Muertes en las vías se reducen

En el  primer semestre de este año las muertes por accidentes de tránsito se han reducido en un 50 por ciento, según el reporte de la Comisión de Tránsito del Ecuador. Es un dato alentador, pues en los últimos dos años los accidentes en las carreteras del país dejaron un alto número de muertos y heridos.


A raíz de accidentes como el que ocurrió en la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme el 12 de agosto del 2018 y dejó 12 fallecidos, todos hinchas del Barcelona, se implementaron acciones para disminuir la mortalidad en las vías. Si bien la accidentabilidad de los buses interprovinciales es la que más preocupa por la cantidad de fallecidos y heridos que dejan, lo que ocurren en las vías urbanas también es preocupante.


En Cuenca se han implementado iniciativas de las instituciones competentes: la Empresa Municipal de Movilidad, EMOV; la Comisión de Tránsito del Ecuador, CTE; la primera con campañas que buscan concienciar a los conductores y a los peatones y la segunda con implementación de operativos con radares, controles del uso del cinturón de seguridad, entre otras.


De los buenos resultados se debe aprender. Es necesario identificar las medidas aplicadas que mejores resultados han dado con el fin de reforzar las políticas de seguridad vial y replicarlas en otros lugares, así como mantener las cifras de accidentabilidad y mortalidad por esta causa a la baja.


A las autoridades de la Comisión de Tránsito les preocupa todavía la cantidad de percances que se registran en seis puntos críticos de las vías de su competencia, principalmente en la vía Cuenca-Azogues. Sin duda, aún queda mucho por hacer, los ciudadanos también deben poner de su parte. (O)

Es necesario analizar las políticas que han dado resultado en esta materia para replicarlas y mantener los datos a la baja.

Muertes en las vías se reducen

En el  primer semestre de este año las muertes por accidentes de tránsito se han reducido en un 50 por ciento, según el reporte de la Comisión de Tránsito del Ecuador. Es un dato alentador, pues en los últimos dos años los accidentes en las carreteras del país dejaron un alto número de muertos y heridos.


A raíz de accidentes como el que ocurrió en la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme el 12 de agosto del 2018 y dejó 12 fallecidos, todos hinchas del Barcelona, se implementaron acciones para disminuir la mortalidad en las vías. Si bien la accidentabilidad de los buses interprovinciales es la que más preocupa por la cantidad de fallecidos y heridos que dejan, lo que ocurren en las vías urbanas también es preocupante.


En Cuenca se han implementado iniciativas de las instituciones competentes: la Empresa Municipal de Movilidad, EMOV; la Comisión de Tránsito del Ecuador, CTE; la primera con campañas que buscan concienciar a los conductores y a los peatones y la segunda con implementación de operativos con radares, controles del uso del cinturón de seguridad, entre otras.


De los buenos resultados se debe aprender. Es necesario identificar las medidas aplicadas que mejores resultados han dado con el fin de reforzar las políticas de seguridad vial y replicarlas en otros lugares, así como mantener las cifras de accidentabilidad y mortalidad por esta causa a la baja.


A las autoridades de la Comisión de Tránsito les preocupa todavía la cantidad de percances que se registran en seis puntos críticos de las vías de su competencia, principalmente en la vía Cuenca-Azogues. Sin duda, aún queda mucho por hacer, los ciudadanos también deben poner de su parte. (O)

Es necesario analizar las políticas que han dado resultado en esta materia para replicarlas y mantener los datos a la baja.