El dirigente barrial que busca la Prefectura

El candidato de Álvaro Noboa a la Prefectura del Azuay es un dirigente barrial que ya ha trabajado en esa institución, admirador de León Febres Cordero y con aspiraciones de una carrera política exitosa. Recorre la provincia ofreciendo juventud, experiencia y un cambio de liderazgo.
Santiago Andrés Méndez Pérez es el más joven de los candidatos a la Prefectura, tiene 33 años. Está casado y tiene una hija.

De niño, Santiago Méndez quería ser arqueólogo, ufólogo, o presidente del país. No ha logrado ninguno de esos objetivos aún, pero sí escogió el camino de la política y actualmente es el candidato a la Prefectura del Azuay por el partido Adelante Ecuatoriano, del empresario Álvaro Noboa.

Siempre le gustaron las rocas, cree en ovnis y creció con las campañas electorales de los 90. Se estremeció cuando escuchó la fuerza de los pobres de Abdalá Bucaram –independientemente de la ideología, aclara-, se emocionó cuando acompañó a su abuelo a Huaquillas a una concentración en apoyo al país durante la guerra con Perú. Fue en 1995 y él tenía ocho o nueve años.

Fue la figura de su abuelo, Raúl Pérez Valladares, quien estuvo al frente del Sindicato de Choferes en cinco ocasiones, la que sembró en Méndez el gusto por la política.

Su primera experiencia fue preparando las respuestas del candidato a presidente del colegio UNEDID. Asegura que la facilidad de hablar también la aprendió de su abuelo. Y la pone en práctica cuando tiene que promocionarse.

La tarde del domingo, previo al inicio de campaña electoral, llega a Gualaceo. Lo acompañan su candidata a viceprefecta, Johanna Rojas, y cuatro candidatos a concejales de su lista. Lleva jean, una camisa blanca con el número siete bordado en el pecho y gafas tornasol. Se acerca a un lustrabotas que está junto a la plaza central, le toca la espalda y se presenta:

-Soy Santiago Méndez, candidato a prefecto por la lista 7. No vengo a pedirle su voto, sino a contarle que hay gente nueva que quiere cambiar la provincia, le dice.

Antes de irse lanza una oferta: trabajar para que los cantones tengan una vía de ingreso de cuatro carriles.

Son dos horas de recorrido por el centro de Gualaceo. Entra a tiendas, negocios de ropa, al mercado. A todos repite su guión: se presenta como un candidato joven, pero con experiencia. Les pregunta sus necesidades, les da cifras y muestra conocimiento de Gualaceo. Eso es parte de su preparación como candidato. Pero también es algo que ha aprendido de otros políticos y de sus seis años como dirigente barrial; los últimos dos años fue presidente de la Federación de Barrios de Cuenca.

La candidata a la Viceprefectura, Johanna Rojas, quien le conoce desde hace tres meses, le considera un líder inteligente, dinámico, humano y humilde.

Pero su liderazgo es cuestionado dentro de la Federación de Barrios. “Tiene rasgos de ser impositivo, lo cual hace que se pierda la potencialidad de líder”, asegura María Isabel Mejía, otra dirigente barrial.

En 2018 debía culminar su periodo como presidente del organismo, pero el tiempo se extendió. Le acusaron de arrogarse funciones, pero él asegura que intentaron boicotearlo por sus aspiraciones políticas.

Antes de ese cargo, trabajó en el Gobierno Provincial del Azuay. Cuando no se dedica a la función pública trabaja en la intermediación y venta de bienes raíces. Ese fue el trabajo que consiguió cuando dejó la carrera de Derecho que había empezado en la U. de Cuenca.

Cuando estuvo en el Gobierno Provincial se afilió al movimiento de Paúl Carrasco, Participa. Pero se separó “porque no estaba de acuerdo con la forma en cómo se manejaba”.

Este político, quien considera a León Febres Cordero como el mejor presidente del país, fue buscado el año pasado por el buró nacional del partido Adelante Ecuatoriano. Aceptó su auspicio para candidatizarse porque considera que su ideario “engloba la política económica que necesita el país”.

Aunque usualmente Méndez está acompañado solo de su binomio y de los candidatos a concejales, tras él hay asesores en economía y política. Pero prefiere no dar nombres. Y sobre él está también la línea del partido, que es el principal financista de la campaña.

En medio del ajetreo de los recorridos intenta sacar tiempo para su familia: su esposa y su hija. Pero prefiere mantenerlas al margen de la campaña. Un proceso con el que aspira acercarse a uno de sus sueños de niño. (I)

PREGUNTA CIUDADANA
Fanny Vicuña, jubilada
Pregunta. Usted como Prefecto, ¿qué hará para garantizar la continuidad de los mercados agroecológicos?
Respuesta del candidato: Tenemos que activar la agricultura. Cuando uno fortalece la vialidad, los productos llegan sanos y salvos.
Necesitamos mercados para que nuestros productos sean reconocidos.

DATOS
-Dirigente. En el año 2016 fue elegido presidente de la Federación de Barrios de Cuenca. Además, ha sido presidente de su barrio por seis años.
-Postulación. El partido Adelante Ecuatoriano Adelante lo buscó para que se candidatice, aunque no está afiliado.
-Experiencia. Ha trabajado en dos ocasiones en la Prefectura del Azuay, antes estaba afiliado al movimiento Participa, del exprefecto Paúl Carrasco.

“Nosotros apuntamos al desarrollo”

P. ¿Cuáles son los proyectos más importantes dentro de su plan de trabajo?
r. Vamos a enfocarnos principalmente en volver la mirada al campo. No solo con los campesinos. Si podemos plasmar el latifundio comunitario, que es el volver a reunificar parcelas de terrenos privados, en los que sus dueños entiendan que van a producir un mismo producto con 100 vecinos más. Apuntaremos al desarrollo, a la productividad y a la generación de empleo.
Circuitos turísticos y ecoturísticos para la provincia.

P. ¿Cómo desarrollará esos circuitos?
r. Tenemos dos procesos: la ruta turística, que es la ruta conocida. Los circuitos son turismo comunitario, vamos a constituir un proceso en el que las personas quienes viven en los sectores puedan ayudarnos a elaborar planes en conjunto.

P. ¿Cómo enfrentará los problemas económicos de la prefectura?
r. Tenemos claro que uno de nuestros aliados potenciales es el Gobierno nacional. Creemos seriamente en la declaratoria de emergencia de la provincia. Creemos en la cooperación internacional, ahí tenemos canales de financiación. Además, hay una deuda del Gobierno, más lo que recibimos, con eso en un año podríamos equilibrar las finanzas.

P. La provincia tiene más de 5.000 kilómetros de carreteras, ¿cuáles serán sus acciones para brindar atención de forma integral?
r. Hace pocos días nos reunimos con una ingeniera civil cuencana y nos ha manifestado que ella podrá ayudarnos en el desarrollo de un producto que es la mezcla de plástico con asfalto e ir reduciendo la necesidad de pétreos.
La propuesta más clara es usar un 70-75 por ciento de los recursos de la Prefectura en vialidad. No estamos convencidos que deba hablarse de un peaje si no hablamos de una vía de cuatro carriles.

p. ¿Cuál será su trabajo con las 61 juntas parroquiales?
r. El trabajo será en conjunto. Tenemos que trabajar en el tema vial, en el tema agrario, en los sistemas de riego.

p. El cambio climático afecta a las comunidades, a la tierra, al agua como recurso para el riego y alimento para sus animales, ¿tiene un proyecto para este tema?
r. Sí. Es un orgullo poder hablar de la permacultura, estamos convencidos de que si no tenemos un desarrollo en armonía con la naturaleza, si no sembramos ese latifundio orgánico, si no protegemos estas fuentes de agua cuando sembremos truchas, si no hacemos que el ecosistema se estabilice con el proceso de la permacultura, no habrá desarrollo. Es un proceso filosófico, según el cual las personas utilizamos los recursos de la naturaleza sin agotarlos, sino más bien fortalecerlos. Aquí en las ciudades, uno de los problemas enormes es que los perros callejeros hacen sus necesidades biológicas en la calle, ese recurso utilizado en el campo sirve para fertilizar la tierra. Aspiramos tener una tierra más saludable.

p. ¿Cuál es su posición al respecto de...?
r. Minería. La minería es un proceso que no es compatible con la agricultura, no es compatible con el riego, con el desarrollo y el bienestar colectivo de nuestra gente.

p. ¿Por qué postularse a Prefecto?
r. Amo el campo, la productividad y el desarrollo. No podemos seguir sosteniendo una provincia en la que no se produzca para generar bienestar para nuestra gente. Me enamoró saber que con este proyecto podemos generar, desde la política pública, ese bienestar.

p. ¿Si no gana, qué hará?
r. Seguiré trabajando en lo que he hecho toda mi vida.

TEMAS DESTACADO
-Peajes. Entrarán en un proceso de evaluación, porque son peajes solidarios. Vamos a fiscalizarlos. No puede haber un peaje en El Valle. No generaremos nuevos peajes.
-Tasa Solidaria. Eliminarla.
-Ordenanza sobre Soberanía Alimentaria y Tasa Productiva. Yo fui uno de los primeros en manifestar que era una ordenanza confiscatoria. No se la puede mantener.
-Festival de la Orquídea. Se va a transferir.
-Lactjubones. Aspiramos evaluar la empresa y sacar lo mejor económicamente. Si la manejamos bien podemos generar desarrollo productivo.

Jackeline Beltrán Aguilar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El dirigente barrial que busca la Prefectura

Santiago Andrés Méndez Pérez es el más joven de los candidatos a la Prefectura, tiene 33 años. Está casado y tiene una hija.

De niño, Santiago Méndez quería ser arqueólogo, ufólogo, o presidente del país. No ha logrado ninguno de esos objetivos aún, pero sí escogió el camino de la política y actualmente es el candidato a la Prefectura del Azuay por el partido Adelante Ecuatoriano, del empresario Álvaro Noboa.

Siempre le gustaron las rocas, cree en ovnis y creció con las campañas electorales de los 90. Se estremeció cuando escuchó la fuerza de los pobres de Abdalá Bucaram –independientemente de la ideología, aclara-, se emocionó cuando acompañó a su abuelo a Huaquillas a una concentración en apoyo al país durante la guerra con Perú. Fue en 1995 y él tenía ocho o nueve años.

Fue la figura de su abuelo, Raúl Pérez Valladares, quien estuvo al frente del Sindicato de Choferes en cinco ocasiones, la que sembró en Méndez el gusto por la política.

Su primera experiencia fue preparando las respuestas del candidato a presidente del colegio UNEDID. Asegura que la facilidad de hablar también la aprendió de su abuelo. Y la pone en práctica cuando tiene que promocionarse.

La tarde del domingo, previo al inicio de campaña electoral, llega a Gualaceo. Lo acompañan su candidata a viceprefecta, Johanna Rojas, y cuatro candidatos a concejales de su lista. Lleva jean, una camisa blanca con el número siete bordado en el pecho y gafas tornasol. Se acerca a un lustrabotas que está junto a la plaza central, le toca la espalda y se presenta:

-Soy Santiago Méndez, candidato a prefecto por la lista 7. No vengo a pedirle su voto, sino a contarle que hay gente nueva que quiere cambiar la provincia, le dice.

Antes de irse lanza una oferta: trabajar para que los cantones tengan una vía de ingreso de cuatro carriles.

Son dos horas de recorrido por el centro de Gualaceo. Entra a tiendas, negocios de ropa, al mercado. A todos repite su guión: se presenta como un candidato joven, pero con experiencia. Les pregunta sus necesidades, les da cifras y muestra conocimiento de Gualaceo. Eso es parte de su preparación como candidato. Pero también es algo que ha aprendido de otros políticos y de sus seis años como dirigente barrial; los últimos dos años fue presidente de la Federación de Barrios de Cuenca.

La candidata a la Viceprefectura, Johanna Rojas, quien le conoce desde hace tres meses, le considera un líder inteligente, dinámico, humano y humilde.

Pero su liderazgo es cuestionado dentro de la Federación de Barrios. “Tiene rasgos de ser impositivo, lo cual hace que se pierda la potencialidad de líder”, asegura María Isabel Mejía, otra dirigente barrial.

En 2018 debía culminar su periodo como presidente del organismo, pero el tiempo se extendió. Le acusaron de arrogarse funciones, pero él asegura que intentaron boicotearlo por sus aspiraciones políticas.

Antes de ese cargo, trabajó en el Gobierno Provincial del Azuay. Cuando no se dedica a la función pública trabaja en la intermediación y venta de bienes raíces. Ese fue el trabajo que consiguió cuando dejó la carrera de Derecho que había empezado en la U. de Cuenca.

Cuando estuvo en el Gobierno Provincial se afilió al movimiento de Paúl Carrasco, Participa. Pero se separó “porque no estaba de acuerdo con la forma en cómo se manejaba”.

Este político, quien considera a León Febres Cordero como el mejor presidente del país, fue buscado el año pasado por el buró nacional del partido Adelante Ecuatoriano. Aceptó su auspicio para candidatizarse porque considera que su ideario “engloba la política económica que necesita el país”.

Aunque usualmente Méndez está acompañado solo de su binomio y de los candidatos a concejales, tras él hay asesores en economía y política. Pero prefiere no dar nombres. Y sobre él está también la línea del partido, que es el principal financista de la campaña.

En medio del ajetreo de los recorridos intenta sacar tiempo para su familia: su esposa y su hija. Pero prefiere mantenerlas al margen de la campaña. Un proceso con el que aspira acercarse a uno de sus sueños de niño. (I)

PREGUNTA CIUDADANA
Fanny Vicuña, jubilada
Pregunta. Usted como Prefecto, ¿qué hará para garantizar la continuidad de los mercados agroecológicos?
Respuesta del candidato: Tenemos que activar la agricultura. Cuando uno fortalece la vialidad, los productos llegan sanos y salvos.
Necesitamos mercados para que nuestros productos sean reconocidos.

DATOS
-Dirigente. En el año 2016 fue elegido presidente de la Federación de Barrios de Cuenca. Además, ha sido presidente de su barrio por seis años.
-Postulación. El partido Adelante Ecuatoriano Adelante lo buscó para que se candidatice, aunque no está afiliado.
-Experiencia. Ha trabajado en dos ocasiones en la Prefectura del Azuay, antes estaba afiliado al movimiento Participa, del exprefecto Paúl Carrasco.

“Nosotros apuntamos al desarrollo”

P. ¿Cuáles son los proyectos más importantes dentro de su plan de trabajo?
r. Vamos a enfocarnos principalmente en volver la mirada al campo. No solo con los campesinos. Si podemos plasmar el latifundio comunitario, que es el volver a reunificar parcelas de terrenos privados, en los que sus dueños entiendan que van a producir un mismo producto con 100 vecinos más. Apuntaremos al desarrollo, a la productividad y a la generación de empleo.
Circuitos turísticos y ecoturísticos para la provincia.

P. ¿Cómo desarrollará esos circuitos?
r. Tenemos dos procesos: la ruta turística, que es la ruta conocida. Los circuitos son turismo comunitario, vamos a constituir un proceso en el que las personas quienes viven en los sectores puedan ayudarnos a elaborar planes en conjunto.

P. ¿Cómo enfrentará los problemas económicos de la prefectura?
r. Tenemos claro que uno de nuestros aliados potenciales es el Gobierno nacional. Creemos seriamente en la declaratoria de emergencia de la provincia. Creemos en la cooperación internacional, ahí tenemos canales de financiación. Además, hay una deuda del Gobierno, más lo que recibimos, con eso en un año podríamos equilibrar las finanzas.

P. La provincia tiene más de 5.000 kilómetros de carreteras, ¿cuáles serán sus acciones para brindar atención de forma integral?
r. Hace pocos días nos reunimos con una ingeniera civil cuencana y nos ha manifestado que ella podrá ayudarnos en el desarrollo de un producto que es la mezcla de plástico con asfalto e ir reduciendo la necesidad de pétreos.
La propuesta más clara es usar un 70-75 por ciento de los recursos de la Prefectura en vialidad. No estamos convencidos que deba hablarse de un peaje si no hablamos de una vía de cuatro carriles.

p. ¿Cuál será su trabajo con las 61 juntas parroquiales?
r. El trabajo será en conjunto. Tenemos que trabajar en el tema vial, en el tema agrario, en los sistemas de riego.

p. El cambio climático afecta a las comunidades, a la tierra, al agua como recurso para el riego y alimento para sus animales, ¿tiene un proyecto para este tema?
r. Sí. Es un orgullo poder hablar de la permacultura, estamos convencidos de que si no tenemos un desarrollo en armonía con la naturaleza, si no sembramos ese latifundio orgánico, si no protegemos estas fuentes de agua cuando sembremos truchas, si no hacemos que el ecosistema se estabilice con el proceso de la permacultura, no habrá desarrollo. Es un proceso filosófico, según el cual las personas utilizamos los recursos de la naturaleza sin agotarlos, sino más bien fortalecerlos. Aquí en las ciudades, uno de los problemas enormes es que los perros callejeros hacen sus necesidades biológicas en la calle, ese recurso utilizado en el campo sirve para fertilizar la tierra. Aspiramos tener una tierra más saludable.

p. ¿Cuál es su posición al respecto de...?
r. Minería. La minería es un proceso que no es compatible con la agricultura, no es compatible con el riego, con el desarrollo y el bienestar colectivo de nuestra gente.

p. ¿Por qué postularse a Prefecto?
r. Amo el campo, la productividad y el desarrollo. No podemos seguir sosteniendo una provincia en la que no se produzca para generar bienestar para nuestra gente. Me enamoró saber que con este proyecto podemos generar, desde la política pública, ese bienestar.

p. ¿Si no gana, qué hará?
r. Seguiré trabajando en lo que he hecho toda mi vida.

TEMAS DESTACADO
-Peajes. Entrarán en un proceso de evaluación, porque son peajes solidarios. Vamos a fiscalizarlos. No puede haber un peaje en El Valle. No generaremos nuevos peajes.
-Tasa Solidaria. Eliminarla.
-Ordenanza sobre Soberanía Alimentaria y Tasa Productiva. Yo fui uno de los primeros en manifestar que era una ordenanza confiscatoria. No se la puede mantener.
-Festival de la Orquídea. Se va a transferir.
-Lactjubones. Aspiramos evaluar la empresa y sacar lo mejor económicamente. Si la manejamos bien podemos generar desarrollo productivo.

Jackeline Beltrán Aguilar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.