Proveedores del sector textil se benefician de sistema factoring

Centenares de historias de superación se entretejen en el norte de Quito. En la empresa El Greco, ubicada en el sector de Chaupicruz, decenas de mujeres jóvenes y madres solteras, que en su mayoría son el único sustento de su familia, estampan, cortan y cosen cientos de prendas de vestir que se distribuyen en las principales cadenas de tiendas del país.
Representantes de El Greco y de la CFN durante la firma del cupo de factoring electrónico. Cortesía

El Greco lleva 38 años en el mercado ecuatoriano y confecciona unas 500.000 prendas al año. Incursionaron hace una década en la elaboración de prendas bajo licencias de franquicias internacionales como Disney y Everlast, con el objetivo de que los niños del país puedan acceder a camisetas o pijamas de sus personajes favoritos en el mercado local.

El resultado de este proceso repercutió en que la empresa, amplío sus operaciones. Actualmente, laboran 105 personas de manera directa y 200 medianos, pequeños y artesanos textileros, de manera indirecta.

En la industria textilera es normal que las facturas generadas sean pagadas a los 30 o 60 días. La Coorporación Financiera Nacional,  CFN, le otorgó un cupo de 800.000 dólares a esta empresa capitalina, a través del servicio factoring electrónico. “Con este cupo otorgado los  pequeños proveedores de El Greco podrán descontar facturas mediante un sistema web y canjearlas por dinero en efectivo en menos de 48 horas”, explicaron los voceros de la CFN.

“Gracias a esto podremos adelantar el cobro de nuestras facturas. Eso ayudará a mi negocio y a mis ocho colaboradoras para que podamos crecer. Así creamos empleo en nuestro propio país, no en otros lados”, indicó Luis Tibán, proveedor de El Greco.

“Nuestro principal orgullo es ver las camisetas y vestidos que elaboramos en las grandes perchas de los centros comerciales. No tenemos nada que envidiar a la ropa importada, nuestro trabajo es mucho mejor”, señala Ana Muñoz, también pequeña proveedora de esta empresa ecuatoriana desde hace más de cinco años.

Jorge Castro, presidente y fundador de El Greco, comenta que gracias al apoyo de CFN podrán asegurar el bienestar de sus proveedores: “En su gran mayoría son talleres familiares conformados por madres, hijas o vecinas; les otorgamos las piezas de cada prenda de vestir y ellas, una a una van cumpliendo con altísimos estándares de calidad, las cosen. Luego las distribuimos a nuestros grandes clientes en todo el país”.

Para María Soledad Barrera, presidenta del Directorio de CFN, el desarrollo de soluciones efectivas, que garanticen un real apoyo para los empresarios locales, se enmarca en la visión planteada por el Gobierno Nacional durante esta última década. CFN, desde el 2007 ha colocado más de USD 5.200 millones en créditos para todos los sectores productivos del país. (RET) (I)

Proveedores del sector textil se benefician de sistema factoring

Representantes de El Greco y de la CFN durante la firma del cupo de factoring electrónico. Cortesía

El Greco lleva 38 años en el mercado ecuatoriano y confecciona unas 500.000 prendas al año. Incursionaron hace una década en la elaboración de prendas bajo licencias de franquicias internacionales como Disney y Everlast, con el objetivo de que los niños del país puedan acceder a camisetas o pijamas de sus personajes favoritos en el mercado local.

El resultado de este proceso repercutió en que la empresa, amplío sus operaciones. Actualmente, laboran 105 personas de manera directa y 200 medianos, pequeños y artesanos textileros, de manera indirecta.

En la industria textilera es normal que las facturas generadas sean pagadas a los 30 o 60 días. La Coorporación Financiera Nacional,  CFN, le otorgó un cupo de 800.000 dólares a esta empresa capitalina, a través del servicio factoring electrónico. “Con este cupo otorgado los  pequeños proveedores de El Greco podrán descontar facturas mediante un sistema web y canjearlas por dinero en efectivo en menos de 48 horas”, explicaron los voceros de la CFN.

“Gracias a esto podremos adelantar el cobro de nuestras facturas. Eso ayudará a mi negocio y a mis ocho colaboradoras para que podamos crecer. Así creamos empleo en nuestro propio país, no en otros lados”, indicó Luis Tibán, proveedor de El Greco.

“Nuestro principal orgullo es ver las camisetas y vestidos que elaboramos en las grandes perchas de los centros comerciales. No tenemos nada que envidiar a la ropa importada, nuestro trabajo es mucho mejor”, señala Ana Muñoz, también pequeña proveedora de esta empresa ecuatoriana desde hace más de cinco años.

Jorge Castro, presidente y fundador de El Greco, comenta que gracias al apoyo de CFN podrán asegurar el bienestar de sus proveedores: “En su gran mayoría son talleres familiares conformados por madres, hijas o vecinas; les otorgamos las piezas de cada prenda de vestir y ellas, una a una van cumpliendo con altísimos estándares de calidad, las cosen. Luego las distribuimos a nuestros grandes clientes en todo el país”.

Para María Soledad Barrera, presidenta del Directorio de CFN, el desarrollo de soluciones efectivas, que garanticen un real apoyo para los empresarios locales, se enmarca en la visión planteada por el Gobierno Nacional durante esta última década. CFN, desde el 2007 ha colocado más de USD 5.200 millones en créditos para todos los sectores productivos del país. (RET) (I)