Primeras acciones de las autoridades

Las nuevas autoridades seccionales han lanzado sus primeros ganchos. En Quito, Jorge Yunda prohibió el pago de planes de celular con recursos del Municipio y dispuso que los funcionarios municipales no dispongan de vehículos para el traslado de sus viviendas al trabajo. El prefecto de Azuay, Yaku Pérez, firmó una resolución para reducirse el sueldo a la mitad, llega a la oficina en bicicleta y organizó una marcha en contra de la actividad minera.
Estas primeras acciones están impactando en la población, en las redes sociales y en los medios de comunicación. Son acciones que generan una percepción positiva de las nuevas autoridades. Pero que a la final son una antesala de su gestión, una especie de actitud que parece “romper el hielo” con los ciudadanos.
En Cuenca, la situación ha sido más bien tensa. El alcalde Pedro Palacios y el Cabildo se estrenaron con una polémica elección de vicealcalde, al no dar paso a que una mujer ocupe esa dignidad. Esta semana, hubo un nuevo revuelo en la conformación de las comisiones, que terminó rompiendo el acuerdo inicial que unió a 13 de 15 concejales cuando eligieron el vicealcalde. El alcalde no tiene mayoría en el Concejo Cantonal, pero tampoco una oposición expresa.
En medio de esos desacuerdos y los golpes de efecto que han lanzado las nuevas autoridades, están los temas que las ciudades y las provincias esperan. En el caso de Cuenca, el tranvía es el más urgente; en el caso de Azuay, la vialidad, el riego, la productividad.
A las nuevas autoridades les tomará un tiempo ponerse el tanto de todo lo que ocurre en la administración municipal, pero debe ser un tiempo prudente, para que las acciones y decisiones concretas fluyan y empecemos a ver el cambio por el que votaron los ciudadanos. (O)
Hay mucha expectativa sobre la gestión de las nuevas autoridades, cada acción que realizan es seguida con atención.

Primeras acciones de las autoridades

Las nuevas autoridades seccionales han lanzado sus primeros ganchos. En Quito, Jorge Yunda prohibió el pago de planes de celular con recursos del Municipio y dispuso que los funcionarios municipales no dispongan de vehículos para el traslado de sus viviendas al trabajo. El prefecto de Azuay, Yaku Pérez, firmó una resolución para reducirse el sueldo a la mitad, llega a la oficina en bicicleta y organizó una marcha en contra de la actividad minera.
Estas primeras acciones están impactando en la población, en las redes sociales y en los medios de comunicación. Son acciones que generan una percepción positiva de las nuevas autoridades. Pero que a la final son una antesala de su gestión, una especie de actitud que parece “romper el hielo” con los ciudadanos.
En Cuenca, la situación ha sido más bien tensa. El alcalde Pedro Palacios y el Cabildo se estrenaron con una polémica elección de vicealcalde, al no dar paso a que una mujer ocupe esa dignidad. Esta semana, hubo un nuevo revuelo en la conformación de las comisiones, que terminó rompiendo el acuerdo inicial que unió a 13 de 15 concejales cuando eligieron el vicealcalde. El alcalde no tiene mayoría en el Concejo Cantonal, pero tampoco una oposición expresa.
En medio de esos desacuerdos y los golpes de efecto que han lanzado las nuevas autoridades, están los temas que las ciudades y las provincias esperan. En el caso de Cuenca, el tranvía es el más urgente; en el caso de Azuay, la vialidad, el riego, la productividad.
A las nuevas autoridades les tomará un tiempo ponerse el tanto de todo lo que ocurre en la administración municipal, pero debe ser un tiempo prudente, para que las acciones y decisiones concretas fluyan y empecemos a ver el cambio por el que votaron los ciudadanos. (O)
Hay mucha expectativa sobre la gestión de las nuevas autoridades, cada acción que realizan es seguida con atención.