La dosis cromática del verde menta

Los tonos pasteles se adueñan del armario en esta época del año. Se acercan las vacaciones, los días más cálidos y los colores suaves poseen una luz propia que resaltan en todo tipo de piel.

Las aportaciones vitaminadas del amarillo y el naranja en los conjuntos de primavera, han convertido a estos colores idóneos para apostar por piezas como sandalias, bolsos, bisutería, cinturones, entre otras, además de alguna prenda con personalidad capaz de solucionar cualquier look como una falda satinada con vuelo y caída.

Sin embargo, más allá de la paleta pastel que por estos días está presente en la ropa y accesorios en las boutiques y tiendas de marcas, existe otra tonalidad que está jugando mucho en los conjuntos femeninos, inclusive en los masculinos, y es el verde menta. Vibrante, luminoso, refrescante y con algunos matices permitidos, es una alternativa que crea una sensación de suavidad, serenidad, y permite mezclarse con distintas impresiones, además de texturas.

Por su abanico de variantes, luce bien tanto para el día como la noche en los ‘outfits’ casuales e informales. El tipo de tejido marcará el veredicto final sobre cómo y cuándo usarlo. Para los eventos nocturnos quedará perfecto en vestimentas con telas más suntuosas o con brillo, tales como el satén, la gasa, o la seda, pero si busca una estética más “glam rock” (glamour) para un compromiso relajado, el algodón, cuerina o gabardina strech serán lo acertado.

No obstante, ¿con qué tonalidades combinarlo? La regla a tener en cuenta es que al tratarse de un color frío intenso y con blanco en su composición, permite mezclarlo con alternativas neutras, con un tinte clásico o con otras más arriesgadas y que salen de lo convencional. Si usted decide apostar por un “total look” en verde menta dará una imagen más sofisticada ideal para una fiesta o salida importante.

Por otra parte, junto con el “nude”, salmón, beige, el rosado pálido o el camel brinda un estilo delicado o romántico, según la prenda elegida. Mientras que con un marrón chocolate o verde botella puede transformarse en un mix comodín apto para cualquier evento.
Por ello, a continuación se sugieren diversas opciones para que luzca irresistible y cómoda al momento de optar por este color.

Vestido o mono de una sola pieza
Puesto que es un tono que por sí solo tiene luz propia, si desea un look que pare el tráfico, busque un mono o vestido (corto o largo), cuyo punto de contraste sea el calzado. Agréguele una cartera sobre en concho de vino y unos aretes dorados.

Inclúyalo con discreción
Si es de las que no le gusta llamar mucho la atención a donde va, elija un atuendo en donde juegue con este tono de manera sutil, ya sea con una blusa lencera (de tiras con encajes), un abrigo con estampados a cuadros o un pantalón llano, una combinación perfecta.

En sus accesorios
Si cree que es demasiado para usted sumarlo a su ‘outfit’, intente experimentar este color en sus bolsos, aretes, collares, pañuelos, pulseras, vinchas, seguro será un acierto para cualquier combinación.

Recuerde que la moda está hecha para expresarse por medio de la ropa, así que experimente con tonalidades diferentes y contrástelas. (E)

Cessia Murillo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La dosis cromática del verde menta

Los tonos pasteles se adueñan del armario en esta época del año. Se acercan las vacaciones, los días más cálidos y los colores suaves poseen una luz propia que resaltan en todo tipo de piel.

Las aportaciones vitaminadas del amarillo y el naranja en los conjuntos de primavera, han convertido a estos colores idóneos para apostar por piezas como sandalias, bolsos, bisutería, cinturones, entre otras, además de alguna prenda con personalidad capaz de solucionar cualquier look como una falda satinada con vuelo y caída.

Sin embargo, más allá de la paleta pastel que por estos días está presente en la ropa y accesorios en las boutiques y tiendas de marcas, existe otra tonalidad que está jugando mucho en los conjuntos femeninos, inclusive en los masculinos, y es el verde menta. Vibrante, luminoso, refrescante y con algunos matices permitidos, es una alternativa que crea una sensación de suavidad, serenidad, y permite mezclarse con distintas impresiones, además de texturas.

Por su abanico de variantes, luce bien tanto para el día como la noche en los ‘outfits’ casuales e informales. El tipo de tejido marcará el veredicto final sobre cómo y cuándo usarlo. Para los eventos nocturnos quedará perfecto en vestimentas con telas más suntuosas o con brillo, tales como el satén, la gasa, o la seda, pero si busca una estética más “glam rock” (glamour) para un compromiso relajado, el algodón, cuerina o gabardina strech serán lo acertado.

No obstante, ¿con qué tonalidades combinarlo? La regla a tener en cuenta es que al tratarse de un color frío intenso y con blanco en su composición, permite mezclarlo con alternativas neutras, con un tinte clásico o con otras más arriesgadas y que salen de lo convencional. Si usted decide apostar por un “total look” en verde menta dará una imagen más sofisticada ideal para una fiesta o salida importante.

Por otra parte, junto con el “nude”, salmón, beige, el rosado pálido o el camel brinda un estilo delicado o romántico, según la prenda elegida. Mientras que con un marrón chocolate o verde botella puede transformarse en un mix comodín apto para cualquier evento.
Por ello, a continuación se sugieren diversas opciones para que luzca irresistible y cómoda al momento de optar por este color.

Vestido o mono de una sola pieza
Puesto que es un tono que por sí solo tiene luz propia, si desea un look que pare el tráfico, busque un mono o vestido (corto o largo), cuyo punto de contraste sea el calzado. Agréguele una cartera sobre en concho de vino y unos aretes dorados.

Inclúyalo con discreción
Si es de las que no le gusta llamar mucho la atención a donde va, elija un atuendo en donde juegue con este tono de manera sutil, ya sea con una blusa lencera (de tiras con encajes), un abrigo con estampados a cuadros o un pantalón llano, una combinación perfecta.

En sus accesorios
Si cree que es demasiado para usted sumarlo a su ‘outfit’, intente experimentar este color en sus bolsos, aretes, collares, pañuelos, pulseras, vinchas, seguro será un acierto para cualquier combinación.

Recuerde que la moda está hecha para expresarse por medio de la ropa, así que experimente con tonalidades diferentes y contrástelas. (E)

Cessia Murillo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.