ‘crop tops’ no muy cortos, sandalias romanas, un bolso ‘bombonera’, gafas y sombrero de paja toquilla. Seguro se sentirá súper relajada durante el día.
Y si es casual…
Elija unos con cuadros, flores, ‘animal print’, con texturas de cuerina o seda, combínelos con una blusa ‘off shoulder’ (hombros descubiertos), unos stilettos, cartera ‘bandolera’ (cruzada) y chaqueta de ‘denim’.   
El tipo de calzado que va acorde con este pieza son algunos, desde deportivos, mocasines y de tacones, todo dependerá del estilismo final y la época del año. Así que no pierda el tiempo y póngase unos ‘paper bag’. (E)

El éxito de los ‘paper bag’ está en cómo usarlos

Su característico corte holgado en la parte inferior, talle alto y ajuste amarrado en la cintura, los ha convertido en los favoritos para cualquier época del año. Además son cómodos y fáciles de combinar.  

La tendencia de principios de siglo se mantiene en el imaginario, ‘crop tops’, gafas redondas, jeans en forma de campana, los pañuelos en el cuello, los zapatos tipo sueco o las minifaldas, se observan en las tiendas de las marcas de ropa u accesiorios, como una forma de culto a lo que representó la transición en aquella época.


En la actualidad, la diversidad de formas en el universo de los pantalones, da lugar a un sinfín de conceptos para nombrarlos, tales como los ‘boyfriend’ (de tu novio), ‘mon’ jeans (denim de mamá), los flare (acampanados en el tobillo), o los tubo (pitillo). Pero el más importante para los días frescos, de sol y calor son los ‘paper bag’.


Llamados así en honor a su estrecha cintura, su cualidad es tener un tiro alto y ajustarse debajo del pecho, como lo hacen las bolsas de papel marrón del almuerzo americano cuando se agarran por la parte superior. Es cómodo, fresco, ligero, no se ciñe al cuerpo y se adapta muy bien a cualquier figura, en especial a las de reloj de arena y triangular. Llegan en modelos como el palazzo (acampanados), culotte (anchos), o hasta el tobillo, y en diferentes texturas como diseños.     


Si desea conseguir un efecto visual que estilice su silueta lo mejor es optar por un conjunto en un solo color; entre ellos los tonos pasteles (palo rosa, verde oliva, celeste, beige, melón) y que su textura sea lisa. También puede elegir una camisa con mangas tres cuartos y colocarla dentro del pantalón o un ‘crop top’ en tonalidad llana, siempre será un acierto. Puede incluirle un blazer o un suéter.
Lo importante es que sea del largo adecuado para su estatura, sin arrastrar la tela al piso y combinarlo con zapatos bajos o botines cortos, el secreto es que se vea un poco del piel para que haya armonía. Ahora, si le queda un poco grande, debe usar tacones altos. La ventaja de estos pantalones son las prendas complementarias adecuadas, de esta manera obtendrá un look casual, elegante y chic.
Tipo ejecutiva
Para ir a trabajar apueste por unos pantalones ‘bolsa de papel’ en tono oscuro, puede ser negro, morado o verde musgo con una camisa blanca, azul, de rayas o blusa lencera (de tiras con encajes), botines y un saco en paleta intensa (rojo, azul, fucsia, naranja). Si es temporada de lluvia un ‘trench’ (gabardina), también quedará perfecto.
En mezclilla o lino
Para un ‘outfit’ más informal y en temporada de calor, escoja unos en tela ‘denim’ liviana o lino de rayas (están ‘in’), mezclé con camisetas de algodón, tops o ‘crop tops’ no muy cortos, sandalias romanas, un bolso ‘bombonera’, gafas y sombrero de paja toquilla. Seguro se sentirá súper relajada durante el día.
Y si es casual…
Elija unos con cuadros, flores, ‘animal print’, con texturas de cuerina o seda, combínelos con una blusa ‘off shoulder’ (hombros descubiertos), unos stilettos, cartera ‘bandolera’ (cruzada) y chaqueta de ‘denim’.   
El tipo de calzado que va acorde con este pieza son algunos, desde deportivos, mocasines y de tacones, todo dependerá del estilismo final y la época del año. Así que no pierda el tiempo y póngase unos ‘paper bag’. (E)