Fin a las pruebas con pasajeros

Alrededor de 25.000 personas pudieron recorrer el trazado del tranvía desde el pasado 8 de marzo, fecha en la que inicialmente se tenía previsto el inicio de la operación comercial del sistema, pero que por recomendación de Metro Tenerife, firma española que acompaña la preoperación y operación del tranvía, se aplazó para fortalecer la formación de usuarios.


El objetivo de estas pruebas con pasajeros fue que los ciudadanos se empiecen a acostumbrar y se familiaricen con el sistema de transporte urbano, de manera que cuando inicie la operación regular los problemas sean mínimos. Además, el Municipio ha señalado que, aunque terminan las pruebas con pasajeros, la formación continuará con mensajes de prevención y respeto a las señales de tránsito.


Estas pruebas arrojaron resultados que permitirán a los técnicos corregir algunos aspectos de la operación, pero también ha servido para que los ciudadanos se tomen en serio la operación del sistema, pues durante este mes se han visto escenas que retratan que la falta de cultura vial de nuestra ciudad persiste. Ciudadanos que estacionan su autos sobre las rieles, motociclistas que usan el carril del tranvía para evadir el tránsito, conductores que interrumpen las intersecciones, peatones que no utilizan los pasos cebra y que se atraviesan temerariamente a la marcha del tren, son solo algunos de los ejemplos.


El tranvía será durante unos pocos meses (hasta que entre el operación el metro de Quito) el sistema de transporte público más moderno del país y como tal es nuestro deber como ciudadanos aprovechar sus prestaciones y facilitar su circulación, pues si todo marcha con la eficiencia planificada, el tranvía contribuirá significativamente a solucionar los problemas de tránsito y movilidad de la ciudad. (O)
Unos 25.000 ciudadanos pudieron recorrer la ciudad a bordo del tranvía.
El proceso de formación continuará.

Fin a las pruebas con pasajeros

Alrededor de 25.000 personas pudieron recorrer el trazado del tranvía desde el pasado 8 de marzo, fecha en la que inicialmente se tenía previsto el inicio de la operación comercial del sistema, pero que por recomendación de Metro Tenerife, firma española que acompaña la preoperación y operación del tranvía, se aplazó para fortalecer la formación de usuarios.


El objetivo de estas pruebas con pasajeros fue que los ciudadanos se empiecen a acostumbrar y se familiaricen con el sistema de transporte urbano, de manera que cuando inicie la operación regular los problemas sean mínimos. Además, el Municipio ha señalado que, aunque terminan las pruebas con pasajeros, la formación continuará con mensajes de prevención y respeto a las señales de tránsito.


Estas pruebas arrojaron resultados que permitirán a los técnicos corregir algunos aspectos de la operación, pero también ha servido para que los ciudadanos se tomen en serio la operación del sistema, pues durante este mes se han visto escenas que retratan que la falta de cultura vial de nuestra ciudad persiste. Ciudadanos que estacionan su autos sobre las rieles, motociclistas que usan el carril del tranvía para evadir el tránsito, conductores que interrumpen las intersecciones, peatones que no utilizan los pasos cebra y que se atraviesan temerariamente a la marcha del tren, son solo algunos de los ejemplos.


El tranvía será durante unos pocos meses (hasta que entre el operación el metro de Quito) el sistema de transporte público más moderno del país y como tal es nuestro deber como ciudadanos aprovechar sus prestaciones y facilitar su circulación, pues si todo marcha con la eficiencia planificada, el tranvía contribuirá significativamente a solucionar los problemas de tránsito y movilidad de la ciudad. (O)
Unos 25.000 ciudadanos pudieron recorrer la ciudad a bordo del tranvía.
El proceso de formación continuará.