Quesos artesanales son la oferta de este negocio

Diez sabores diferentes de queso provolone ahumado es la propuesta de emprendimiento que el cuencano Fausto Calle ofrece desde hace un año y medio a los amantes de este producto.
Fabiola Calle, encargada de la degustación y promoción del queso Magnus, junto a Pablo Calle, hijo del emprendedor.
FOTO: Andrea Muñoz

Con una presentación de 250 gramos y otra de una libra, y con una receta del queso scamorza, una variedad semidura del sur de Italia, al que su precursor prefiere llamar “provolone ahumado”, nació en medio de la crisis económica que asaltó su hogar a mediados del 2016.

La aprobación de quienes habían probado las variedades de ‘Magnus Smoky Cheese’, animó a Fausto y a su esposa a emprender este negocio, con la expectativa de que, en un futuro no lejano, se convierta en la principal fuente de sustento del hogar.

Su vivienda, ubicada en el sector de la Virgen del Milagro, funciona como taller de producción. Ahí, Fausto y su hijo Pablo, dedican alrededor de cuatro días a la elaboración de un lote, y a la semana generan de 60 a 80 quesos.

Uno de sus objetivos es cubrir la oferta de los quesos más populares entre sus clientes. Los sabores estrella son: ajo, ají, orégano, aceituna y albahaca.

La venta semanal es de aproximadamente 40 productos, sin embargo, cuando hay la oportunidad de que los quesos Magnus estén en ferias u otros espacios comerciales, asciende un 10 por ciento.

La sal en grano es uno de los ingredientes especiales de la marca, que no contiene conservantes y está hecho de forma natural, informa su precursor.

Él afirma que sería imposible industrializar este aperitivo, ya que el secreto del sabor es gracias a la elaboración 100 por ciento artesanal.

Actualmente, la degustación es la estrategia principal de venta que utiliza la marca. De la producción semanal, invierten al menos siete quesos para que la marca se introduzca al mercado de los aperitivos.

Entre los clientes fieles de la marca sobresale el público extranjero, aunque su creador señala que también mantiene lazos comerciales con restaurantes que gustan incluir en sus recetas las variedades del queso Magnus.

Tiene mucho potencial”, comenta el ingeniero de Alimentos que convirtió en negocio un pasatiempo de hace 15 años. (I)

Datos 

-Sabores entre los más populares están: pimiento, peperoni, natural, almendra y ajonjolí. También produce sabores sugeridos bajo pedido.

-Experimento también puede ser dulce, en una ocasión elaboró un queso con cerezas y el resultado fue semejante a un cheescake ahumado.

-Recomendaciones el creador de la marca asegura que las variedades de ají y aceitunas son la perfecta combinación para una copa de vino tinto.

Quesos artesanales son la oferta de este negocio

Fabiola Calle, encargada de la degustación y promoción del queso Magnus, junto a Pablo Calle, hijo del emprendedor.
FOTO: Andrea Muñoz

Con una presentación de 250 gramos y otra de una libra, y con una receta del queso scamorza, una variedad semidura del sur de Italia, al que su precursor prefiere llamar “provolone ahumado”, nació en medio de la crisis económica que asaltó su hogar a mediados del 2016.

La aprobación de quienes habían probado las variedades de ‘Magnus Smoky Cheese’, animó a Fausto y a su esposa a emprender este negocio, con la expectativa de que, en un futuro no lejano, se convierta en la principal fuente de sustento del hogar.

Su vivienda, ubicada en el sector de la Virgen del Milagro, funciona como taller de producción. Ahí, Fausto y su hijo Pablo, dedican alrededor de cuatro días a la elaboración de un lote, y a la semana generan de 60 a 80 quesos.

Uno de sus objetivos es cubrir la oferta de los quesos más populares entre sus clientes. Los sabores estrella son: ajo, ají, orégano, aceituna y albahaca.

La venta semanal es de aproximadamente 40 productos, sin embargo, cuando hay la oportunidad de que los quesos Magnus estén en ferias u otros espacios comerciales, asciende un 10 por ciento.

La sal en grano es uno de los ingredientes especiales de la marca, que no contiene conservantes y está hecho de forma natural, informa su precursor.

Él afirma que sería imposible industrializar este aperitivo, ya que el secreto del sabor es gracias a la elaboración 100 por ciento artesanal.

Actualmente, la degustación es la estrategia principal de venta que utiliza la marca. De la producción semanal, invierten al menos siete quesos para que la marca se introduzca al mercado de los aperitivos.

Entre los clientes fieles de la marca sobresale el público extranjero, aunque su creador señala que también mantiene lazos comerciales con restaurantes que gustan incluir en sus recetas las variedades del queso Magnus.

Tiene mucho potencial”, comenta el ingeniero de Alimentos que convirtió en negocio un pasatiempo de hace 15 años. (I)

Datos 

-Sabores entre los más populares están: pimiento, peperoni, natural, almendra y ajonjolí. También produce sabores sugeridos bajo pedido.

-Experimento también puede ser dulce, en una ocasión elaboró un queso con cerezas y el resultado fue semejante a un cheescake ahumado.

-Recomendaciones el creador de la marca asegura que las variedades de ají y aceitunas son la perfecta combinación para una copa de vino tinto.