Tala preventiva en las orillas

La temporada invernal llegó con fuerza a la zona austral del país. Las semanas anteriores las lluvias provocaron una serie de deslizamientos y bloqueos en algunas de las principales vías que conectan a Cuenca con el resto del país: se reportaron cierres ocasionados por caída de rocas y tierra en las vías Cuenca-Molleturo-El Empalme, en la vía Cuenca-Girón-Pasaje y en algunas vías de Cañar que sirven de conexión con la Sierra Centro y Norte del país.
En ese mismo contexto, las lluvias han empezado a ocasionar dificultades en la ciudad. Ayer se registraron inconvenientes en la avenida Primero de Mayo a causa de la caída de un árbol de gran tamaño sobre la vía. El incidente ocurrió justo después de que la Empresa Municipal de Aseo de Cuenca, EMAC, iniciara un proceso de tala preventiva de árboles en mal estado en las orillas de los ríos y que podrían caer ocasionando dificultades, en su mayoría árboles de eucalipto, que además erosionan el terreno por la cantidad de agua que consumen.
Con la caída de ese árbol ayer se dejó en evidencia la importancia de esa tala preventiva, pues se trata principalmente de especies en mal estado y que están en riesgo de caer. Además se debe considerar que los eucaliptos no son especies nativas, por lo que la tarea de la EMAC contempla no solo la tala, sino la reforestación de las orillas con especies nativas idóneas para esos espacios.
El año pasado esa empresa municipal taló 5.000 árboles de las orillas de los ríos y en su lugar sembró 13.000 especies nativas, que no solo cumplen su rol de protección de las orillas, o los procesos naturales de las plantas en la purificación del aire, sino que estéticamente son más atractivas y permiten potenciar la belleza de esos espacios naturales característicos de nuestra ciudad. (O)
El año pasado la EMAC taló unos 5.000 árboles en mal estado en las orillas de los ríos y sembró en su lugar 13.000 plantas nativas.

Tala preventiva en las orillas

La temporada invernal llegó con fuerza a la zona austral del país. Las semanas anteriores las lluvias provocaron una serie de deslizamientos y bloqueos en algunas de las principales vías que conectan a Cuenca con el resto del país: se reportaron cierres ocasionados por caída de rocas y tierra en las vías Cuenca-Molleturo-El Empalme, en la vía Cuenca-Girón-Pasaje y en algunas vías de Cañar que sirven de conexión con la Sierra Centro y Norte del país.
En ese mismo contexto, las lluvias han empezado a ocasionar dificultades en la ciudad. Ayer se registraron inconvenientes en la avenida Primero de Mayo a causa de la caída de un árbol de gran tamaño sobre la vía. El incidente ocurrió justo después de que la Empresa Municipal de Aseo de Cuenca, EMAC, iniciara un proceso de tala preventiva de árboles en mal estado en las orillas de los ríos y que podrían caer ocasionando dificultades, en su mayoría árboles de eucalipto, que además erosionan el terreno por la cantidad de agua que consumen.
Con la caída de ese árbol ayer se dejó en evidencia la importancia de esa tala preventiva, pues se trata principalmente de especies en mal estado y que están en riesgo de caer. Además se debe considerar que los eucaliptos no son especies nativas, por lo que la tarea de la EMAC contempla no solo la tala, sino la reforestación de las orillas con especies nativas idóneas para esos espacios.
El año pasado esa empresa municipal taló 5.000 árboles de las orillas de los ríos y en su lugar sembró 13.000 especies nativas, que no solo cumplen su rol de protección de las orillas, o los procesos naturales de las plantas en la purificación del aire, sino que estéticamente son más atractivas y permiten potenciar la belleza de esos espacios naturales característicos de nuestra ciudad. (O)
El año pasado la EMAC taló unos 5.000 árboles en mal estado en las orillas de los ríos y sembró en su lugar 13.000 plantas nativas.