Lucha contra la corrupción

El presidente Lenín Moreno anunció este miércoles dos acciones concretas en la prometida lucha contra la corrupción: la primera, el veto total a la Ley de Lucha contra la Corrupción aprobada por la Asamblea Nacional el pasado 14 de agosto y la presentación en su lugar del proyecto de Ley Anticorrupción y Protección del Denunciante; además, anunció el ingreso de Ecuador a la Alianza de Gobierno Abierto, una iniciativa multilateral que busca compromisos de los gobiernos para promover el gobierno abierto, la lucha contra la corrupción y la gobernanza.
Ayer, la secretaria jurídica de la Presidencia, Johanna Pesántez, presentó a la Asamblea Nacional el nuevo proyecto de Ley con siete objetivos. A decir de la funcionaria, la nueva norma es más ágil en términos procesales y permitirá una lucha efectiva contra los corruptos.
Los puntos principales del nuevo proyecto fueron abordados en cadena nacional por el presidente Moreno, quien aseguró que la norma permitirá incautar los bienes; facilitar la recuperación del dinero y agilizar los procesos de repetición. El proyecto también contempla dar recompensas a quienes brinden información certera que permita identificar actos de corrupción; perdonar por una sola vez a quienes incurrieron en sobornos a cambio de denunciar a quienes aceptaron esos dineros; proteger a los denunciantes de cualquier retaliación y acoso; y, finalmente, un plazo de 90 días a partir de la aprobación de la norma, para que quienes tengan bienes que no les pertenezcan puedan informar sobre sus verdaderos propietarios.
Ahora es el turno de la Asamblea Nacional de agilizar los debates y permitir que la lucha contra la corrupción tenga su respectivo respaldo legal, pues los corruptos son muy hábiles para escabullirse y poner su dinero sucio fuera de vista y de la fiscalización. (O)
El Gobierno presentó ayer el proyecto de Ley Anticorrupción y Protección del Denunciante, para su debate en la Asamblea Nacional.

Lucha contra la corrupción

El presidente Lenín Moreno anunció este miércoles dos acciones concretas en la prometida lucha contra la corrupción: la primera, el veto total a la Ley de Lucha contra la Corrupción aprobada por la Asamblea Nacional el pasado 14 de agosto y la presentación en su lugar del proyecto de Ley Anticorrupción y Protección del Denunciante; además, anunció el ingreso de Ecuador a la Alianza de Gobierno Abierto, una iniciativa multilateral que busca compromisos de los gobiernos para promover el gobierno abierto, la lucha contra la corrupción y la gobernanza.
Ayer, la secretaria jurídica de la Presidencia, Johanna Pesántez, presentó a la Asamblea Nacional el nuevo proyecto de Ley con siete objetivos. A decir de la funcionaria, la nueva norma es más ágil en términos procesales y permitirá una lucha efectiva contra los corruptos.
Los puntos principales del nuevo proyecto fueron abordados en cadena nacional por el presidente Moreno, quien aseguró que la norma permitirá incautar los bienes; facilitar la recuperación del dinero y agilizar los procesos de repetición. El proyecto también contempla dar recompensas a quienes brinden información certera que permita identificar actos de corrupción; perdonar por una sola vez a quienes incurrieron en sobornos a cambio de denunciar a quienes aceptaron esos dineros; proteger a los denunciantes de cualquier retaliación y acoso; y, finalmente, un plazo de 90 días a partir de la aprobación de la norma, para que quienes tengan bienes que no les pertenezcan puedan informar sobre sus verdaderos propietarios.
Ahora es el turno de la Asamblea Nacional de agilizar los debates y permitir que la lucha contra la corrupción tenga su respectivo respaldo legal, pues los corruptos son muy hábiles para escabullirse y poner su dinero sucio fuera de vista y de la fiscalización. (O)
El Gobierno presentó ayer el proyecto de Ley Anticorrupción y Protección del Denunciante, para su debate en la Asamblea Nacional.