Reflexionar sobre la seguridad vial

La Asamblea Nacional retomó el debate sobre las reformas a la Ley de Tránsito y Seguridad Vial. El foco de la discusión es encontrar medidas para  fortalecer la cultura de tránsito y reducir los accidentes en las carreteras del país. El antecedente de este objetivo son los datos de siniestralidad de los dos últimos años. En el 2017, tras un grave accidente en el que un bus interprovincial se volcó y provocó la muerte de 14 personas y más de 30 heridos. Eso llevó a la firma de un Pacto por la Seguridad Vial, promovida por el Ministerio de Transporte, pero en el 2018 la cantidad de accidentes de tránsito y muertes en las vías se mantuvo alta, por lo que sigue existiendo una necesidad de un cambio de cultura en conductores, peatones, transportistas, ciclistas e instituciones. Algunos temas que se han tratado en el pleno son: capacitación a los transportistas, seguridad vial y la creación de una Secretaría Nacional de Seguridad Vial. Una de las propuestas del Legislativo es que ningún chofer del transporte de pasajeros y carga pueda conducir con menos de 15 puntos en su licencia, esto no gustó a los transportistas, quienes llegaron a la Asamblea para pedir que se elimine la medida de eliminación de puntos de las licencias de conducir por infracciones de tránsito. La emisión de licencias con 30 puntos, que se reducen de acuerdo con las infracciones cometidas por los conductores, está vigente  en Ecuador desde el 2008. En este tiempo hemos visto cómo choferes que han perdido todos sus puntos seguían al frente del volante, debido a la falta de compromiso de las propias empresas de transporte y a la propia irresponsabilidad de los conductores. Este es el momento indicado para medir la efectividad de las medidas aplicadas desde que está en vigencia la Ley de Tránsito, como la eliminación de puntos, un aspecto que se debe reforzar es la capacitación permanente y la prevención. La seguridad vial es una responsabilidad de todos y debido a los altos índices de mortandad en las carreteras, se requiere medidas efectivas y urgentes. (O)
La Asamblea debate reformas a la Ley de Tránsito; es un momento oportuno para corregir las medidas que no han funcionado.

Reflexionar sobre la seguridad vial

La Asamblea Nacional retomó el debate sobre las reformas a la Ley de Tránsito y Seguridad Vial. El foco de la discusión es encontrar medidas para  fortalecer la cultura de tránsito y reducir los accidentes en las carreteras del país. El antecedente de este objetivo son los datos de siniestralidad de los dos últimos años. En el 2017, tras un grave accidente en el que un bus interprovincial se volcó y provocó la muerte de 14 personas y más de 30 heridos. Eso llevó a la firma de un Pacto por la Seguridad Vial, promovida por el Ministerio de Transporte, pero en el 2018 la cantidad de accidentes de tránsito y muertes en las vías se mantuvo alta, por lo que sigue existiendo una necesidad de un cambio de cultura en conductores, peatones, transportistas, ciclistas e instituciones. Algunos temas que se han tratado en el pleno son: capacitación a los transportistas, seguridad vial y la creación de una Secretaría Nacional de Seguridad Vial. Una de las propuestas del Legislativo es que ningún chofer del transporte de pasajeros y carga pueda conducir con menos de 15 puntos en su licencia, esto no gustó a los transportistas, quienes llegaron a la Asamblea para pedir que se elimine la medida de eliminación de puntos de las licencias de conducir por infracciones de tránsito. La emisión de licencias con 30 puntos, que se reducen de acuerdo con las infracciones cometidas por los conductores, está vigente  en Ecuador desde el 2008. En este tiempo hemos visto cómo choferes que han perdido todos sus puntos seguían al frente del volante, debido a la falta de compromiso de las propias empresas de transporte y a la propia irresponsabilidad de los conductores. Este es el momento indicado para medir la efectividad de las medidas aplicadas desde que está en vigencia la Ley de Tránsito, como la eliminación de puntos, un aspecto que se debe reforzar es la capacitación permanente y la prevención. La seguridad vial es una responsabilidad de todos y debido a los altos índices de mortandad en las carreteras, se requiere medidas efectivas y urgentes. (O)
La Asamblea debate reformas a la Ley de Tránsito; es un momento oportuno para corregir las medidas que no han funcionado.