Empresas mejorarán sus procesos

Más de 10 empresas del sector de alimentos de Azuay, Cañar y Morona Santiago recibirán asistencia técnica para implementar procesos de calidad y buenas prácticas de manufactura, BPM, por parte del Ministerio de Industrias y Productividad, MIPRO.
Este servicio se expandirá a otras empresas que estén interesadas en formar parte del programa completo de capacitación que impulsa el MIPRO. Cortesía

Desde la Dirección de Industrias Básica del MIPRO se informó que este proceso iniciará desde la primera semana de agosto.

El contexto de este proceso se desarrolla dentro del taller de Buenas Prácticas de Manufactura que culminará la próxima semana en dicha cartera de Estado y al cual asistieron 48 pequeñas industrias locales.

Para iniciar la asesoría y el acompañamiento técnico el MIPRO firmará un convenio con la Universidad del Azuay, UDA, para contar con la participación de alumnos de la carrera de Ingeniería de Alimentos.

“El convenio establecerá la participación del estudiantes como parte de sus prácticas preprofesionales”, indicaron voceros de Industrias Básicas. La intervención será tripartita: MIPRO, universidad y empresa.

La asesoría y acompañamiento será ofrecida de forma gratuita; sin embargo, las inversiones para poner en marcha los cambios deberán ser desembolsados desde la empresa, por lo que no se establecerá tiempos máximos de transformación. “Los procesos se acoplarán a la capacidad de inversión de cada empresa”, se indicó.

Los funcionarios de Industrias Básicas apuntaron que este proceso será únicamente de aplicación de la Norma 67 para la implementación de BPM, que es impulsada desde la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria, ARCSA. (CLP) (I)

Empresas mejorarán sus procesos

Este servicio se expandirá a otras empresas que estén interesadas en formar parte del programa completo de capacitación que impulsa el MIPRO. Cortesía

Desde la Dirección de Industrias Básica del MIPRO se informó que este proceso iniciará desde la primera semana de agosto.

El contexto de este proceso se desarrolla dentro del taller de Buenas Prácticas de Manufactura que culminará la próxima semana en dicha cartera de Estado y al cual asistieron 48 pequeñas industrias locales.

Para iniciar la asesoría y el acompañamiento técnico el MIPRO firmará un convenio con la Universidad del Azuay, UDA, para contar con la participación de alumnos de la carrera de Ingeniería de Alimentos.

“El convenio establecerá la participación del estudiantes como parte de sus prácticas preprofesionales”, indicaron voceros de Industrias Básicas. La intervención será tripartita: MIPRO, universidad y empresa.

La asesoría y acompañamiento será ofrecida de forma gratuita; sin embargo, las inversiones para poner en marcha los cambios deberán ser desembolsados desde la empresa, por lo que no se establecerá tiempos máximos de transformación. “Los procesos se acoplarán a la capacidad de inversión de cada empresa”, se indicó.

Los funcionarios de Industrias Básicas apuntaron que este proceso será únicamente de aplicación de la Norma 67 para la implementación de BPM, que es impulsada desde la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria, ARCSA. (CLP) (I)