Reformas a la Ley de Comunicación

El presidente Lenín Moreno anunció el lunes pasado que a finales de esta semana enviará a la Asamblea Nacional un paquete de reformas a la Ley Orgánica de Comunicación. Según el Mandatario, las modificaciones planteadas son producto del proceso de diálogos que ha iniciado el Gobierno con diferentes sectores, entre ellos representantes de los medios de comunicación.
Moreno señaló en su intervención semanal que la propuesta apunta a fortalecer la libertad de expresión y que, en ese sentido, se trata de un derecho que no debe ser objeto ni de control ni de vigilancia, sino de protección por parte del Estado ecuatoriano.


Con esos antecedentes, anticipó que uno de los puntos centrales del planteamiento es la eliminación de la Superintendencia de Comunicación e Información, Supercom, pues de esos diálogos se desprendieron observaciones, cuestionamientos y planteamientos en torno al trabajo realizado por esa Superintendencia, desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Comunicación, hace ya cinco años.


Las reformas planteadas por el Ejecutivo también obedecen, dijo el Presidente, a las observaciones nacionales e internacionales que se han generado en torno a la aplicación de esta ley.
Aún no se ha conocido lo que contiene el paquete de reformas, pero se debería esperar que se trate de cambios que resulten positivos para el libre ejercicio de la comunicación y para la búsqueda y difusión de información, una norma que garantice el periodismo y que no se enfoque en sancionar y castigar. Para los excesos que se pudieran cometer en las salas de redacción, la LOC no es el único mecanismo de defensa de los ciudadanos, hay distintas leyes y códigos que resguardan derechos como el honor y la honra de las personas. (O)

Reformas a la Ley de Comunicación

El presidente Lenín Moreno anunció el lunes pasado que a finales de esta semana enviará a la Asamblea Nacional un paquete de reformas a la Ley Orgánica de Comunicación. Según el Mandatario, las modificaciones planteadas son producto del proceso de diálogos que ha iniciado el Gobierno con diferentes sectores, entre ellos representantes de los medios de comunicación.
Moreno señaló en su intervención semanal que la propuesta apunta a fortalecer la libertad de expresión y que, en ese sentido, se trata de un derecho que no debe ser objeto ni de control ni de vigilancia, sino de protección por parte del Estado ecuatoriano.


Con esos antecedentes, anticipó que uno de los puntos centrales del planteamiento es la eliminación de la Superintendencia de Comunicación e Información, Supercom, pues de esos diálogos se desprendieron observaciones, cuestionamientos y planteamientos en torno al trabajo realizado por esa Superintendencia, desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Comunicación, hace ya cinco años.


Las reformas planteadas por el Ejecutivo también obedecen, dijo el Presidente, a las observaciones nacionales e internacionales que se han generado en torno a la aplicación de esta ley.
Aún no se ha conocido lo que contiene el paquete de reformas, pero se debería esperar que se trate de cambios que resulten positivos para el libre ejercicio de la comunicación y para la búsqueda y difusión de información, una norma que garantice el periodismo y que no se enfoque en sancionar y castigar. Para los excesos que se pudieran cometer en las salas de redacción, la LOC no es el único mecanismo de defensa de los ciudadanos, hay distintas leyes y códigos que resguardan derechos como el honor y la honra de las personas. (O)