Paúl Carrasco quiere continuar su ejercicio público en la Alcaldía

Desde su victoria para el Consejo Estudiantil del colegio Benigno Malo, Paúl Carrasco no ha sabido lo que es una derrota personal en elecciones. Ha hecho de la política su vida, y tras 13 años al frente de la Prefectura, hoy busca dar el salto al Palacio Municipal de la mano de sus propios partidos.
FOTO: EL TIEMPO

Para quien no ha conocido la derrota, aceptarla puede ser más que frustrante y Paúl Carrasco lo sabe. “Si pierdo lloraré como un bebé” asegura, y por eso caer en las urnas no pasa por una opción para él y su equipo.

Pero las cosas fallan. Una acusación de plagio en la campaña, encuestas que no siempre le son favorables y el constante reproche de los temas pendientes en su administración como prefecto pasan factura a una campaña que tiene sus pilares en una estructura política envidiable y en un discurso “sin pelos en la lengua”.

Carrasco defiende tanto su nacimiento en Cuenca, como sus raíces de la parte sur de la provincia. “Yo soy un hombre de trabajo, de campo” afirma, aunque su vida y su formación, hasta su graduación como Ingeniero Agrónomo en la Universidad del Azuay, se dieron en la ciudad.

Su personalidad es uno de sus fuertes. No se inmuta al decir que cuando llegó a la Prefectura se cayó de la silla porque estaba rota, o que encontró carpetas hasta debajo de la alfombra. Tampoco al proponer la venta del edificio del que fue su colegio, el Benigno Malo, o que el mercado El Arenal pase a manos de la empresa privada.

Sabe de sobra que le han acusado de cambiar de camiseta, de una mala administración de la Prefectura, de decirse de izquierda pero apoyar a candidatos de la derecha como Jaime Nebot o Guillermo Lasso, de mostrar ‘poca diplomacia’ al hablar.

“Yo he tenido un solo partido que ahora es dos: Participa y Juntos Podemos. A mí me pidieron las alianzas los demás, y tengo que reconocer que me equivoqué, al menos con Alianza PAIS”, indica sobre su pasado político. “Nadie ha hecho tanto por el Azuay a pesar de no tener plata y ser perseguidos por Rafael Correa”, dice de su pasado administrativo. “Soy un demócrata. Hay que escuchar a todos”, comenta sobre sus antiguas amistades. “Soy aries”, dice sobre su modo de ser.

Su carácter lo pinta como una persona “explosiva”, algo que ha intentado cambiar a lo largo de los años por pedido, principalmente, de su familia. María Agusta Serrano, ‘Mayu’ como él llama a su esposa, y sus tres hijos, Camilo, José, y Lorenzo han sido su fuerza y su soporte durante sus años políticos.

Ese modo de ser ha llevado a sus amigos y seguidores a “tenerle fe”. Dora Ordóñez es una de esas creyentes a ultranza. “El Paúl sabe qué hacer y tiene el carácter y la voluntad política para hacer lo que se debe, para hacer lo que nadie más se atreve”, asegura la concejala y candidata a la reelección. “Es un hombre de trabajo constante. Nunca para. Es impresionante”, asegura Fernando Valencia, su amigo y asesor.

Su voz ronca y sus ojos rojos por las pocas horas de sueño que le deja la campaña son notorios en su entrevista, pero toma fuerzas para sentenciar: “actuaremos con firmeza. Vamos a ganar. Ya estamos ganado”.

Pero Carrasco también tiene detractores. Carlos Orellana, quien fue Consejero Provincial, cree que la gestión en la Prefectura no solo que pudo haber sido mejor, sino que ha sido “lamentable” para el Azuay. Una red vial que adolece de la falta de asfalto, la quiebra de GPA Tours, el cierre de Lactjubones y un gasto que considera desproporcionado en relación con el presupuesto destinado a festivales y cumbres, así como los reclamos de trabajadores por falta de pago en el 2017, son algunos de los peros a los que acude el concejal de Cuenca.

Más de 50 demandas por pagos de indemnizaciones laborales que se cuentan entre los procesos abiertos a la Prefectura durante su administración, así como 23 informes con observaciones de la Contraloría General del Estado, le suman peros a su período como Prefecto del Azuay.

Pese a esto, 13 años de administración pública no pasan en vano, y si de los errores se aprende, Carrasco ha acumulado años de experiencia, que sumada a una larga lista de capacitaciones y cuatro libros publicados, le dan la confianza de apostar por la Alcaldía. (I)

“Hay que mejorar la vida de los cuencanos”

P. ¿Cuáles considera que son los principales problemas de la ciudad y como los combatirá?
r. Los principales problemas de la ciudad son cuatro: seguridad, movilidad, salud y empleo, para esto hemos creado un plan de cuatro ejes: Cuenca segura y sin delincuencia, Cuenca con un modelo eficiente de movilidad, la producción y promoción del empleo, y un plan articulado de asistencia en salud. En seguridad saldremos a los operativos junto con la Intendencia para garantizar el orden.

P. ¿Qué obras considera que necesita Cuenca de manera urgente?
r. Más que en obras hay que pensar en cómo mejorar la calidad de vida de la gente, fíjese, somos los únicos que pensamos primero en la gente y luego en las grandes infraestructuras, pero creemos que hay que mejorar el Terminal Terrestre, reubicar la zona de tolerancia, hacer un nuevo estadio, un centro de eventos que se puede hacer en el lugar que ocupa el Hospital Militar y el Ministerio de Salud en la Doce de Abril, o un hotel en el colegio Benigno Malo para atraer turistas y generar riqueza.

p. El Municipio tiene una deuda de 137’000.000 de dólares ¿Cómo hará para ejecutar el plan que ha mencionado y pagar las obligaciones municipales?
r. Puede ser más. Nosotros proponemos la devolución de los impuestos que pagan los cuencanos al SRI por unos 75’000.000 de dólares, eso ya se ha hecho en Guayaquil con el Malecón y en Manabí por el terremoto.

P. ¿Cómo resolverá los problemas de movilidad?
r. El parque automotor de Cuenca tiene un crecimiento acelerado, hay que redistribuir el tráfico, incentivar el uso del transporte público y promover el uso de la bicicleta. ¿Cómo lo vamos a hacer? Con un sistema eficiente de transporte público y con la promoción de la movilidad alternativa en Cuenca.

P. ¿Qué hará para que el tranvía funcione?
r. El tranvía está en una situación de emergencia, el costo de operación va a generar un déficit, por eso vamos a articular el tranvía en un Sistema Integrado de Transporte, pero un sistema real. Hay que indemnizar a seis líneas de buses que pasan por la ruta y promover que los ciudadanos usen el tranvía para hacerlo rentable.

p. ¿Cómo abordará el problema de los vendedores informales? ¿Cómo mejorará los mercados?
r. No los vamos a perseguir, eso debe quedar claro. Sí vamos a organizarlos de una mejor manera. En la Prefectura montamos un programa eficiente de ferias de productores, sabemos cómo hacerlo. Vamos a mejorar El Arenal, cerraremos seis meses ese mercado para adecuarlo, se lo daremos a la EDEC para que haya una redistribución de puestos y no descartamos una alianza con la empresa privada para manejar la Feria Libre.

p. ¿Considera que el Municipio es eficiente? ¿Cómo mejoraría la atención al ciudadano?
r. Hay que repensar el orgánico funcional, no puede haber tanta burocracia en el Municipio, creemos incluso que es necesario un cierre parcial del Municipio, sin dejar de prestar los servicios básicos, para reorganizar todos los procesos a favor del ciudadano.

p. ¿Cuál es su posición al respecto de la minería en Cuenca?
r. Nosotros fuimos los primeros en defender el agua, haremos una consulta al pueblo si es necesario pero no vamos a permitir que se contamine nuestras fuentes de agua.

p. ¿Tiene alguna obra que considere insigne o emblemática dentro de su plan de trabajo?
r. Muchas, pero definitivamente hay que pensar en planificar la ciudad hacia el 2030, pensar en peatonización, seguridad, no vamos a invertir en obras que terminen siendo una ridiculez que después no sirva para nada.

p. ¿Cuál cree usted que es su fortaleza como candidato y cuál su debilidad?
r. Mi fortaleza es el cariño de los azuayos. Las debilidades las dirá la gente.

p. ¿Cuál cree que es la clave para ganar las elecciones?
r. Hablarle a la gente con la verdad, yo hablo con la verdad. Los cuencanos saben que pueden confiar en nosotros, no les vamos a fallar. (I)

PREGUNTA CIUDADANA
Jorge Galarza, comunicador
Pregunta. ¿Cómo garantizará la sostenibilidad del tranvía y cómo remediará la afectación a los frentistas?
Crearemos un Sistema Integrado de Transporte y fortaleceremos la producción y promoción del tranvía para que este deje réditos positivos a los comerciantes ubicados en la ruta.

DATOS
-Estudios. Paúl Carrasco es ingeniero agrónomo por la Universidad del Azuay, tiene estudios en desarrollo local y desarrollo sostenible.
-Ideología. Asegura que su ideología es la “democracia radical”, que consiste en escuchar a todos los sectores y acoger sus propuestas.
-Recursos. Depende de los recursos entregados por el CNE y de los aportes a sus agrupaciones políticas Participa y Juntos Podemos.

John Machado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Paúl Carrasco quiere continuar su ejercicio público en la Alcaldía

FOTO: EL TIEMPO

Para quien no ha conocido la derrota, aceptarla puede ser más que frustrante y Paúl Carrasco lo sabe. “Si pierdo lloraré como un bebé” asegura, y por eso caer en las urnas no pasa por una opción para él y su equipo.

Pero las cosas fallan. Una acusación de plagio en la campaña, encuestas que no siempre le son favorables y el constante reproche de los temas pendientes en su administración como prefecto pasan factura a una campaña que tiene sus pilares en una estructura política envidiable y en un discurso “sin pelos en la lengua”.

Carrasco defiende tanto su nacimiento en Cuenca, como sus raíces de la parte sur de la provincia. “Yo soy un hombre de trabajo, de campo” afirma, aunque su vida y su formación, hasta su graduación como Ingeniero Agrónomo en la Universidad del Azuay, se dieron en la ciudad.

Su personalidad es uno de sus fuertes. No se inmuta al decir que cuando llegó a la Prefectura se cayó de la silla porque estaba rota, o que encontró carpetas hasta debajo de la alfombra. Tampoco al proponer la venta del edificio del que fue su colegio, el Benigno Malo, o que el mercado El Arenal pase a manos de la empresa privada.

Sabe de sobra que le han acusado de cambiar de camiseta, de una mala administración de la Prefectura, de decirse de izquierda pero apoyar a candidatos de la derecha como Jaime Nebot o Guillermo Lasso, de mostrar ‘poca diplomacia’ al hablar.

“Yo he tenido un solo partido que ahora es dos: Participa y Juntos Podemos. A mí me pidieron las alianzas los demás, y tengo que reconocer que me equivoqué, al menos con Alianza PAIS”, indica sobre su pasado político. “Nadie ha hecho tanto por el Azuay a pesar de no tener plata y ser perseguidos por Rafael Correa”, dice de su pasado administrativo. “Soy un demócrata. Hay que escuchar a todos”, comenta sobre sus antiguas amistades. “Soy aries”, dice sobre su modo de ser.

Su carácter lo pinta como una persona “explosiva”, algo que ha intentado cambiar a lo largo de los años por pedido, principalmente, de su familia. María Agusta Serrano, ‘Mayu’ como él llama a su esposa, y sus tres hijos, Camilo, José, y Lorenzo han sido su fuerza y su soporte durante sus años políticos.

Ese modo de ser ha llevado a sus amigos y seguidores a “tenerle fe”. Dora Ordóñez es una de esas creyentes a ultranza. “El Paúl sabe qué hacer y tiene el carácter y la voluntad política para hacer lo que se debe, para hacer lo que nadie más se atreve”, asegura la concejala y candidata a la reelección. “Es un hombre de trabajo constante. Nunca para. Es impresionante”, asegura Fernando Valencia, su amigo y asesor.

Su voz ronca y sus ojos rojos por las pocas horas de sueño que le deja la campaña son notorios en su entrevista, pero toma fuerzas para sentenciar: “actuaremos con firmeza. Vamos a ganar. Ya estamos ganado”.

Pero Carrasco también tiene detractores. Carlos Orellana, quien fue Consejero Provincial, cree que la gestión en la Prefectura no solo que pudo haber sido mejor, sino que ha sido “lamentable” para el Azuay. Una red vial que adolece de la falta de asfalto, la quiebra de GPA Tours, el cierre de Lactjubones y un gasto que considera desproporcionado en relación con el presupuesto destinado a festivales y cumbres, así como los reclamos de trabajadores por falta de pago en el 2017, son algunos de los peros a los que acude el concejal de Cuenca.

Más de 50 demandas por pagos de indemnizaciones laborales que se cuentan entre los procesos abiertos a la Prefectura durante su administración, así como 23 informes con observaciones de la Contraloría General del Estado, le suman peros a su período como Prefecto del Azuay.

Pese a esto, 13 años de administración pública no pasan en vano, y si de los errores se aprende, Carrasco ha acumulado años de experiencia, que sumada a una larga lista de capacitaciones y cuatro libros publicados, le dan la confianza de apostar por la Alcaldía. (I)

“Hay que mejorar la vida de los cuencanos”

P. ¿Cuáles considera que son los principales problemas de la ciudad y como los combatirá?
r. Los principales problemas de la ciudad son cuatro: seguridad, movilidad, salud y empleo, para esto hemos creado un plan de cuatro ejes: Cuenca segura y sin delincuencia, Cuenca con un modelo eficiente de movilidad, la producción y promoción del empleo, y un plan articulado de asistencia en salud. En seguridad saldremos a los operativos junto con la Intendencia para garantizar el orden.

P. ¿Qué obras considera que necesita Cuenca de manera urgente?
r. Más que en obras hay que pensar en cómo mejorar la calidad de vida de la gente, fíjese, somos los únicos que pensamos primero en la gente y luego en las grandes infraestructuras, pero creemos que hay que mejorar el Terminal Terrestre, reubicar la zona de tolerancia, hacer un nuevo estadio, un centro de eventos que se puede hacer en el lugar que ocupa el Hospital Militar y el Ministerio de Salud en la Doce de Abril, o un hotel en el colegio Benigno Malo para atraer turistas y generar riqueza.

p. El Municipio tiene una deuda de 137’000.000 de dólares ¿Cómo hará para ejecutar el plan que ha mencionado y pagar las obligaciones municipales?
r. Puede ser más. Nosotros proponemos la devolución de los impuestos que pagan los cuencanos al SRI por unos 75’000.000 de dólares, eso ya se ha hecho en Guayaquil con el Malecón y en Manabí por el terremoto.

P. ¿Cómo resolverá los problemas de movilidad?
r. El parque automotor de Cuenca tiene un crecimiento acelerado, hay que redistribuir el tráfico, incentivar el uso del transporte público y promover el uso de la bicicleta. ¿Cómo lo vamos a hacer? Con un sistema eficiente de transporte público y con la promoción de la movilidad alternativa en Cuenca.

P. ¿Qué hará para que el tranvía funcione?
r. El tranvía está en una situación de emergencia, el costo de operación va a generar un déficit, por eso vamos a articular el tranvía en un Sistema Integrado de Transporte, pero un sistema real. Hay que indemnizar a seis líneas de buses que pasan por la ruta y promover que los ciudadanos usen el tranvía para hacerlo rentable.

p. ¿Cómo abordará el problema de los vendedores informales? ¿Cómo mejorará los mercados?
r. No los vamos a perseguir, eso debe quedar claro. Sí vamos a organizarlos de una mejor manera. En la Prefectura montamos un programa eficiente de ferias de productores, sabemos cómo hacerlo. Vamos a mejorar El Arenal, cerraremos seis meses ese mercado para adecuarlo, se lo daremos a la EDEC para que haya una redistribución de puestos y no descartamos una alianza con la empresa privada para manejar la Feria Libre.

p. ¿Considera que el Municipio es eficiente? ¿Cómo mejoraría la atención al ciudadano?
r. Hay que repensar el orgánico funcional, no puede haber tanta burocracia en el Municipio, creemos incluso que es necesario un cierre parcial del Municipio, sin dejar de prestar los servicios básicos, para reorganizar todos los procesos a favor del ciudadano.

p. ¿Cuál es su posición al respecto de la minería en Cuenca?
r. Nosotros fuimos los primeros en defender el agua, haremos una consulta al pueblo si es necesario pero no vamos a permitir que se contamine nuestras fuentes de agua.

p. ¿Tiene alguna obra que considere insigne o emblemática dentro de su plan de trabajo?
r. Muchas, pero definitivamente hay que pensar en planificar la ciudad hacia el 2030, pensar en peatonización, seguridad, no vamos a invertir en obras que terminen siendo una ridiculez que después no sirva para nada.

p. ¿Cuál cree usted que es su fortaleza como candidato y cuál su debilidad?
r. Mi fortaleza es el cariño de los azuayos. Las debilidades las dirá la gente.

p. ¿Cuál cree que es la clave para ganar las elecciones?
r. Hablarle a la gente con la verdad, yo hablo con la verdad. Los cuencanos saben que pueden confiar en nosotros, no les vamos a fallar. (I)

PREGUNTA CIUDADANA
Jorge Galarza, comunicador
Pregunta. ¿Cómo garantizará la sostenibilidad del tranvía y cómo remediará la afectación a los frentistas?
Crearemos un Sistema Integrado de Transporte y fortaleceremos la producción y promoción del tranvía para que este deje réditos positivos a los comerciantes ubicados en la ruta.

DATOS
-Estudios. Paúl Carrasco es ingeniero agrónomo por la Universidad del Azuay, tiene estudios en desarrollo local y desarrollo sostenible.
-Ideología. Asegura que su ideología es la “democracia radical”, que consiste en escuchar a todos los sectores y acoger sus propuestas.
-Recursos. Depende de los recursos entregados por el CNE y de los aportes a sus agrupaciones políticas Participa y Juntos Podemos.

John Machado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.