Pedro Palacios, el empresario que apunta a la renovación

FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

El ‘poder cuencano’ fue su lema y su voz de victoria. Pedro Palacios, cuencano de 43 años, empresario, ingeniero de profesion y sin un pasado político se convirtió en el nuevo Alcalde de Cuenca.

Palacios tuvo 45 días para conquistar el voto y lo logró. La noche del domingo 24 de marzo de 2019 se convirtió en la nueva cabeza de la Atenas del Ecuador.

Este lunes 25 de marzo, con el 99.79 por ciento de las actas escrutadas, Palacios obtuvo el 28.05 por ciento de los votos, dejando así a los políticos tradicionales como Marcelo Cabrera y Paúl Carrasco, que entre los dos suman más de 30 años como autoridades del cantón Cuenca y de la provincia del Azuay, respectivamente.

En las primeras declaraciones que dio a la prensa prefirió mantenerse cauto, ante los resultados preliminares. Dijo que prefiere tener una versión oficial del Consejo Nacional Electoral para sentirse vencedor. 

Ante la insistencia de los medios de comunicación se limitó en decir que lo primero que hará es "ordenar la casa", refiriéndose a la Corporación Municipal. "Ordenando la casa es la única forma de tomar decisiones", comentó. 

¿Cuál es el perfil del nuevo Alcalde de Cuenca?

No tiene pasado político y nunca antes había participado en una contienda electoral. Toda su carrera profesional la desarrolló en la empresa privada.

La noche del 24 de marzo, cuando recibió los resultados, confesó que por dos años se había preparado para esta contienda electoral. “Fueron dos años en los que me dediqué a recorrer mi cantón, conocí cuáles eran sus necesidades, me acerqué a la gente y hoy agradezco por esta confianza que me han dado”, dijo.

Pedro Palacios Ullauri, en una entrevista anterior con Diario EL TIEMPO, aseguró que su trayectoria y experiencia en empresas y organizaciones privadas le prepararon para administrar la ciudad.

En la contienda electoral participó por el partido 4-20, una alianza entre Ecuatoriano Unido, un partido que respalda abiertamente al presidente de la República Lenín Moreno, y Democracia Sí, cuyo líder es Gustavo Larrea.

Entre risas y chistes, Palacios comentó, previo al inicio de la campaña electoral, que es el candidato que más sobresale, ‘por su altura’, mide 1,83 metros. En lo de sobresalir, no se equivocó.

Está convencido que puede administrar la ciudad porque tiene 27 años de trabajo constante, de los cuales 14 los desarrolló en posiciones gerenciales y directivas de firmas como Indurama en Cuenca, Indurama Perú-ElectroAndina donde se encargó de levantar la fábrica y administrarla con alrededor de 1.000 empleados. Además, junto a su familia lidera la empresa Utilesa, una importadora de suministros de oficina y útiles escolares.

Pero, ¿por qué salir de la zona de su confort? Para él ser empleado y devengar su salario no es fácil y ser emprendedor es más complicado. Pero considera más desafiante aún volcarse al servicio de la ciudad.

Decidió participar luego de que alguien le dijo que con cuestionar la situación del país, no resolvería nada, “entonces decidí dar un paso al frente”, señala.

Es sincero, dice que a él ningún barrio, ni nadie puntual le pidió ser candidato, “yo mismo me palanqueé”, por lo que después de un consenso en su agrupación política, su candidatura fue aceptada.

Hugo Palacios, hermano del nuevo Alcalde, comentó que desde pequeño mostró liderazgo. Palacios fue capitán de la selección de básquet del colegio Técnico Salesiano y de la Federación Deportiva del Azuay. Además fue dirigente estudiantil en la Universidad Católica de Cuenca, donde estudió Ingeniería Industrial.

Palacios tiene 43 años y está casado desde hace 20 con Yadira Palacios. Tienen dos hijos, Pedro Santiago de 14 años y Juliana de 11 años.

Nueva generación

Palacios comentó que trabajó desde hace dos años con una agrupación política llamada Nueva Generación, que no alcanzó a inscribirse en el Consejo Nacional Electoral. Por eso, entre otros partidos que buscaron respaldarlo, aceptó el de los dos movimientos que abanderaron su candidatura, porque le dejaron que actúe políticamente. Dice que ninguno de los dos financia su campaña. (I)

Pedro Palacios, el empresario que apunta a la renovación

FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

El ‘poder cuencano’ fue su lema y su voz de victoria. Pedro Palacios, cuencano de 43 años, empresario, ingeniero de profesion y sin un pasado político se convirtió en el nuevo Alcalde de Cuenca.

Palacios tuvo 45 días para conquistar el voto y lo logró. La noche del domingo 24 de marzo de 2019 se convirtió en la nueva cabeza de la Atenas del Ecuador.

Este lunes 25 de marzo, con el 99.79 por ciento de las actas escrutadas, Palacios obtuvo el 28.05 por ciento de los votos, dejando así a los políticos tradicionales como Marcelo Cabrera y Paúl Carrasco, que entre los dos suman más de 30 años como autoridades del cantón Cuenca y de la provincia del Azuay, respectivamente.

En las primeras declaraciones que dio a la prensa prefirió mantenerse cauto, ante los resultados preliminares. Dijo que prefiere tener una versión oficial del Consejo Nacional Electoral para sentirse vencedor. 

Ante la insistencia de los medios de comunicación se limitó en decir que lo primero que hará es "ordenar la casa", refiriéndose a la Corporación Municipal. "Ordenando la casa es la única forma de tomar decisiones", comentó. 

¿Cuál es el perfil del nuevo Alcalde de Cuenca?

No tiene pasado político y nunca antes había participado en una contienda electoral. Toda su carrera profesional la desarrolló en la empresa privada.

La noche del 24 de marzo, cuando recibió los resultados, confesó que por dos años se había preparado para esta contienda electoral. “Fueron dos años en los que me dediqué a recorrer mi cantón, conocí cuáles eran sus necesidades, me acerqué a la gente y hoy agradezco por esta confianza que me han dado”, dijo.

Pedro Palacios Ullauri, en una entrevista anterior con Diario EL TIEMPO, aseguró que su trayectoria y experiencia en empresas y organizaciones privadas le prepararon para administrar la ciudad.

En la contienda electoral participó por el partido 4-20, una alianza entre Ecuatoriano Unido, un partido que respalda abiertamente al presidente de la República Lenín Moreno, y Democracia Sí, cuyo líder es Gustavo Larrea.

Entre risas y chistes, Palacios comentó, previo al inicio de la campaña electoral, que es el candidato que más sobresale, ‘por su altura’, mide 1,83 metros. En lo de sobresalir, no se equivocó.

Está convencido que puede administrar la ciudad porque tiene 27 años de trabajo constante, de los cuales 14 los desarrolló en posiciones gerenciales y directivas de firmas como Indurama en Cuenca, Indurama Perú-ElectroAndina donde se encargó de levantar la fábrica y administrarla con alrededor de 1.000 empleados. Además, junto a su familia lidera la empresa Utilesa, una importadora de suministros de oficina y útiles escolares.

Pero, ¿por qué salir de la zona de su confort? Para él ser empleado y devengar su salario no es fácil y ser emprendedor es más complicado. Pero considera más desafiante aún volcarse al servicio de la ciudad.

Decidió participar luego de que alguien le dijo que con cuestionar la situación del país, no resolvería nada, “entonces decidí dar un paso al frente”, señala.

Es sincero, dice que a él ningún barrio, ni nadie puntual le pidió ser candidato, “yo mismo me palanqueé”, por lo que después de un consenso en su agrupación política, su candidatura fue aceptada.

Hugo Palacios, hermano del nuevo Alcalde, comentó que desde pequeño mostró liderazgo. Palacios fue capitán de la selección de básquet del colegio Técnico Salesiano y de la Federación Deportiva del Azuay. Además fue dirigente estudiantil en la Universidad Católica de Cuenca, donde estudió Ingeniería Industrial.

Palacios tiene 43 años y está casado desde hace 20 con Yadira Palacios. Tienen dos hijos, Pedro Santiago de 14 años y Juliana de 11 años.

Nueva generación

Palacios comentó que trabajó desde hace dos años con una agrupación política llamada Nueva Generación, que no alcanzó a inscribirse en el Consejo Nacional Electoral. Por eso, entre otros partidos que buscaron respaldarlo, aceptó el de los dos movimientos que abanderaron su candidatura, porque le dejaron que actúe políticamente. Dice que ninguno de los dos financia su campaña. (I)