Un referente en compras públicas

Las contrataciones “a dedo”, a veces con sobreprecio y sin control, le significaban al Estado enormes cantidades de dinero desperdiciado. La figura tenía el nombre de régimen especial y por lo general favorecía a la corrupción. Eliminada esa modalidad ya es posible cuantificar cuánto ha ahorrado el Estado. Fueron USD 450 millones en 2018, de acuerdo con la información entregada por el presidente Lenín Moreno durante el evento denominado ‘Ecuador, referente en contratación pública. Tecnología, innovación y transparencia’, que se desarrolló con la presencia de representantes del BID, OEA y la Red Interamericana de Compras Gubernamentales.
El Gobierno se había planteado una meta de ahorro que fue ampliamente superada gracias a una gestión del Sercop (Servicio Nacional de Contratación Pública). Según la estadística sobre participación de la contratación pública, en los años 2012 y 2013 se registra el mayor volumen de compras, con USD 9.887 millones y 10.842 millones, respectivamente. En 2018 el registro fue de USD 7.000 millones. Lo que también ha ocurrido es que el Sercop ha incrementado su cartera de proveedores para alcanzar más competencia, como por ejemplo el mantenimiento de carreteras, insumos para hospitales, construcción, compra de medicinas, etc. En el período analizado se tomó en cuenta la mejor oferta, algo que marca la diferencia porque no se benefician los proveedores de siempre.
Moreno destacó la cantidad de denuncias (480) que se registraron por irregularidades en los procesos de compras públicas. Esa mala práctica impidió que miles de familias accedan al sustento diario. Ahora, dijo el Jefe de Estado, el Sercop lleva a conseguir procesos más efectivos, con mayor control y con la eliminación de los proveedores únicos. (O)
Según datos del Gobierno, en 2018 el Estado ahorró USD 450 millones con la eliminación del régimen especial.

Un referente en compras públicas

Las contrataciones “a dedo”, a veces con sobreprecio y sin control, le significaban al Estado enormes cantidades de dinero desperdiciado. La figura tenía el nombre de régimen especial y por lo general favorecía a la corrupción. Eliminada esa modalidad ya es posible cuantificar cuánto ha ahorrado el Estado. Fueron USD 450 millones en 2018, de acuerdo con la información entregada por el presidente Lenín Moreno durante el evento denominado ‘Ecuador, referente en contratación pública. Tecnología, innovación y transparencia’, que se desarrolló con la presencia de representantes del BID, OEA y la Red Interamericana de Compras Gubernamentales.
El Gobierno se había planteado una meta de ahorro que fue ampliamente superada gracias a una gestión del Sercop (Servicio Nacional de Contratación Pública). Según la estadística sobre participación de la contratación pública, en los años 2012 y 2013 se registra el mayor volumen de compras, con USD 9.887 millones y 10.842 millones, respectivamente. En 2018 el registro fue de USD 7.000 millones. Lo que también ha ocurrido es que el Sercop ha incrementado su cartera de proveedores para alcanzar más competencia, como por ejemplo el mantenimiento de carreteras, insumos para hospitales, construcción, compra de medicinas, etc. En el período analizado se tomó en cuenta la mejor oferta, algo que marca la diferencia porque no se benefician los proveedores de siempre.
Moreno destacó la cantidad de denuncias (480) que se registraron por irregularidades en los procesos de compras públicas. Esa mala práctica impidió que miles de familias accedan al sustento diario. Ahora, dijo el Jefe de Estado, el Sercop lleva a conseguir procesos más efectivos, con mayor control y con la eliminación de los proveedores únicos. (O)
Según datos del Gobierno, en 2018 el Estado ahorró USD 450 millones con la eliminación del régimen especial.