La carrera política de Pérez apunta a la Alcaldía

Exdeportista y empresario, Jefferson Pérez es más conocido por sus logros en la marcha y el éxito de sus emprendimientos que por su línea política. El medallista olímpico quiere dar una nueva imagen, la de político. Esta será su primera competencia electoral. Su meta es el sillón del Palacio Municipal.


Han pasado 22 años desde que Jefferson Pérez ganó para Ecuador la primera medalla olímpica. Hoy su competencia es otra. Se ha encaminado en la carrera política por la Alcaldía de Cuenca, en un terreno en el que no tiene experiencia y  parece pasarle factura. Él pide que no lo vean como el deportista, sino como el cuencano que anhela vivir en una ciudad mejor.


Para ganar la presea olímpica, Jefferson se preparó desde que cursaba el segundo curso en el colegio Febres Cordero, cuando una carrera de resistencia para pasar un examen en Educación Física le llevó a iniciar el camino al podio de Atlanta 1996.


Este entrenamiento se replica en su vida política. Pérez estudió administración de empresas en la Universidad del Azuay, luego se interesó por la administración pública y obtuvo una especialización en Ciencias Políticas en la Universidad de Salamanca, España. Se entrenó.


En el camino creó JP Sport Marketing, una firma de marketing deportivo exitosa, levantó una radio, se vinculó al sector inmobiliario y creó la Fundación Jefferson Pérez de ayuda a los niños de escasos recursos económicos.


Pero hay diferencias. Antes de ganar la medalla de oro, Pérez compitió durante cinco años y sumó derrotas como la de los juegos olímpicos de Barcelona 92, en la que no pudo llegar  entre los 10 primeros.


Su candidatura a la Alcaldía, en cambio, es su primera competencia política, y la inexperiencia en la pista electoral empiezan a pasarle factura. Las redes sociales y las apariciones públicas se han convertido en el peor enemigo de un Jefferson Pérez que, como él mismo señala, no conoce “las mañas” de una campaña electoral.


Pedro Elías, consultor político, va un poco más allá. “Jefferson empezó cometiendo errores. Se anunció como candidato demasiado pronto, acumuló enemigos políticos sin una estrategia de defensa. Si queremos usar términos deportivos, no se entrenó lo suficiente para salir a esto que no es una pista atlética, es un campo de batalla”.


Desatinos en declaraciones públicas y debates le han ido marcando lunares a su candidatura. Su respuesta a los ataques ha sido pedir un alto, una tregua a lo que denomina “campaña sucia en su contra”, pero sus palabras no han calado.


“Si Jefferson tiene una característica es ser perseverante”, señala en su favor la también deportista Miriam Ramón, una competidora que conoció a Pérez cuando él empezaba a entrenar. “Es constante, apasionado, disciplinado. Es un hombre de retos, de metas bien puestas”, asegura, esperando que estos “dones” del candidato aparezcan en la recta final de la campaña electoral.


Durante la entrevista Jefferson Pérez presenta dos facetas bastante marcadas. La primera es la del candidato, el de la sonrisa permanente, el de la voz de oratoria; la otra es la del ciudadano común, del Jefferson Pérez que va en bus a su casa, el que vive para hacer feliz a su madre.


Ese Jefferson, el de carne y hueso, recuerda con claridad su vida como vendedor de frutas en el  mercado, de cuando iba donde ‘Don Lucho’ para que remache los zapatos viejos para entrenar porque no tenía dinero para los nuevos, de los reproches que sintió de los ecuatorianos cuando una hernia discal le impidió ganar una esperada segunda medalla de oro en la olimpiadas. Se emociona cuando habla de los niños de su barrio. Sus ojos se enrojecen cuando habla de su mamá, del orgullo que le dijo sentir cuando llevó al Niño en brazos durante el último pase navideño.


Pérez rehuye a hablar de su vida privada, aunque asegura que es una figura pública desde que tenía 14 años. Soltero, sin hijos, prefiere mantener su entorno familiar fuera de la escena. “El candidato soy yo”, sostiene con firmeza.


La campaña política entra en la recta final. Según sus encuestas, Pérez va en el pelotón principal, pero sus rivales no son novatos. La meta está cerca. Su entrenamiento, ¿le bastará para ganar? (I)


“Hace falta planificar una ciudad para todos”
P. ¿Cuáles considera que son los principales problemas de la ciudad y como los combatirá?
r. Hace falta una Cuenca más segura, inclusiva e incluyente. Son importantes soluciones sencillas pero valiosas, como una parada de buses iluminada, parques seguros, zonas accesibles para personas con discapacidad. Cuenca tiene un gran potencial y debemos aprovecharlo para el bien de todos.

p. ¿Qué obras considera que necesita Cuenca de manera urgente?
r. Sabemos que hay empresas interesadas en una alianza público privada para un nuevo terminal terrestre. Hay que construir un mercado mayorista en la frontera urbana y un mercado minorista que se quedará en El Arenal. No vamos a cerrar la Feria Libre, conocemos la necesidad de la gente, mejoraremos el mercado por etapas. Vamos a evaluar el  retorno social de las obras, no haremos obras millonarias que no sirvan a la gente.

p. El Municipio tiene una deuda de 137’000.000 de dólares
¿Cómo hará para ejecutar su plan de trabajo y pagar las obligaciones municipales?
r. Necesitamos legitimizar las deudas para saber en que se invirtió el dinero en el que Cuenca está endeudado, si se gasto en fiestas se les cobrará. Vamos a cuidar cada centavo, reduciremos el gasto innecesario en viáticos, vehículos para autoridades y dejaremos solo los asistentes necesarios.

P. ¿Cómo resolverá los problemas de movilidad?
r. Los vehículos privados ocupan el 65 por ciento del viario y solo transportan al 35 por ciento de la población, hay una inequidad obvia que se puede solucionar con un servicio público moderno, con buses que lleguen a tiempo, que sean cómodos, con calefacción y aire acondicionado, y sobre todo que sean seguros, para que la gente prefiera el bus y aporte a la economía y el ambiente.

P. ¿Qué hará para que funcione el tranvía?
r. El tranvía debe ser el sistema de transporte público más eficiente del país, no hay otro camino. Haremos un análisis de costos, transparentaremos el costo real del tranvía, los subsidios deben incluirse de forma inteligente, pensando en los grupos vulnerables. Vamos a incentivar el uso del tranvía y hacerlo económicamente sustentable y amigable con el usuario, el comercio,  y con el entorno de la ciudad.

p. ¿Cómo abordará el problema de los vendedores informales? ¿Cómo mejorará los mercados?
r. Yo crecí en los mercados, no es suficiente con construir un parqueadero, la gente está dejando de ir al mercado por un cúmulo de razones. Proponemos asistencia social, capacitación a los vendedores, y la construcción de mercados en las zonas donde no existe este servicio, para dar un lugar seguro y digno a las ventas informales.


p. ¿Considera que el Municipio es eficiente?
¿Cómo mejoraría la atención al ciudadano?                                                                                                                                 
r. El 45 por ciento de los negocios en Cuenca no tiene permisos porque la gente no tiene tiempo para cumplir los trámites que son engorrosos y demorados. Sabemos cómo hacer el Municipio de Cuenca más eficiente y lo haremos, mejorando la atención para el ciudadano.

p. ¿Cuál es su posición al respecto de la minería en Cuenca?
r. Somos un movimiento humanista que está a favor de la vida y por tanto del agua. No toda la industria es mala, pero estamos en contra de  todo lo que contamine el ambiente.

p. ¿Tiene alguna obra que considere insigne o emblemática dentro de su plan de trabajo?
r. Las obras emblemáticas se han incumplido, nuestra obra emblemática será la honradez y transparencia

p. ¿Cuál cree usted que es su fortaleza como candidato y cuál su debilidad?
r. Mi mayor fortaleza es ser ciudadano, alguien que es parte del pueblo y que se ha preparado para mejorar la ciudad sin dejar de entender el día a día de la gente. Esa también es mi mayor debilidad, porque desconocemos las mañas, los engaños, y eso hace que otros candidatos se aprovechen.
 
p. ¿Cuál cree que es la clave para ganar las elecciones?
r. Honradez, honestidad y la capacidad de reconocer nuestros errores y superarlos. (I)


0 procesos judiciales en su contra registra la página web de la  Función Judicial. La última consulta se realizó el viernes 1 de marzo de 2019.

6.192 dólares es el Impuesto a la Renta Causada que tuvo en 2017. No registra pagos por salida de divisas desde ese año, según se registra en el SRI.


Pregunta Ciudadana

Daniela
Torres
Psicóloga Clínica
 ¿Qué va hacer para mejorar las opciones de trabajo para los jóvenes desde el Municipio?
Vamos a crear las condiciones para que en Cuenca se establezcan polígonos industriales, que fomenten la producción y generen plazas de empleo para los cuencanos.


Estudios. Es administrador de empresas por la Universidad del Azuay y tiene un máster en Ciencias Políticas por la Universidad de Salamanca.


Ideología. Se considera un humanista independiente. No se encasilla en las tendencias tradicionales de izquierda, centro o derecha.


Recursos. Asegura que para su campaña cuenta con el apoyo de los integrantes de su movimiento y el monto asignado para su participación por el CNE.

La carrera política de Pérez apunta a la Alcaldía

Exdeportista y empresario, Jefferson Pérez es más conocido por sus logros en la marcha y el éxito de sus emprendimientos que por su línea política. El medallista olímpico quiere dar una nueva imagen, la de político. Esta será su primera competencia electoral. Su meta es el sillón del Palacio Municipal.


Han pasado 22 años desde que Jefferson Pérez ganó para Ecuador la primera medalla olímpica. Hoy su competencia es otra. Se ha encaminado en la carrera política por la Alcaldía de Cuenca, en un terreno en el que no tiene experiencia y  parece pasarle factura. Él pide que no lo vean como el deportista, sino como el cuencano que anhela vivir en una ciudad mejor.


Para ganar la presea olímpica, Jefferson se preparó desde que cursaba el segundo curso en el colegio Febres Cordero, cuando una carrera de resistencia para pasar un examen en Educación Física le llevó a iniciar el camino al podio de Atlanta 1996.


Este entrenamiento se replica en su vida política. Pérez estudió administración de empresas en la Universidad del Azuay, luego se interesó por la administración pública y obtuvo una especialización en Ciencias Políticas en la Universidad de Salamanca, España. Se entrenó.


En el camino creó JP Sport Marketing, una firma de marketing deportivo exitosa, levantó una radio, se vinculó al sector inmobiliario y creó la Fundación Jefferson Pérez de ayuda a los niños de escasos recursos económicos.


Pero hay diferencias. Antes de ganar la medalla de oro, Pérez compitió durante cinco años y sumó derrotas como la de los juegos olímpicos de Barcelona 92, en la que no pudo llegar  entre los 10 primeros.


Su candidatura a la Alcaldía, en cambio, es su primera competencia política, y la inexperiencia en la pista electoral empiezan a pasarle factura. Las redes sociales y las apariciones públicas se han convertido en el peor enemigo de un Jefferson Pérez que, como él mismo señala, no conoce “las mañas” de una campaña electoral.


Pedro Elías, consultor político, va un poco más allá. “Jefferson empezó cometiendo errores. Se anunció como candidato demasiado pronto, acumuló enemigos políticos sin una estrategia de defensa. Si queremos usar términos deportivos, no se entrenó lo suficiente para salir a esto que no es una pista atlética, es un campo de batalla”.


Desatinos en declaraciones públicas y debates le han ido marcando lunares a su candidatura. Su respuesta a los ataques ha sido pedir un alto, una tregua a lo que denomina “campaña sucia en su contra”, pero sus palabras no han calado.


“Si Jefferson tiene una característica es ser perseverante”, señala en su favor la también deportista Miriam Ramón, una competidora que conoció a Pérez cuando él empezaba a entrenar. “Es constante, apasionado, disciplinado. Es un hombre de retos, de metas bien puestas”, asegura, esperando que estos “dones” del candidato aparezcan en la recta final de la campaña electoral.


Durante la entrevista Jefferson Pérez presenta dos facetas bastante marcadas. La primera es la del candidato, el de la sonrisa permanente, el de la voz de oratoria; la otra es la del ciudadano común, del Jefferson Pérez que va en bus a su casa, el que vive para hacer feliz a su madre.


Ese Jefferson, el de carne y hueso, recuerda con claridad su vida como vendedor de frutas en el  mercado, de cuando iba donde ‘Don Lucho’ para que remache los zapatos viejos para entrenar porque no tenía dinero para los nuevos, de los reproches que sintió de los ecuatorianos cuando una hernia discal le impidió ganar una esperada segunda medalla de oro en la olimpiadas. Se emociona cuando habla de los niños de su barrio. Sus ojos se enrojecen cuando habla de su mamá, del orgullo que le dijo sentir cuando llevó al Niño en brazos durante el último pase navideño.


Pérez rehuye a hablar de su vida privada, aunque asegura que es una figura pública desde que tenía 14 años. Soltero, sin hijos, prefiere mantener su entorno familiar fuera de la escena. “El candidato soy yo”, sostiene con firmeza.


La campaña política entra en la recta final. Según sus encuestas, Pérez va en el pelotón principal, pero sus rivales no son novatos. La meta está cerca. Su entrenamiento, ¿le bastará para ganar? (I)


“Hace falta planificar una ciudad para todos”
P. ¿Cuáles considera que son los principales problemas de la ciudad y como los combatirá?
r. Hace falta una Cuenca más segura, inclusiva e incluyente. Son importantes soluciones sencillas pero valiosas, como una parada de buses iluminada, parques seguros, zonas accesibles para personas con discapacidad. Cuenca tiene un gran potencial y debemos aprovecharlo para el bien de todos.

p. ¿Qué obras considera que necesita Cuenca de manera urgente?
r. Sabemos que hay empresas interesadas en una alianza público privada para un nuevo terminal terrestre. Hay que construir un mercado mayorista en la frontera urbana y un mercado minorista que se quedará en El Arenal. No vamos a cerrar la Feria Libre, conocemos la necesidad de la gente, mejoraremos el mercado por etapas. Vamos a evaluar el  retorno social de las obras, no haremos obras millonarias que no sirvan a la gente.

p. El Municipio tiene una deuda de 137’000.000 de dólares
¿Cómo hará para ejecutar su plan de trabajo y pagar las obligaciones municipales?
r. Necesitamos legitimizar las deudas para saber en que se invirtió el dinero en el que Cuenca está endeudado, si se gasto en fiestas se les cobrará. Vamos a cuidar cada centavo, reduciremos el gasto innecesario en viáticos, vehículos para autoridades y dejaremos solo los asistentes necesarios.

P. ¿Cómo resolverá los problemas de movilidad?
r. Los vehículos privados ocupan el 65 por ciento del viario y solo transportan al 35 por ciento de la población, hay una inequidad obvia que se puede solucionar con un servicio público moderno, con buses que lleguen a tiempo, que sean cómodos, con calefacción y aire acondicionado, y sobre todo que sean seguros, para que la gente prefiera el bus y aporte a la economía y el ambiente.

P. ¿Qué hará para que funcione el tranvía?
r. El tranvía debe ser el sistema de transporte público más eficiente del país, no hay otro camino. Haremos un análisis de costos, transparentaremos el costo real del tranvía, los subsidios deben incluirse de forma inteligente, pensando en los grupos vulnerables. Vamos a incentivar el uso del tranvía y hacerlo económicamente sustentable y amigable con el usuario, el comercio,  y con el entorno de la ciudad.

p. ¿Cómo abordará el problema de los vendedores informales? ¿Cómo mejorará los mercados?
r. Yo crecí en los mercados, no es suficiente con construir un parqueadero, la gente está dejando de ir al mercado por un cúmulo de razones. Proponemos asistencia social, capacitación a los vendedores, y la construcción de mercados en las zonas donde no existe este servicio, para dar un lugar seguro y digno a las ventas informales.


p. ¿Considera que el Municipio es eficiente?
¿Cómo mejoraría la atención al ciudadano?                                                                                                                                 
r. El 45 por ciento de los negocios en Cuenca no tiene permisos porque la gente no tiene tiempo para cumplir los trámites que son engorrosos y demorados. Sabemos cómo hacer el Municipio de Cuenca más eficiente y lo haremos, mejorando la atención para el ciudadano.

p. ¿Cuál es su posición al respecto de la minería en Cuenca?
r. Somos un movimiento humanista que está a favor de la vida y por tanto del agua. No toda la industria es mala, pero estamos en contra de  todo lo que contamine el ambiente.

p. ¿Tiene alguna obra que considere insigne o emblemática dentro de su plan de trabajo?
r. Las obras emblemáticas se han incumplido, nuestra obra emblemática será la honradez y transparencia

p. ¿Cuál cree usted que es su fortaleza como candidato y cuál su debilidad?
r. Mi mayor fortaleza es ser ciudadano, alguien que es parte del pueblo y que se ha preparado para mejorar la ciudad sin dejar de entender el día a día de la gente. Esa también es mi mayor debilidad, porque desconocemos las mañas, los engaños, y eso hace que otros candidatos se aprovechen.
 
p. ¿Cuál cree que es la clave para ganar las elecciones?
r. Honradez, honestidad y la capacidad de reconocer nuestros errores y superarlos. (I)


0 procesos judiciales en su contra registra la página web de la  Función Judicial. La última consulta se realizó el viernes 1 de marzo de 2019.

6.192 dólares es el Impuesto a la Renta Causada que tuvo en 2017. No registra pagos por salida de divisas desde ese año, según se registra en el SRI.


Pregunta Ciudadana

Daniela
Torres
Psicóloga Clínica
 ¿Qué va hacer para mejorar las opciones de trabajo para los jóvenes desde el Municipio?
Vamos a crear las condiciones para que en Cuenca se establezcan polígonos industriales, que fomenten la producción y generen plazas de empleo para los cuencanos.


Estudios. Es administrador de empresas por la Universidad del Azuay y tiene un máster en Ciencias Políticas por la Universidad de Salamanca.


Ideología. Se considera un humanista independiente. No se encasilla en las tendencias tradicionales de izquierda, centro o derecha.


Recursos. Asegura que para su campaña cuenta con el apoyo de los integrantes de su movimiento y el monto asignado para su participación por el CNE.