Rodas ofrece fiscalizar cuentas del Municipio

El plan de trabajo que el candidato de Adelante Ecuatoriano Adelante presentó ante el Consejo Nacional Electoral , CNE, se basa principalmente en la fiscalización. Ofrece además una fórmula contra la inseguridad.

Fiscalizar, esa es la propuesta insigne del candidato a la Alcaldía de Cuenca, Jaime Rodas, quien asegura que él y su cuerpo de concejales de Adelante Ecuatoriano Adelante, harán una minuciosa inspección del destino de los fondos municipales.

El tranvía y los megaparques son sus principales objetivos, pues asegura que como empresario sabe el costo real de las obras y tiene dudas sobre el precio que terminaron costando las nuevas áreas verdes. En cuanto al tranvía, asegura que se analizarán proyectos construidos en otras ciudades del mundo para comparar precios.

Si bien el alcalde es la máxima autoridad de la Municipalidad y debe conocer las cuentas que se manejan en torno a gasto corriente y de inversión, el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autonomía y Descentralización, COOTAD, le da la facultad ejecutiva y encarga al Concejo Cantonal las labores de fiscalización. La labor del mandatario dentro del Cabildo se restringe al voto dirimente y a presidir la Comisión de Mesa, que pone en el orden del día los temas a debatir por los ediles electos.

Más allá de determinar si las cuentas municipales fueron o no claras, Rodas propone frenar la inseguridad con una “fórmula” que se limita a compartir antes del día de las elecciones, pero que se basa en impedir que la ciudadanía compre los artículos robados.
Según su criterio, en el momento en el que los ladrones no tengan a quien vender lo robado dentro del cantón, la delincuencia se reducirá e irá desapareciendo paulatinamente.

El Consejo de Seguridad Ciudadana, mediante un estudio elaborado en conjunto con la Universidad del Azuay, determinó al respecto que si bien los hurtos y robos son los delitos de mayor prevalencia en Cuenca, también se registran asesinatos y homicidios, agresiones sexuales, lesiones, intimidaciones, extorsión y violencia intrafamiliar, que generan inseguridad y no tienen que ver con los ilícitos contra la propiedad. (I)

Rodas ofrece fiscalizar cuentas del Municipio

Fiscalizar, esa es la propuesta insigne del candidato a la Alcaldía de Cuenca, Jaime Rodas, quien asegura que él y su cuerpo de concejales de Adelante Ecuatoriano Adelante, harán una minuciosa inspección del destino de los fondos municipales.

El tranvía y los megaparques son sus principales objetivos, pues asegura que como empresario sabe el costo real de las obras y tiene dudas sobre el precio que terminaron costando las nuevas áreas verdes. En cuanto al tranvía, asegura que se analizarán proyectos construidos en otras ciudades del mundo para comparar precios.

Si bien el alcalde es la máxima autoridad de la Municipalidad y debe conocer las cuentas que se manejan en torno a gasto corriente y de inversión, el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autonomía y Descentralización, COOTAD, le da la facultad ejecutiva y encarga al Concejo Cantonal las labores de fiscalización. La labor del mandatario dentro del Cabildo se restringe al voto dirimente y a presidir la Comisión de Mesa, que pone en el orden del día los temas a debatir por los ediles electos.

Más allá de determinar si las cuentas municipales fueron o no claras, Rodas propone frenar la inseguridad con una “fórmula” que se limita a compartir antes del día de las elecciones, pero que se basa en impedir que la ciudadanía compre los artículos robados.
Según su criterio, en el momento en el que los ladrones no tengan a quien vender lo robado dentro del cantón, la delincuencia se reducirá e irá desapareciendo paulatinamente.

El Consejo de Seguridad Ciudadana, mediante un estudio elaborado en conjunto con la Universidad del Azuay, determinó al respecto que si bien los hurtos y robos son los delitos de mayor prevalencia en Cuenca, también se registran asesinatos y homicidios, agresiones sexuales, lesiones, intimidaciones, extorsión y violencia intrafamiliar, que generan inseguridad y no tienen que ver con los ilícitos contra la propiedad. (I)