Un robo peligroso y preocupante

 Momentos de temor y preocupación se vivió en Quito tras conocerse del robo de un densímetro nuclear de las instalaciones de la Universidad Politécnica Salesiana, el cual de acuerdo a las autoridades competentes representaba un riesgo ya que el aparato contiene una fuente radioactiva que emite radiación ionizante.


Cabe indicar que cuando las dosis de radiación superan determinados niveles pueden tener efectos agudos en la salud, tales como quemaduras cutáneas o síndrome de irradiación aguda. Las dosis bajas de radiación ionizante pueden aumentar el riesgo de efectos a largo plazo, tales como el cáncer.


Afortunadamente el artefacto fue abandonado en un parque a las pocas horas de ser sustraído y, de acuerdo a las autoridades Ministerio de Energía
y Recursos Naturales No Renovables se encuentra en perfecto estado, por lo que no existe peligro alguno con la fuente radiactiva.


A más del gran susto que vivió la ciudad capital, quedan sueltas en el ambiente varias interrogantes relacionadas con la seguridad que poseen este tipo de artefactos, considerados de alto riesgos.  De qué se valieron los delincuentes para llegar hasta el mismo, seguramente sin saber de lo que se trataba y al riesgo que se exponían y al que exponían a toda la población.  


Las autoridades de la Universidad, así como los entes de control, deben reforzar los protocolos de seguridad para garantizar la tranquilidad de la ciudadanía, ya que no es posible que artefactos radiactivos no cuenten con una vigilancia permanente por parte de los organismos o entidades que los utilizan, más aún si se trata de una casa de estudios. (O)

Un artefacto con fuente radiactiva fue sustraído y abandonado en un parque, algo que debe ser investigado por las autoridades.

Un robo peligroso y preocupante

 Momentos de temor y preocupación se vivió en Quito tras conocerse del robo de un densímetro nuclear de las instalaciones de la Universidad Politécnica Salesiana, el cual de acuerdo a las autoridades competentes representaba un riesgo ya que el aparato contiene una fuente radioactiva que emite radiación ionizante.


Cabe indicar que cuando las dosis de radiación superan determinados niveles pueden tener efectos agudos en la salud, tales como quemaduras cutáneas o síndrome de irradiación aguda. Las dosis bajas de radiación ionizante pueden aumentar el riesgo de efectos a largo plazo, tales como el cáncer.


Afortunadamente el artefacto fue abandonado en un parque a las pocas horas de ser sustraído y, de acuerdo a las autoridades Ministerio de Energía
y Recursos Naturales No Renovables se encuentra en perfecto estado, por lo que no existe peligro alguno con la fuente radiactiva.


A más del gran susto que vivió la ciudad capital, quedan sueltas en el ambiente varias interrogantes relacionadas con la seguridad que poseen este tipo de artefactos, considerados de alto riesgos.  De qué se valieron los delincuentes para llegar hasta el mismo, seguramente sin saber de lo que se trataba y al riesgo que se exponían y al que exponían a toda la población.  


Las autoridades de la Universidad, así como los entes de control, deben reforzar los protocolos de seguridad para garantizar la tranquilidad de la ciudadanía, ya que no es posible que artefactos radiactivos no cuenten con una vigilancia permanente por parte de los organismos o entidades que los utilizan, más aún si se trata de una casa de estudios. (O)

Un artefacto con fuente radiactiva fue sustraído y abandonado en un parque, algo que debe ser investigado por las autoridades.