Incorpore el chaleco a su look diario,pero con estilo

Foto cortesía.

Es una prenda que se viene imponiendo desde hace un par de años porque es ideal para los climas primaverales, y se ha convertido en un básico para el día como la noche. Descubra cómo añadirlas a sus ‘outifts’  con un toque personal para lucir bien en cualquier momento.

Atrás se quedaron los chalecos que se consideraban una vestimenta más de abrigo, invernal o incluso una pieza masculina para dar paso a un complemento más “oversize” (ancho) capaz de “arreglar” cualquier look, pero con gracia.


Cada año se renuevan y han llegado a convertirse en uno de los favoritos de las “influencers” por sus diseños (rayas, cuadros, llanas, flores, geométricos) y variedad al momento de combinar.


Es una prenda que no debe faltar en su armario, no solo porque se adapta a las bajas temperaturas, así como a la época de calor, sino porque es ideal para todas las ocasiones, añade una pincelada especial a su atuendo y será una excelente inversión.


Es ese tipo de pieza que en ocasiones no sabe cómo combinarla, pero que puede levantar un look con solo ser incluida al conjunto con maestría.
Las “bloggers” ya la han elegido como un “must have” (debe tener) de la temporada, y la llevan en tonos clásicos como el camel, el negro o el gris para rematar looks sencillos y que queden perfectos.  


Un chaleco ya sea de piel, gabardina, “denim”, cuerina, entre otros materiales, puede restarle formalidad al atuendo que lleva, sumándole un acento moderno o juvenil.


Se sugiere también  utilizar esta pieza de textura jean con un vestido largo, si va a salir a pasear con sus hijos. Sin embargo, si es para ir a una junta de trabajo o una reunión muy seria combínela con un pantalón de basta ancha de tela.


Casual “in”
Si desea un look para sorprender al momento de ir a un bar a tomar unos tragos, mezcle sus jeans desgastados y rotos (que aún están en tendencia), con un chaleco en textura satinada, color llamativo (rojo, palo rosa, mostaza), o alguna textura (rayas, cuadros, geométricos), una camiseta básica cuello de tortuga, y unos “stilettos”, agréguele una cartera cruzada.


¡De pelos!
Las pieles sintéticas también llamadas peluches por su suavidad, siempre serán un acierto y una gran alternativa para verse sofisticada. Elegir este complemento le permite combinarlo con minivestidos, faldas “midi” (a media pierna) o camiseros, juegue con unas botas largas o cortas para complementar el look.


Siempre chic
Los chalecos de lujo, serán sus mejores aliados para lucir elegante, sobre todo si no desea despegarse de sus prendas básicas. Un “outfit” idóneo para ir al trabajo o evento formal por la noche, puede ser un pantalón sastre, una blusa de seda, un collar llamativo, en conjunto con unas sandalias altas y una cartera sobre.


Otra propuesta es cambiar la pieza inferior por una falda plisada en tono neutro.
Monocolor
No es un blazer, pero al final tiene la misma función, al cual se le puede añadir unos jeans tipo tubo y unos “naked shoes” (zapatos transparente de acrílico). No obstante, un conjunto para las altas temperaturas y que en este momento está en tendencia es el chaleco en color pastel muy veraniego (rosado, agua marina, amarillo pálido), armonizado con bermuda plisada en el mismo tono y alpargatas, una sugerencia para las salidas nocturnas con sus amigos.


Apueste por la que se considera una de las prendas perfectas para la llegada del “buen tiempo”, y anímese a utilizarla como una chaqueta para el frío y como un vestido en época de calor si el modelo es más largo. (I)



Cessia Murillo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Incorpore el chaleco a su look diario,pero con estilo

Foto cortesía.

Es una prenda que se viene imponiendo desde hace un par de años porque es ideal para los climas primaverales, y se ha convertido en un básico para el día como la noche. Descubra cómo añadirlas a sus ‘outifts’  con un toque personal para lucir bien en cualquier momento.

Atrás se quedaron los chalecos que se consideraban una vestimenta más de abrigo, invernal o incluso una pieza masculina para dar paso a un complemento más “oversize” (ancho) capaz de “arreglar” cualquier look, pero con gracia.


Cada año se renuevan y han llegado a convertirse en uno de los favoritos de las “influencers” por sus diseños (rayas, cuadros, llanas, flores, geométricos) y variedad al momento de combinar.


Es una prenda que no debe faltar en su armario, no solo porque se adapta a las bajas temperaturas, así como a la época de calor, sino porque es ideal para todas las ocasiones, añade una pincelada especial a su atuendo y será una excelente inversión.


Es ese tipo de pieza que en ocasiones no sabe cómo combinarla, pero que puede levantar un look con solo ser incluida al conjunto con maestría.
Las “bloggers” ya la han elegido como un “must have” (debe tener) de la temporada, y la llevan en tonos clásicos como el camel, el negro o el gris para rematar looks sencillos y que queden perfectos.  


Un chaleco ya sea de piel, gabardina, “denim”, cuerina, entre otros materiales, puede restarle formalidad al atuendo que lleva, sumándole un acento moderno o juvenil.


Se sugiere también  utilizar esta pieza de textura jean con un vestido largo, si va a salir a pasear con sus hijos. Sin embargo, si es para ir a una junta de trabajo o una reunión muy seria combínela con un pantalón de basta ancha de tela.


Casual “in”
Si desea un look para sorprender al momento de ir a un bar a tomar unos tragos, mezcle sus jeans desgastados y rotos (que aún están en tendencia), con un chaleco en textura satinada, color llamativo (rojo, palo rosa, mostaza), o alguna textura (rayas, cuadros, geométricos), una camiseta básica cuello de tortuga, y unos “stilettos”, agréguele una cartera cruzada.


¡De pelos!
Las pieles sintéticas también llamadas peluches por su suavidad, siempre serán un acierto y una gran alternativa para verse sofisticada. Elegir este complemento le permite combinarlo con minivestidos, faldas “midi” (a media pierna) o camiseros, juegue con unas botas largas o cortas para complementar el look.


Siempre chic
Los chalecos de lujo, serán sus mejores aliados para lucir elegante, sobre todo si no desea despegarse de sus prendas básicas. Un “outfit” idóneo para ir al trabajo o evento formal por la noche, puede ser un pantalón sastre, una blusa de seda, un collar llamativo, en conjunto con unas sandalias altas y una cartera sobre.


Otra propuesta es cambiar la pieza inferior por una falda plisada en tono neutro.
Monocolor
No es un blazer, pero al final tiene la misma función, al cual se le puede añadir unos jeans tipo tubo y unos “naked shoes” (zapatos transparente de acrílico). No obstante, un conjunto para las altas temperaturas y que en este momento está en tendencia es el chaleco en color pastel muy veraniego (rosado, agua marina, amarillo pálido), armonizado con bermuda plisada en el mismo tono y alpargatas, una sugerencia para las salidas nocturnas con sus amigos.


Apueste por la que se considera una de las prendas perfectas para la llegada del “buen tiempo”, y anímese a utilizarla como una chaqueta para el frío y como un vestido en época de calor si el modelo es más largo. (I)



Cessia Murillo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.